1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Bienvenidos a la "nueva norma" de las enfermedades estacionales

A paramedic is pictured near ambulances outside St. Michael's Hospital in Toronto on Friday. A recent Ontario Health report outlined the immense pressure on the province's emergency rooms. (Evan Mitsui/CBC)

Médicos de varias provincias dan la voz de alarma por las largas esperas y la saturación de los hospitales ante el aumento de las enfermedades respiratorias y la sobrecarga de trabajo del personal médico.

Foto:  (Evan Mitsui/CBC)

RCI

Otro otoño ajetreado en los hospitales canadienses, con cierres de servicios de emergencias, largas esperas y escasez de personal en los titulares de los medios de comunicación.

Y mientras los equipos sanitarios siguen peligrosamente desbordados, también están lidiando con la presión de lo que algunos médicos denominan una "nueva norma" para las enfermedades estacionales: una serie de infecciones virales y bacterianas que vuelven a estar en circulación, entre las que la COVID-19 sigue siendo la principal.

"Este es probablemente el primer año desde que empezó el COVID en el que vemos la escalada de casos prevista que veíamos antes de enfrentarnos a una pandemia", advirtió la doctora Laurie Plotnick, directora médica del servicio de urgencias del Hospital Infantil de Montreal, donde la tasa media de ocupación se acercó al 160% durante gran parte de noviembre.

Dos centros pediátricos de Montreal realizaron una conferencia de prensa conjunta el miércoles para informar sobre los retos que se avecinan, al tiempo que instaron a las familias a acudir a las clínicas comunitarias en lugar de a los desbordados servicios de emergencia siempre que sea posible.

Los niños están acudiendo con todo tipo de dolencias, desde fiebre a bronquitis o neumonía, según las autoridades. Estos altos volúmenes suponen una presión añadida en un momento en el que los hospitales están escasos de personal en sus unidades de hospitalización, lo que deja pocas camas disponibles cuando los niños necesitan ser hospitalizados.

Falta de proveedores de atención primaria

Pero decir a las familias que eviten ir a emergencias y busquen atención en otros lugares puede ser una píldora difícil de tragar. "Muchos niños carecen de médico de familia", señaló Plotnick. 

Se trata de un problema que afecta a todo Canadá: los datos muestran que millones de canadienses no tienen un médico de cabecera, mientras que un nuevo informe del auditor general en funciones de Ontario sugiere que, en esa provincia, uno de cada cinco pacientes que acudió a la emergencia lo hizo porque carecía de médico de familia.

Mientras tanto, las emergencias de Alberta, Ontario y Quebec informan de tiempos de espera de varias horas debido a las continuas presiones.

Con este telón de fondo, los datos federales muestran que la temporada de virus respiratorios en el país está muy avanzada, lo que echa más leña al fuego.

La actividad del virus respiratorio sincitial (VRS) está aumentando, por encima de los niveles esperados, y los casos de gripe también están en ascenso.

La COVID-19, por su parte, sigue circulando ampliamente.

Del 21 al 28 de noviembre aumentó el número de pacientes hospitalizados por COVID-19, según muestran las últimas cifras nacionales. El cuadro de virus respiratorios de Salud Pública de Ontario muestra actualmente un 20% de positividad en las pruebas de COVID, muy por encima de cualquier otra amenaza vírica.

"Encima de una línea de base ya elevada, ahora estamos viendo todas las enfermedades respiratorias habituales del otoño, además de COVID, que no existió hasta hace hace cuatro años", dijo a CBC News la doctora Lisa Salamon, médico de emergencias en Toronto.

"Eso está empeorando aún más una situación que siempre es compleja en otoño. Creo que tenemos que acostumbrarnos a esta nueva norma".

Reaparece la neumonía

Numerosos países también han informado de un repunte inusual del micoplasma pneumoniae, causante de una infección bacteriana conocida como "neumonía andante o deambulante", que suele ser una forma más leve de la enfermedad.

Partes de Estados Unidos, China, Dinamarca y otros países europeos han notificado niveles más altos de infecciones por neumonía, mientras que las autoridades sanitarias surcoreanas han anunciado que las hospitalizaciones por esta enfermedad se han duplicado en el último mes, sobre todo entre los niños. 

"¿Podría estar ocurriendo en Canadá? La respuesta es casi seguro", aseguró el doctor Donald Vinh, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad McGill. 

"No hay nada especial en nuestras fronteras, eso es seguro, pero es difícil saberlo porque se necesita un programa de vigilancia activa para saber qué está pasando. Y si no hay un programa de vigilancia, ni a nivel provincial ni nacional, bien podría estar en nuestro patio trasero, y no lo sabemos", advirtió.

Aunque aquí en Canadá no se está llevando a cabo un seguimiento formal, los laboratorios de salud pública estarán atentos a cualquier actividad inusual de neumonía por micoplasma, según declaró la Agencia de Salud Pública de Canadá a CBC News.

L'entrée des urgences dans un hôpital.

Algunos médicos incluso advierten a los pacientes que no acudan a las emergencias.

Foto: Radio-Canada / Raphaël Poliquin

Los expertos médicos afirman que esta bacteria suele aparecer cada pocos años, y que esta temporada podría ser peor de lo habitual debido a la falta de exposición a este patógeno durante la pandemia, al igual que ocurrió con el VRS el año pasado, tras el levantamiento de las restricciones relacionadas con el COVID.

"La inmunidad al micoplasma puede haber disminuido, porque muchas personas pueden no haber estado expuestas a él durante épocas de distanciamiento social", explicó el doctor.. Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria. 

"Y ahora, la gente vuelve a interactuar con normalidad, por lo que vemos que el micoplasma reaparece. Y eso es una especie de sinergia con los ciclos naturales que también tiene esta bacteria".

Cuatro vacunas clave están disponibles para las personas mayores este otoño, incluyendo una vacuna actualizada contra la COVID-19 y la primera vacuna de Canadá contra el VRS.

Se necesitan soluciones

Aunque es evidente que un conjunto de enfermedades infecciosas está ejerciendo presión sobre los hospitales, Salamon aseveró que los médicos tienen la esperanza de que las distintas enfermedades estacionales se disparen en momentos diferentes. Según Salamon, parece que la COVID va a repuntar este otoño, mientras que la gripe no acaba de despegar.

Pero esta teoría tiene su lado negativo: la posibilidad de otra larga y prolongada temporada de virus respiratorios que sobrecargue el sistema sanitario durante meses.

No existe una solución rápida, pero Salamon indicó que es necesario que los responsables políticos y los funcionarios públicos aporten soluciones a nivel de sistema para evitar muertes y aliviar la saturación, tanto este año como en los venideros.

Adalja afirmó que la situación actual no es sorprendente, dado que las infecciones respiratorias siempre han sido un reto en invierno, y ahora la COVID se ha sumado firmemente a esa mezcla.

"Esta va a ser la nueva norma en el futuro, que vamos a tener este nivel de infección", concluyó Adalja.

Fuente: CBC News | Lauren Pelley

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares