1. Página de inicio
  2. Salud

La melatonina, habitualmente administrada a niños, no es una solución mágica

While pediatricians say it's tempting for parents hoping for 'a magic pill to make their child fall asleep' by giving them melatonin, the situation is a lot more complex and could even be causing side effects like bad dreams and aggression. (Shutterstock/Natalia Belay)

Aunque los pediatras dicen que es tentador para los padres que esperan "una píldora mágica para que su hijo se duerma" dándole melatonina, la situación es mucho más compleja y podría incluso estar causando efectos secundarios como malos sueños y agresividad.

Foto: (Shutterstock/Natalia Belay)

RCI

Según una nueva investigación, cada vez es más frecuente que los niños y adolescentes estadounidenses tomen suplementos de melatonina para conciliar el sueño, una tendencia que algunos pediatras canadienses observan con cautela.

Los investigadores que están detrás de una carta de la Universidad de Colorado Boulder, publicada en la edición de noviembre de la revista JAMA Pediatrics, dicen que quieren concienciar a padres y médicos y hacer sonar la alarma para la comunidad científica sobre esta tendencia.

Los autores del estudio descubrieron que casi uno de cada cinco niños en edad escolar menores de 14 años toma melatonina, según una encuesta realizada a 993 familias.

Las formas y los preparados de melatonina son más adecuados para los niños (por ejemplo, las gominolas), lo que puede influir en el aumento de su consumo, según escribió la autora principal, Lauren Hartstein, becaria posdoctoral del laboratorio de sueño y desarrollo de la universidad, junto con sus coautores.

Además, los padres informan a menudo que administran melatonina durante más de 12 meses, pero faltan estudios sobre su seguridad a largo plazo en niños y adolescentes.

En el Hospital SickKids de Toronto, Reshma Amin, médico especialista en medicina del sueño, afirma que cada vez se utiliza más la melatonina en niños, desde preescolares hasta adolescentes.

"No es sólo un medicamento benigno", dijo Amin en una entrevista. "Cuando los pacientes vienen a vernos... [están] desesperados. Están cansados. Están frustrados y sólo quieren que su hijo duerma para poder dormir bien ellos también. Lo que esperan es una píldora mágica que haga que su hijo se duerma".

Pero los expertos advierten que no es una píldora mágica.

El uso de la melatonina como ayuda para dormir ha aumentado considerablemente en las dos últimas décadas, pero los expertos reiteran que no es una panacea y que tomar demasiada puede causar problemas de salud.

La melatonina es una hormona que el cuerpo produce en la glándula pineal.

Amin explica que a partir de los tres meses, cuando está oscuro, se libera mucha melatonina para producir sueño. Cuando hay mucha luz se libera menos.

Este equilibrio entre la liberación de melatonina cuando hay oscuridad y cuando hay luz es lo que realmente ayuda a controlar lo que se denomina ritmo circadiano, que es nuestro ciclo de sueño-vigilia.

A pesar de que se sabe que la melatonina regula el ritmo circadiano, Amin dice que la gente la toma como suplemento por su efecto hipnótico, que es lo que menos conocen los científicos.

Una de las preocupaciones de Amin es que el ministerio de Salud de Canadá sólo regula el uso de la melatonina para tratar los trastornos del sueño en adultos, lo que significa que su uso en niños y adolescentes queda fuera de la etiqueta y a discreción del médico.

Como tampoco está regulada de la misma forma que un producto con receta o de venta libre, cualquiera puede comprarla en una farmacia.

"Aunque en el envase ponga tres miligramos de melatonina, sabemos, incluso por un estudio canadiense realizado hace unos años, que la dosis varía mucho", explica.

Elle dort et tient son ours sous son bras.

Los expertos advierten que considerar las dosis administradas son importantes, pues también puede tener efectos secundarios muy negativo como pesadillas y agresividad.

Foto: getty images/istockphoto / evgenyatamanenko

No funciona justo antes de acostarse

Wendy Hall, profesora emérita de la escuela de enfermería de la Universidad de Columbia Británica, trata y estudia los problemas de conducta del sueño ayudando a los padres.

Hall explica que segregamos melatonina unas dos horas antes de acostarnos.

Si se administra melatonina a un niño justo antes de acostarse, no se está imitando lo que la hormona haría normalmente en el organismo.

"Sé que no es realista decir a la gente que la deseche, porque mucha gente la utiliza y confía en ella", afirma Hall.

Hall también aconseja prestar mucha atención a la dosis. Si toman demasiada, también puede tener efectos secundarios muy negativos.

Los efectos secundarios incluyen pesadillas y agresividad.

"Hay que tomar la dosis más baja posible que sea eficaz. Guárdala bajo llave. No dejes que los niños tengan acceso a ella a menos que se la estés dando tú", recomienda la experta.

En Estados Unidos los médicos observaron que las ingestas pediátricas de melatonina aumentaron 530% en casi 10 años, pasando de 8337 en 2012 a 52563 en 2021, lo que se ha sido destacado en casos de sobredosis accidentales.

Tanto Amin como Hall recomiendan mejores prácticas de sueño antes de recurrir a los suplementos:

  • Preparar a los niños para el sueño relajándolos sin pantallas y realizando una actividad tranquila antes de acostarse.
  • Mantener horarios constantes para levantarse y acostarse, tanto entre semana como los fines de semana.
  • Asegurarse de que el niño no se acuesta con hambre o no come demasiado antes de acostarse.
  • Dar al niño la oportunidad de dormir el número de horas adecuado para su edad.
  • Lleve un diario del sueño y vea qué ocurre después de introducir la melatonina, y si marca la diferencia a lo largo de seis a ocho semanas.

"Creo que a muchos padres, cuando buscan ayuda profesional para un niño con problemas de sueño, se les dice: No te preocupes, ya se les pasará o es normal que los niños no duerman bien. Y ninguna de las dos cosas es correcta"

Risa Waldman, propietaria y directora de una escuela de música para familias jóvenes en Toronto, cuenta que su familia estaba desesperada por conseguir que su hija durmiera cuando era preescolar.

"Tomamos la dosis más pequeña, como un cuarto de miligramo, sólo para ver qué pasaba", dijo Waldman sobre la melatonina. La verdad es que nos ha funcionado".

La hija de Waldman, que ahora tiene 11 años, duerme mejor.

Para los adolescentes, Amin indica que son propensos a los horarios de sueño erráticos porque pasan por una fase de sueño retrasado por quedarse hasta tarde y levantarse temprano para ir a la escuela.

"Están completamente privados de sueño", dice Amin. "Luego, los fines de semana, es como si hubieran volado de ida y vuelta a Vancouver".

"Si una familia tiene problemas, Amin aconseja hablar con el médico de familia o el pediatra, porque hay ayuda disponible".

Fuente: Amina Zafar - CBC News

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares