1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Educación

Caen puntuaciones de estudiantes canadienses en matemáticas y lectura según estudio

Isang kamay nagsusulat sa papel.

Las puntuaciones en matemáticas de los estudiantes canadienses siguen descendiendo vertiginosamente, según un nuevo estudio, pero la pandemia podría no ser la única culpable.

Foto: Radio-Canada / Patrick André Perron

RCI

Las puntuaciones en matemáticas y lectura de los estudiantes canadienses siguen disminuyendo abruptamente, coincidiendo con una tendencia mundial, según un nuevo estudio.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), el primer estudio que examina el progreso académico de los alumnos de 15 años en docenas de países, hace una sombría valoración del estado de la educación en el mundo.

Publicado el martes, el estudio concluye que la puntuación media internacional en matemáticas cayó el equivalente a 15 puntos en comparación con las puntuaciones de 2018, mientras que las puntuaciones en lectura cayeron 10 puntos.

En el informe se destaca que los puntajes generales de matemáticas de Canadá disminuyeron 15 puntos entre 2018 y 2022. Según PISA, que define una caída de 20 puntos como la pérdida de un año completo de aprendizaje, la caída equivale a perder tres cuartas partes de un año de aprendizaje.

Durante ese mismo periodo, las puntuaciones en lectura de los alumnos canadienses cayeron 13 puntos y en ciencias, tres.

Sólo 12% de los alumnos canadienses obtuvieron un alto rendimiento en matemáticas, con una puntuación de nivel 5 o 6. Esta cifra es inferior a la de algunos de los principales países asiáticos: en Singapur, el 41% de los alumnos alcanzó el máximo nivel; en Hong Kong, el 27%; y en Japón y Corea, el 23%.

Louis Volante, profesor de gobernabilidad de la educación en la Universidad Brock de St. Catherines (Ontario), cree que la pandemia tuvo un efecto más negativo en el aprendizaje de las matemáticas que en el de la lectura y las ciencias.

"Creo que la capacidad de lectura, por ejemplo, aún puede desarrollarse fuera de una clase presencial tradicional", declaró Volante a CBC News.

"Pero creo que tener a un alumno en un aula con un profesor que recibe ese apoyo, ya sea individualmente o en pequeños grupos, tendrá un impacto más beneficioso en términos de resultados".

Volante añadió que los resultados de PISA en Canadá pueden no ser indicativos de todo el país, ya que algunas provincias -sobre todo Alberta, Columbia Británica, Ontario y Quebec- suelen obtener puntuaciones superiores a la media nacional.

Algunas provincias bajan más que otras

Anna Stokke, profesora de matemáticas de la Universidad de Winnipeg, señaló que los resultados en matemáticas han tendido en la dirección equivocada desde 2003, y que algunas provincias han descendido más que otras.

Según el estudio, las provincias con la mayor caída en las calificaciones de matemáticas -desde 2018- son Terranova y Labrador, con 29; Nueva Escocia, con 24; Nuevo Brunswick, con 23; y Manitoba, con 22. Mientras tanto, la puntuación de Alberta solo bajó 7 y la de Columbia Británica solo 8.

"Creo que parte del problema es la filosofía de cómo enseñar matemáticas," declaró Stokke a CBC News.

"En primer lugar, no dedicamos suficiente tiempo a las matemáticas en las escuelas. En segundo lugar, en muchos casos los niños no reciben una buena enseñanza. No reciben una enseñanza explícita. No practican lo suficiente. Y eso tiene que cambiar", advirtió.

El efecto de la pandemia no es tan directo, según un estudio

Los nuevos resultados apuntan a un descenso sin precedentes del rendimiento, según el informe PISA. Estos plantean preocupaciones sobre países como Alemania, Islandia y los Países Bajos, que registraron caídas de 25 puntos o más en las calificaciones de matemáticas.

En todos los países participantes, la puntuación promedio en matemáticas cayó unos 15 puntos desde las pruebas de 2018. Las puntuaciones en lectura cayeron 10 puntos. Ninguna de las dos materias había experimentado un cambio de más de cinco puntos anteriormente. En ciencia, sin embargo, las puntuaciones cambiaron poco desde 2018.

No hay duda de que los cambios generados por la pandemia fueron un factor importante en los retrocesos globales. Pero la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha advertido que no se debe culpar de todo al COVID-19. Las puntuaciones en ciencias y lectura estaban cayendo antes de la pandemia, indicó, y algunos países ya tenían una tendencia a la baja en matemáticas, como Bélgica, Finlandia, Canadá y Francia.

La ansiedad de los exámenes

Algunos estudiantes de secundaria se preparan con ansiedad para realizar exámenes por primera vez, ya que muchas escuelas suspendieron las pruebas durante el punto más cumbre de la pandemia. Esto está reavivando el debate entre los educadores sobre si los exámenes son realmente la mejor forma de calificar a los estudiantes.

También revela que la relación entre el cierre de escuelas y los reveses académicos no fue tan directa.

Una encuesta realizada entre los estudiantes reveló que cerca de la mitad se enfrentaron a cierres de más de tres meses, pero no siempre hubo peores resultados. Según el informe, no había una diferencia clara en las tendencias de rendimiento entre los países con cierres limitados, como Islandia y Suecia, y aquellos con cierres más prolongados, como Brasil e Irlanda.

Según el informe, muchos otros factores influyeron en el aprendizaje durante este periodo, como la calidad de la enseñanza a distancia y los niveles de apoyo concedidos a los alumnos con dificultades.

Un adolescent dans une salle de classe.

Pese a los descensos en todas las materias, Canadá obtuvo buenos resultados en comparación con los demás países del informe: noveno en matemáticas, sexto en lectura y séptimo en ciencias.

Foto: Getty Images

Canadá sigue entre los 10 primeros

Singapur, considerado durante mucho tiempo como una potencia educativa, obtuvo las puntuaciones más altas en todas las asignaturas. Otros países asiáticos, como Japón y China, le acompañan en los primeros puestos.

A pesar de los descensos en todas las materias, Canadá obtuvo buenos resultados en comparación con los demás países del informe: noveno en matemáticas, sexto en lectura y séptimo en ciencias.

Albania registró el mayor descenso en matemáticas, con una asombrosa disminución de 69 puntos, seguida de Jordania, con 39 puntos, e Islandia, con 36. La caída de Islandia la situó por debajo de la media de Estados Unidos y de los países de la OCDE. Noruega cayó 33 puntos, situándose en el promedio mundial.

La mayoría de los países que mejoraron en matemáticas tuvieron niveles de rendimiento relativamente bajos, como Arabia Saudita, la República Dominicana y Camboya.

La última prueba, que suele realizarse cada tres años, se retrasó un año debido a la pandemia. Debió realizarse finalmente en 2022 con la participación de una muestra de jóvenes de 15 años, de 37 países miembros de la OCDE, además de otros 44 países asociados. La OCDE lleva realizando esta prueba desde el año 2000.

En 2022 participaron 81 países y de Canadá presentaron la prueba 23 000 estudiantes de secundaria.

A lo largo de los años, este examen ha contribuido a impulsar decisiones políticas y cambios curriculares en muchas jurisdicciones, pero también ha puesto de manifiesto la inacción del gobierno.

Volante confía en que los resultados impulsen a las autoridades a mejorar la experiencia educativa en general, en lugar de centrarse en los temas específicos que se destacan en el estudio.

"Creo que con estos resultados existe el peligro de que los gobiernos de las distintas provincias reduzcan el plan de estudios, se centren específicamente en las matemáticas y excluyan otras asignaturas", afirmó.

"Simplemente hay estudiantes que vienen a la escuela y sus puntos fuertes están fuera de esos ámbitos evaluados. Tenemos que crear un entorno en el que también se reconozcan esos puntos fuertes", concluyó el experto.

Fuente: CBC News | Con información de Steph Skenderis, Karen Pauls, Furkan Khan y The Associated Press

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares