1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Medios de comunicación

CBC/Radio-Canadá recortará 600 puestos de trabajo y suprimirá 200 vacantes

Une personne marche dans l'agora de la nouvelle Maison de Radio-Canada.

CBC/Radio-Canada anunció el lunes cientos de despidos.

Foto: Radio-Canada / Ivanoh Demers

RCI

La Canadian Broadcasting Corporation CBC/Radio Canadá anunció el lunes que planea recortar alrededor del 10 % de su plantilla y suprimir algunos programas para hacer frente a un posible déficit presupuestario de 125 millones de dólares.

En un comunicado de prensa, el organismo público de radiodifusión canadiense dijo que planea recortar 600 puestos sindicales y no sindicales en toda la organización. Además, se eliminarán unos 200 puestos vacantes.

CBC y Radio-Canadá recortarán cada una unos 250 puestos de trabajo, mientras que el resto de los recortes procederán del departamento de tecnología e infraestructura y de otras divisiones corporativas, dijo la corporación.

Leon Mar, portavoz de la CBC, explicó que algunos de los recortes comenzarán inmediatamente, pero que la mayoría se harán efectivos a lo largo del próximo año.

CBC/Radio-Canadá -que recibió alrededor de 1300 millones de dólares en fondos públicos en el año fiscal 2022-2023- también anunció el lunes que reducirá sus presupuestos de programación en inglés y francés para el próximo año fiscal y recortará alrededor de 40 millones de dólares de las comisiones de producción independiente y las adquisiciones de programas.

Mar dijo que eso significará menos series de televisión nuevas y menos episodios para los programas existentes.

La corporación informó a principios de este año que había comenzado a recortar 25 millones de dólares a través de medidas como la limitación de viajes, patrocinios y marketing, y el retraso de iniciativas tecnológicas.

La cadena pública argumentó que sus problemas presupuestarios son consecuencia del "aumento de los costos de producción, la disminución de los ingresos por publicidad televisiva y la feroz competencia de los gigantes digitales".

CBC/Radio-Canadá mbién se enfrenta a "reducciones previstas" de su financiación parlamentaria a partir del próximo ejercicio fiscal. Un fondo para ayudar a la emisora pública a compensar las pérdidas de ingresos durante la pandemia también está llegando a su fin. Ese fondo aportó a la CBC 21 millones de dólares anuales en dos años.

"Entendemos lo preocupante que es esto para las personas afectadas y para los canadienses que dependen de nuestros programas y servicios. Tendremos más detalles en los próximos meses, pero estamos haciendo todo lo posible para minimizar el impacto de estas medidas", declaró la presidenta de CBC/Radio-Canadá, Catherine Tait, en un comunicado.

"Es hora de replantearse el mandato de la CBC"

Chris Waddell, profesor emérito de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Carleton (Ottawa), afirmó que los recortes no son una sorpresa en un momento en que las organizaciones de noticias de todo el mundo están viviendo momentos de crisis.

El autor del libro The End of the CBC?(¿El fin de la CBC?) dijo que es hora de que el gobierno federal examine seriamente el papel de la radiotelevisión pública.

"Yo diría que deberían retirarse de todo menos de las noticias y la actualidad. Que abandonen los programas de entretenimiento, los infantiles y los deportivos. Hay otros que lo hacen," afirma.

"Intentan hacer todo para todos. Y en una época de disminución de los ingresos publicitarios y de competencia, ya no puedes permitirte hacer eso. Tienes que elegir áreas en las que crees que puedes ser bueno y mejor que nadie y centrarte en ellas2.

Waddell dijo que le gustaría que CBC dejara de recibir publicidad privada y permitiera a otras organizaciones hacerse con sus contenidos.

"Lo que tenemos que ver, creo, es una CBC muy diferente que no tenga publicidad, que se centre en cosas más limitadas, cuyo contenido esté a disposición de cualquiera que quiera utilizarlo gratuitamente. Porque eso sería una gran ayuda para las pequeñas organizaciones de noticias y las organizaciones de noticias locales que han perdido a sus propios reporteros", dijo.

"Y también porque la mayoría de las organizaciones de noticias canadienses se han retirado de la cobertura de noticias internacionales. La CBC sigue cubriendo la información internacional y yo diría que debería hacerlo más. Y ponerla a disposición de cualquier emisora o sitio web de Canadá", agregó.

Los despidos en CBC/Radio-Canadá son la última muestra de la crisis que vive el periodismo canadiense.

A principios de otoño, Nordstar, la empresa propietaria del Toronto Star y otros periódicos, anunció que solicitaría la protección por quiebra para la unidad -que posee más de 70 periódicos locales- y que recortaría alrededor del 60% de su plantilla total, unos 600 puestos de trabajo.

En junio, Bell Canada Enterprises Inc. anunció que suprimiría 1300 puestos de trabajo y cerraría o vendería nueve emisoras de radio.

En aquel momento, Bell -empresa matriz de CTV National News, BNN y CP24- dijo que los recortes eran una respuesta a las condiciones desfavorables de las políticas públicas.

El primer ministro Justin Trudeau pidió a la ministra de Patrimonio, Pascale St-Onge, que actualice el mandato de CBC/Radio-Canadá. En declaraciones a la prensa el lunes, St-Onge dijo que espera iniciar ese proceso "lo antes posible".

El líder conservador, Pierre Poilievre, ha propuesto con frecuencia que se deje de dar fondos a CBC.

En una reciente convención política, el grupo de Quebec del partido defendió el mantenimiento de Radio-Canadá.

Fuente: CBC News | Catharine Tunney

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares