1. Página de inicio
  2. Política
  3. Sindicalismo

Quebec: Empleados públicos del Frente Común estarán de nuevo en huelga en diciembre

Des manifestants sont massés devant l'Assemblée nationale et brandissent pancartes et banderoles.

Los trabajadores que forman parte del Frente Común celebraron cuatro jornadas de huelga en noviembre y tendrán otras siete en diciembre.

Foto: La Presse canadienne / Jacques Boissinot

RCI

En un aviso enviado el martes a sus sindicatos afiliados, el Frente Común anunció la celebración de siete nuevas jornadas de huelga, del 8 al 14 de diciembre, con la esperanza de llegar a un acuerdo para renovar los convenios colectivos antes de las vacaciones.

En el aviso enviado a sus afiliados, el Frente Común, que representa a 420 000 trabajadores del sector público afiliados, advierte que estas siete jornadas de huelga serán la última advertencia antes de una huelga general indefinida si la situación no mejora en la mesa de negociación.

Estos siete días de huelga se sumarán al paro del 6 de noviembre y a las tres jornadas de la semana pasada.

"El objetivo de esta última secuencia antes de lanzar una huelga general indefinida es llegar a un acuerdo antes de las vacaciones", señala el documento.

Mientras tanto, miles de ciudadanos y familias volverán a ver alterada su vida cotidiana o retrasada la atención y los servicios como consecuencia de la huelga.

Los sindicalistas del Frente Común, procedentes principalmente de los sectores de la sanidad, la educación y los servicios sociales, llevan casi un año negociando la renovación de sus convenios colectivos, que expiraron el 31 de marzo. El ministro de Trabajo de Quebec, Jean Boulet, nombró la semana pasada a un conciliador, a petición del Frente Común, para intentar que las partes volvieran a la mesa de negociación.

La FIQ también tiene previsto añadir jornadas de huelga

La organización sindical FIQ (Federación interprofesional de la Salud de Quebec) también tiene previsto anunciar el miércoles nuevas jornadas de huelga, según nuestras fuentes. Al igual que el Frente Común, la FIQ debe avisar al Gobierno con siete días de antelación antes de volver a la huelga.

Los 80 000 trabajadores afiliados a la FIQ, que también negocian la renovación de sus contratos de trabajo, estuvieron en huelga los días 8 y 9 de noviembre.

Por el momento, sin embargo, no se plantea optar por un paro indefinido, como hicieron los 66 000 afiliados a la Federación autónoma de la enseñanza, cuyos afiliados están en huelga general desde el pasado jueves.

Los salarios y la organización del trabajo, sobre todo en educación y sanidad, son los principales puntos de desacuerdo entre el gobierno y los sindicalistas.

La presidenta del Consejo del Tesoro, Sonia LeBel, que dirige las negociaciones por parte del gobierno, se mostró optimista el domingo durante la emisión del programa quebequense Tout le monde en parle.

La ministra, que dice pedir más flexibilidad a los sindicatos para resolver los graves problemas de personal que están minando el sector salud y la educación, dijo que confiaba en encontrar una salida y concluir cláusulas salariales justas y equitativas para todos los trabajadores. Señaló que los profesores, en particular, ya se habían beneficiado de aumentos de hasta el 15% en la última ronda de negociaciones.

La presidenta de la FTQ en Dubai para la COP28

El envío de una delegación de FTQ (Federación de trabajadores de Quebec) a la COP28 de Dubai, encabezada por Magali Picard, suscita interrogantes en un momento en que está en juego el destino de cientos de miles de trabajadores en Quebec.

Magali Picard y Denis Bolduc, presidenta y secretario de la federación, viajarán a Dubai con un grupo de delegados de diversos sectores preocupados por las cuestiones medioambientales para participar en el evento, que se celebrará del 30 de noviembre al 12 de diciembre. Se desconoce cuánto tiempo permanecerán allí los dirigentes de la FTQ.

En un comunicado de prensa emitido el martes, la FTQ explicó que pretende mantener su compromiso con las cuestiones medioambientales y que llevará la voz de los trabajadores a las negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

"Tenemos que seguir presionando a nuestros políticos, incluso en el extranjero, para que asuman sus responsabilidades y cumplan sus compromisos", explica Magali Picard en el documento, sin mencionar las negociaciones que tendrán lugar sin ella en Quebec.

La FTQ representa a 600.000 trabajadores de Quebec.

Fuente: Radio Canadá | Stéphane Bordeleau

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares