1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Política federal

Vencimiento de millones de hipotecas: Ottawa espera que los bancos "colaboren"

Canadian households now owe more money as a percentage of the total economy than those in most developed nations, and mortgage debt is the biggest reason why, a new report Canada Mortgage and Housing Corporation (CMHC) says. (Simon Dawson/Bloomberg)

Un informe publicado por Royal LePage sugiere que más de tres millones de canadienses se enfrentan a renovaciones de hipotecas en los próximos 18 meses.

Foto: (Simon Dawson/Bloomberg)

RCI

La ministra de Finanzas de Canadá, Chrystia Freeland, espera que los bancos sigan una nueva serie de normas y directrices destinadas a proteger a los propietarios de viviendas canadienses, millones de los cuales tienen que renegociar sus préstamos a tasas potencialmente más altas.

"Lo que más oigo ahora mismo es que la gente está preocupada por las tasas de interés, sobre todo quienes tienen hipotecas y están preocupados por su renovación", dijo Freeland en una entrevista transmitida el domingo en el programa Rosemary Barton Live.

Un informe publicado por Royal LePage sugiere que más de tres millones de canadienses se enfrentan a renovaciones de hipotecas en los próximos 18 meses. A muchos les espera un aumento considerable de las mensualidades.

Eso está causando ansiedad entre los propietarios de viviendas, algunos de los cuales dijeron a CBC News que esperan hacer cambios significativos en su estilo de vida para adaptarse al incremento.

Bikramdeep Singh es uno de ellos. Dijo a CBC News que espera que los pagos de su hipoteca aumenten entre 30% y 40% cuando se renueve el próximo año.

"Va a ser una cantidad importante de dinero la que voy a gastar cada mes, dijo el propietario a principios de esta semana desde Vancouver. Eso va a afectar definitivamente mi estilo de vida. Tendré que hacer ajustes".

En Surrey (Columbia Británica), Kevin Larkin se enfrenta a la renovación en enero.

"He estado haciendo números y no veo cómo voy a poder renovar y permitírmelo. Es una pena. Soy un profesional. Trabajo. Intento mantener a mi familia".

Como parte de la declaración económica de otoño publicada el martes, Freeland presentó una Carta Hipotecaria Canadiense, un conjunto no vinculante de orientaciones y expectativas que Ottawa ha establecido para los bancos en relación con las hipotecas.

Chrystia Freeland and Justin Trudeau, all smiles, walk by a row of Canadian flags.

La viceprimera ministra y ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, a la izquierda, y el primer ministro Justin Trudeau participan en una sesión fotográfica durante la Declaración Económica de Otoño en la Colina Parlamentaria.

Foto:  (Spencer Colby/The Canadian Press)

La Carta -que no tiene fuerza de ley- incluye medidas como la posibilidad de ampliar temporalmente los plazos de amortización, poner fin a una prueba de estrés al cambiar de prestamista en el momento de la renovación y renunciar a algunas comisiones.

A la pregunta de si se puede confiar en que los bancos sigan las directrices sin un mecanismo claro de aplicación, Freeland dijo que creía que los intereses del gobierno, los bancos y los canadienses estaban alineados en este asunto.

"Tengo la esperanza -pero también la convicción- de que los bancos van a trabajar con nosotros, el Gobierno, y con los canadienses para cumplir estos compromisos", reiteró.

Como millones de hipotecas van a renovarse con tasas de interés mucho más altas, las nuevas directrices pretenden ayudar a proteger a los propietarios, pero algunos dicen que las medidas no van lo suficientemente lejos.

Freeland señaló que es importante que los propietarios de viviendas canadienses conozcan las normas y sepan a qué atenerse cuando hablen con sus bancos.

"Los canadienses tienen que saberlo, por eso hago tanto hincapié en ello", enfatizó.

Las tasas en la mira

Freeland tampoco descartó medidas adicionales en el presupuesto que presentará el gobierno en la primavera de 2024.

"Vamos a vigilarlo como un halcón -como un puñado de halcones, en finanzas- y, sin duda, estamos dispuestos a hacer más si es necesario".

Freeland, que también es viceprimera ministra, dijo que su otro objetivo es una mejora general del estado de la economía, de modo que el Banco de Canadá se sienta cómodo bajando las tasas sin temor a una nueva inflación.

"Porque ése es realmente el mejor resultado para todos", dijo.

La inflación ha descendido en Canadá desde un máximo de 8,1% en junio de 2022 a 3,1% el mes pasado. 

Mientras tanto, el tipo de interés de referencia del Banco de Canadá ha subido a 5%, y el gobernador del banco, Tiff Macklem, insinuó esta semana que podría ser suficiente para frenar la subida de los precios.

路标

El Banco de Canadá ha aumentado su tasa de interés de referencia hasta llevarla a 5%.

Foto: Justin Tang/Bloomberg

Freeland subrayó la importancia de que Canadá haya sido capaz hasta ahora de superar con suavidad los desajustes ocasionados por la pandemia COVID-19 y evitar así una fuerte recesión.

Se prevé que el déficit de Canadá crezca hasta 1,4 billones de dólares en los próximos cinco años. Andrew Chang explica que, aunque la elevada deuda nacional difiere de la deuda personal, los expertos afirman que tiene un precio.

El líder conservador Pierre Poilievre criticó duramente el planteamiento del gobierno cuando se dio a conocer a principios de semana.

"Con estos 20 000 millones de nuevos y costosos gastos, esta actualización puede resumirse muy sencillamente: suben los precios, suben los alquileres, sube la deuda, suben los impuestos", se acabó el tiempo, dijo.

"Los conservadores con sentido común votarán en contra de este repugnante plan. Después de ocho años de este primer ministro, no vale lo que cuesta. Y hoy añade otros 20 000 millones a la inflación, lo que presionará las tasas de interés", agregó.

Fuente: CBC News | Christian Paas-Lang 

Adaptación: RCI | M.G. Aguzzi

Titulares