1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

[Reportaje] Iniciativas para enfrentar las sobredosis y abuso de sustancias en Canadá

Una doctora argentina y un doctor en salud pública peruano, ciudadanos canadienses residentes en Vancouver y Montreal respectivamente, trabajan paralelamente investigando y proponiendo soluciones a dos de las crisis de salud pública más importantes del país: las sobredosis y el abuso de sustancias psicoactivas o psicotrópicas.

Allen Custance, le responsable de Get Your Drugs Tested, utilise un spectromètre infrarouge pour tester un échantillon de drogue à Vancouver, en Colombie-Britannique, le 1er avril 2022.

En el 80% de las muertes por sobredosis en Canadá se puede detectar el fentanilo, principal responsable de la crisis actual.

Foto: La Presse canadienne / Jimmy Jeong

Une femme regarde la caméra et sourit légèrement.
Paloma Martínez Méndez

Cada quien en su especialidad, Eugenia Socías y Jorge Flores Aranda se dedican a investigar los orígenes y las consecuencias de la utilización abusiva de sustancias. Además, trabajan en proponer ideas y proyectos que podrían atenuar los efectos de lo que los expertos llaman “crisis de salud pública”.

Así la denomina justamente Eugenia Socías, quien en entrevista con RCI afirmó que darle el nombre que corresponde a la situación y reconocerla como una prioridad, son los primeros pasos para solucionarla.

Hoy en Canadá, diariamente mueren 20 personas por sobredosis. Es la primera causa de muerte para los hombres entre 25 y 40 años. Y la tercera en adultos en general, detrás del cáncer, de enfermedades cardiovasculares y por encima del Covid-19, que tanta atención mediática y de salud pública ha ganado
Una cita de Eugenia Socías, investigadora de la Universidad de Columbia Británica.

Para la investigadora, al ser considerada como una crisis, la respuesta de parte de los responsables de la salud pública podrá ser amplia e incluir mejoras en el acceso a servicios de salud con componentes de prevención, promoción de salud y reducción de daños.

Une femme assise sur fond bleu, regardant la caméra.

La investigadora de la Universidad de Columbia Británica, Eugenia Socías, destacó que algunos grupos de la sociedad están sobrerrepresentados en el consumo y sobredosis de opioides.

Foto: RCI / Captura de pantalla - Paloma Martínez

Los opioides y más

En el 80% de las muertes por sobredosis en Canadá se puede detectar un opioide, el fentanilo, principal responsable de la crisis actual, según Eugenia Socías, profesora del Departamento de Medicina en la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver.

Según la investigadora, en los últimos años también se ha observado una escalada de muertes en las que se detectaron otras sustancias implicadas, sobre todo estimulantes como cocaína y metanfetamina, aunque hay otras más comunes.

Un graphique avec la carte du Canada.Ampliar imagen (nueva ventana)

Número y tasa (por 100 000 personas) de muertes aparentemente relacionadas con la intoxicación por opioides por provincia o territorio, en 2023 (de enero a marzo).

Foto: Gobierno de Canadá / Captura de pantalla

Para Eugenia Socías, es frecuente concebir que las muertes por sobredosis se deben a sustancias de producción ilícita.

Sin embargo, según ella es importante entender que también están implicadas sustancias legales como el alcohol. En Columbia Británica las bebidas alcohólicas están involucradas en aproximadamente 25% de las muertes por sobredosis.

Eugenia Socías admite que en números absolutos desde 2016, las muertes por sobredosis entre Canadá (40.000) y Estados Unidos (100.000), no son comparables.

Sin embargo, las tasas de mortalidad, que se ajustan a la población, sí lo son. Sobre todo en las provincias del oeste de Canadá las tasas de mortalidad por sobredosis son muy altas, incluso a veces más elevadas que en Estados Unidos.

Estigma y vulnerabilidad

Jorge Flores Aranda también observa el impacto de las sobredosis y otros abusos de substancias psicoactivas en su ciudad de residencia, Montreal, en la provincia francófona de Quebec, en particular entre miembros de la comunidad LGBTQ+.

Muchos estudios han investigado la prevalencia del consumo de sustancias en comunidades LGBTQ+ y han observado que pueden consumir hasta 3 veces más que el resto de la población, dependiendo del tipo de sustancia. Se trata de una población que aún en el 2023 y tras el reconocimiento de derechos cívicos, sigue enfrentando mucha discriminación.
Una cita de Jorge Flores Aranda, doctor en salud pública
Un homme assis dans un bureau.

El profesor Jorge Flores Aranda estudia los casos de sobredosis y otros abusos de substancias psicoactivas en Montreal.

Foto: RCI / Paloma Martínez

El profesor explica que es común observar a grupos margninalizados o estigmatizados que para enfrentar esa discriminación consumen drogas u otras sustancias psicoactivas en exceso.

"Claro que también hay consumo por placer, como otros consumidores de droga", afirma Jorge Flores Aranda. Pero según él, el hecho de que haya un mayor consumo en el seno de esas comunidades LGBTQ+ frecuentemente provoca que haya un aumento del "consumo problemático" y "más adicciones".

Adicciones y sexualidad

Para este investigador, otro de los problemas de los servicios de atención a las adicciones es que en Canadá, como en otras partes del mundo, no se toman en cuenta factores como la diversidad sexual, la identidad de género y la orientación sexual en la oferta de servicios contra las adicciones.

Muchas personas no se sienten bien acogidas en esos servicios y no reciben los servicios adecuados. A veces también son discriminados en los programas de tratamiento de adicciones, sobre todo en los servicios en los que las personas deben quedar hospitalizadas durante algún tiempo.
Una cita de Jorge Flores Aranda, doctor en salud pública
Du Fentanyl dans la main d'un usager en janvier 2023.

La crisis de opioides está documentada desde hace tiempo en Canadá.

Foto: Radio-Canada / Ben Nelms

Flores Aranda dice también haber podido comprobar en sus investigaciones que con frecuencia en la comunidad LGTBQ, como en otras comunidades, el consumo de drogas está asociado a la sexualidad.

Aún así, en los servicios de salud sobre adicciones no se aborda el tema de la sexualidad, lo que para Flores Aranda representa "un límite" de los servicios de salud contra las adicciones.

Otras poblaciones frágiles

Según la doctora Eugenia Socias, la crisis de opioides y de sobredosis "lamentablemente han afectado a toda la sociedad". Sin embargo, en cuanto a las muertes, la mayoría (75%) corresponden a hombres  jóvenes y de mediana edad, o sea, entre 30 y 40 años, que trabajan en oficios y que consumen las drogas solos, lo cual "es un gran factor de riesgo" para muerte por sobredosis, ya que no hay nadie que los pueden asistir en el caso de tener una sobredosis.

La investigadora de la Universidad de Columbia Británica dijo que es importante destacar que algunos grupos de la sociedad están sobrerrepresentados en el consumo y sobredosis de opioides.

No tengo cifras a nivel de Canadá, pero sí de la provincia de Columbia Británica donde las personas indígenas tienen tasas de mortalidad 5 veces más altas que las de la población general y también otros grupos sobrerrepresentados en la crisis son aquellas personas que tienen alguna enfermedad mental o viven en situación de pobreza. 
Una cita de Eugenia Socías, investigadora de la Universidad de Columbia Británica

En general, las personas que están "en los márgenes de la sociedad" tienen más dificultad de acceder al sistema de salud y son las que a veces se encuentran más afectadas por la crisis, explicó la investigadora.

Une personne tend un kit de naloxone devant l'hôpital St-Paul, à Vancouver.

Una persona entrega un kit de naloxona (un medicamento que revierte rápidamente una sobredosis de opioides) frente al Hospital St Paul de Vancouver.

Foto: Radio-Canada / Ben Nelms

La historia es la misma en Quebec, particularmente en Montreal. Según Jorge Flores Aranda también hay personas que tienen algún problema de salud mental y para resolver los síntomas se automedican con el consumo de drogas.

Eso refleja también que no hay buenos servicios de salud mental porque hay mucha gente que se automedica porque no tienen acceso a servicios de salud mental. Observamos ese fenómeno mucho entre personas migrantes.
Una cita de Jorge Flores Aranda, doctor en salud pública

Según él, hay personas con estatus precario que no tienen acceso a los servicios y otros que conocen bien el "muy complejo" sistema de salud.

El experto en salud pública considera que los proyectos de "atención global e integral" a adicciones en un ambiente seguro son la solución en todo el país.

Eso significaría ofrecer tratamientos de sustitución en ambientes seguros con seguimiento médico que permitiría que algunas personas sin acceso al sistema de salud lo tengan sin tener el temor de ser discriminados, ya sea por su estatus migratorio o por otro tipo de condición, explicó el investigador.

El peruano-canadiense dio como ejemplo un programa puesto en marcha en un albergue para personas indígenas en donde se ofrece un espacio seguro de consumo de alcohol. Según Flores Aranda, un modelo así podría ser replicado para esa y otras adicciones. 

Las personas tienen una mejor calidad de vida, tienen acceso a la salud porque hay una médica y una enfermera que hacen el seguimiento, entonces tienen mejor estado de salud. Como tienen un techo y comida, también tienen mejores condiciones y van menos a la sala de urgencias que antes. Tienen menos contactos con la policía porque eran arrestados cuando estaban ebrios en las calles. En dos casos, las personas han dejado de beber, aunque el programa no tenía ese objetivo. 
Una cita de Jorge Flores Aranda, doctor en salud pública
Jeune homme accroupi après avoir pris du fentanyl

Un joven en cuclillas tras tomar fentanilo. De acuerdo con el profesor Flores Aranda, hay personas que tienen algún problema de salud mental y para atenuar los síntomas acuden al consumo de drogas.

Foto: Radio-Canada / Sylvain Richard

Para la doctora Eugenia Socías, ofrecer sustancias monitoreadas y seguras a las personas que padecen de una adicción también es una solución viable y necesaria.

Proveer opioides u otras sustancias de grado medicinal provenientes de una producción legal es una solución. La gente que está usando fentanilo puede acceder a estas y otras sustancias que sabemos cómo están producidas, sabemos la concentración y así podrían dejar de usar sustancias que no están reguladas y tal vez de esa manera se disminuya el riesgo de sobredosis.
Una cita de Eugenia Socías, investigadora de la Universidad de Columbia Británica.

Lo cierto es que tanto Jorge Flores Aranda como Eugenia Socías consideran que la comprensión del fenómeno de las adicciones, sin juicios de valor, sería un paso fundamental para encontrar soluciones colectivamente.

Des gens rassemblés pour la Journée internationale de sensibilisation aux surdoses à Vancouver, le 31 août 2022.

Algunas personas reunidas con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre las Sobredosis en Vancouver el 31 de agosto de 2022.

Foto: Radio-Canada / Ben Nelms

Información complementaria sobre sobredosis en Canadá

De enero de 2016 a marzo de 2023 se produjeron un total de 38.514 muertes aparentemente relacionadas con la intoxicación por opioides.

Desde el inicio de 2023 (de enero a marzo) se han producido un total de 1.904 muertes aparentes relacionadas con opioides. Esto representa un promedio de 21 muertes al día.

El número total de muertes aparentes relacionadas con opioides en Canadá notificadas desde principios de 2023 (de enero a marzo) fue similar (dentro del 5%) al del mismo periodo en 2022. Esta cifra se basa en datos preliminares que están sujetos a cambios a medida que se completan y registran las encuestas de mortalidad. Sin embargo, las tasas brutas siguen siendo superiores a las tasas anteriores a la pandemia.

Según la información disponible proveniente de ocho provincias y territorios, casi todas (99%) las muertes aparentemente relacionadas con estimulantes desde principios de 2023 (de enero a marzo) fueron accidentales.

Algo menos de la mitad (48%) de las muertes accidentales aparentemente relacionadas con la intoxicación por opiáceos que se han producido desde principios de 2023 (de enero a marzo) también implican el uso de un estimulante.

De las muertes accidentales aparentemente relacionadas con intoxicación por estimulantes que se han producido desde principios de 2023 (de enero a marzo), en el 79% de los casos se trataba de un opioide, en el 70% de cocaína y en el 49% de metanfetaminas.

Fuente: Gobierno de Canadá

Une femme regarde la caméra et sourit légèrement.
Paloma Martínez Méndez

Titulares