1. Página de inicio
  2. Política
  3. Inmigración

Nueva Escocia es la primera provincia canadiense que deja de encarcelar a inmigrantes

Un vehículo de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

Lo habitual era que la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá, CBSA por sus siglas en inglés, decidía la detención de un inmigrante, quien luego era transferido a una prisión provincial para su custodia.

Foto: Radio-Canada / ASFC

RCI

Este verano, Nueva Escocia se convirtió en la primera provincia canadiense en dejar de encerrar en sus prisiones provinciales a inmigrantes detenidos por motivos administrativos.

Lo habitual era que la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá, CBSA por sus siglas en inglés, decidía la detención de un inmigrante, quien luego era transferido a una prisión provincial para su custodia.

El Departamento de Justicia de Nueva Escocia confirmó que puso fin a esta práctica el 8 de agosto de 2023.

Son muy buenas noticias, dijo Julie Chamagne, directora ejecutiva de la Clínica de Refugiados de Halifax.

Una persona que está en peligro y que viene aquí buscando protección y refugio no debe ser privada de su libertad y de sus derechos humanos.
Una cita de Julie Chamagne, Clínica de Refugiados de Halifax.

Los ciudadanos extranjeros detenidos por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá en virtud de la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados no son acusados ​​de ningún delito. La gran mayoría fueron detenidos porque la Agencia temía que no acudan a los procedimientos de inmigración, como la deportación.

Ottawa no tienen un plan

Las provincias generalmente deben avisar a Ottawa con un año de antelación para retirarse de sus acuerdos en los que se ha establecido el monto que el gobierno federal debe pagarles por encarcelar a los inmigrantes detenidos.

Con el fin de los acuerdos entre la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá con varias provincias, entre ellas Alberta, Saskatchewan, Columbia Británica y Quebec, el gobierno federal todavía no tiene un plan alternativo.

Las fechas de vencimiento de los acuerdos provinciales con esta agencia son las siguientes: 8 de agosto de 2023 con Nueva Escocia, el 29 de septiembre de 2023 con la provincia de Alberta, el 30 de septiembre de 2023 con Saskatchewan, el 31 de octubre de 2023 con Columbia Británica, el 31 de diciembre de 2023 con Quebec, el 28 de febrero de 2024 con Nueva Brunswick, el 1 de abril de 2024 con Manitoba y el 15 de junio de 2024 con Ontario.

Dominic LeBlanc

El nuevo ministro federal de Seguridad Pública, responsable de la CBSA, Dominic LeBlanc.

Foto: La Presse canadienne / Darren Calabrese

Manteniendo el mismo discurso que su predecesor, Marco Mendicino, el nuevo ministro federal de Seguridad Pública, responsable de la CBSA, Dominic LeBlanc, afirmó a través de su oficina que está trabajando con las provincias para reducir aún más el uso de la detención de inmigrantes e identificar soluciones duraderas.

Sin embargo, el difusor público Radio-Canada ha sabido que la CBSA ha obtenido una prórroga de su acuerdo con Manitoba, como ya había hecho anteriormente con otras provincias.

Manitoba, que debía dejar de encarcelar a inmigrantes a partir del 1 de enero de 2024, acordó postergar esa fecha al 1 de abril de 2024, según el Ministerio de Justicia de esa provincia.

Julie Chamagne, de la Clínica de Refugiados de Halifax, dijo que estaba preocupada por la falta de un plan o un mensaje claro del gobierno federal.

Ella teme que la situación se deteriore y conduzca a un sistema aún más injusto y aleatorio en el que los agentes fronterizos podrían transferir a muchos inmigrantes detenidos a prisiones en otras partes del país, lejos de sus seres queridos, sus abogados y su comunidad.

Según ella, en los meses anteriores al fin del acuerdo con Nueva Escocia, algunos inmigrantes fueron trasladados a cárceles en la provincia vecina de Nueva Brunswick.

Julie Chamagne

Julie Chamagne considera que organizaciones comunitarias como la suya están en la mejor posición para hacerse cargo de los inmigrantes.

Foto: CBC/Robert Short

Una solución propuesta

Según Chamagne, las organizaciones comunitarias como la suya están en la mejor posición para hacerse cargo de los inmigrantes mientras se procesa su caso y ayudarles a encontrar vivienda, servicios legales y ayuda psicológica.

Hacemos un llamado al gobierno federal para que reasigne los recursos que se destinaban a los centros penitenciarios, afirmó la directora de la Clínica de Refugiados de Halifax.

Nueva Escocia recibía aproximadamente 400 dólares por día por cada inmigrante detenido, o 12.000 dólares al mes, según un informe de Human Rights Watch.

En todo el país, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá tenía encarceladas a un promedio de 8.000 personas migrantes anualmente entre 2015 y 2020. Una cuarta parte de ellas fueron enviadas a centros penitenciarios.

Aunque el número de inmigrantes detenidos se redujo a unos 3.000 en el período 2021-2022, casi una cuarta parte seguía recluida en prisiones provinciales.

El resto de detenidos se encuentran principalmente en los tres centros federales de retención de inmigrantes de Laval, Toronto y Surrey.

Fuente: RC / B. Bureau

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares