1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

República Dominicana niega que hubo acuerdo con Canadá para ayudar a Haití

Manifestante enmascarado en Haití.

Haitianos protestan por los altos precios y la escasez queman neumáticos en una calle de Puerto Príncipe el 13 de julio de 2022. En ese contexto, las pandillas han ganado el control de varios sectores en Haití.

Foto: Getty Images / AFP / RICHARD PIERRIN

RCI

Mientras la policía haitiana lucha por contener a las poderosas bandas delincuenciales armadas en ese país, el 16 de junio surgió un desacuerdo entre Ottawa y Santo Domingo y Canadá, complicando aún más un plan internacional para reforzar la fuerza policial de Haití.

Un día después de que la ministra federal de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, anunció su intención de crear una oficina canadiense para coordinar el apoyo a la policía nacional de Haití este verano en la vecina República Dominicana, su homólogo dominicano negó que existiera acuerdo alguno para establecer una oficina en su territorio.

En un mensaje publicado en las redes sociales, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, afirmó que no se había alcanzado ningún acuerdo y añadió que el gobierno dominicano ni siquiera había discutido tal plan.

En una declaración posterior a Reuters, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá anunció que seguía trabajando con 20 países y organizaciones internacionales para reforzar la policía y la seguridad haitianas, señalando las conversaciones en curso para “ponerse de acuerdo sobre una ubicación que apoye el trabajo del grupo en las proximidades geográficas de Haití.

Un embrollo diplomático

El comunicado no especifica si la sede de ese centro de coordinación del apoyo a Haití será establecido en la República Dominicana, que comparte la isla caribeña de La Española con Haití.

Las relaciones entre dominicanos y haitianos son históricamente conflictivas. Desde que la violencia de las pandillas recrudeció el año pasado en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, Santo Domingo ha reforzado la seguridad fronteriza y deportado a Haití a decenas de miles de personas que huían de la crisis.

La República Dominicana también aprobó leyes que niegan retroactivamente la ciudadanía dominicana a los niños nacidos en República Dominicana, hijos de haitianos sin documentos.

 Mélanie Joly

La ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Mélanie Joly.

Foto: La Presse canadienne / Spencer Colby

El 15 de junio la ministra Joly anunció su intención de coordinar una operación de apoyo policial desde una base en la República Dominicana y agradeció a su homólogo, Roberto Álvarez, de haberla proporcionado, según la transcripción de un funcionario del gobierno canadiense.

Desde el año pasado, el primer ministro haitiano designado, Ariel Henry, ha estado reclamando el envío de una fuerza internacional a Haití para hacer frente a las pandillas armadas.

Estos grupos controlan ahora amplias zonas del país, agudizando una crisis humanitaria que ha provocado el desplazamiento de decenas de miles de haitianos.

Estados Unidos llevaba varios meses presionando a Canadá para que dirija una fuerza multinacional de intervención en el país caribeño.

El gobierno del primer ministro Justin Trudeau rechazó consistentemente la idea de enviar soldados a ese país, afirmando en cambio que estaba a la búsqueda de una solución elaborada por y para los haitianos.

Fuente: RC / Reuters

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares