1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Canadá coordinará la ayuda internacional a Haití desde la República Dominicana

Un hombre lleva un neumático hacia las llamas.

Manifestación contra el asesinato de seis policías a manos de bandas armadas en Haití, el 26 de enero de 2023.

Foto: Getty Images / AFP / Richard Pierrin

RCI

Canadá encabezará el trabajo de coordinación de la ayuda internacional a Haití, sin poner un pie en ese devastado país.

Ottawa abrirá una oficina en la República Dominicana cuya tarea principal será responder a las necesidades de la Policía Nacional Haitiana (PNH), la única fuerza policial disponible para intentar restablecer la seguridad en el país controlado por organizaciones delincuenciales.

Estados Unidos llevaba varios meses presionando a Canadá para que dirija una fuerza multinacional de intervención en el país caribeño.

El gobierno del primer ministro Justin Trudeau rechazó consistentemente la idea de enviar soldados a ese país, afirmando en cambio que estaba a la búsqueda de una solución elaborada por y para los haitianos.

La ministra federal de Relaciones Exteriores, Mélanie Joly, llegó finalmente a este compromiso de colaborar en la búsqueda de una solución a la crisis sin tener que enviar una fuerza de intervención a Haití.

En este marco, Canadá invertirá unos 20 millones de dólares para abrir una oficina en la República Dominicana, que se convertirá en el punto de contacto entre la comunidad internacional y las autoridades haitianas.

El equipo canadiense coordinará los esfuerzos para proporcionar equipos, dinero y formación que Haití necesita urgentemente.

Ariel Henry

El primer ministro designado de Haití, Ariel Henry, lleva meses implorando a las Naciones Unidas el envío de una fuerza de intervención internacional para poner fin a la violencia en su país.

Foto: Radio-Canada

En menor medida, el gobierno canadiense también mantendrá un equipo de trabajo en Puerto Príncipe para llevar a cabo las tareas de coordinación con las autoridades haitianas.

Esta ayuda será ofrecida durante el tiempo que se considere necesario, según la oficina de la ministra Mélanie Joly.

Ex embajador de Canadá en Puerto Príncipe, Henri-Paul Normandin, considera que esta solución, aunque menos sustancial que el dirigir una fuerza multinacional, es probablemente la más eficaz a corto plazo

Esto es completamente diferente a dirigir una fuerza multinacional, lo que sería mucho más sustancial, exigente y arriesgado, explicó Henri-Paul Normandin, embajador en Haití de 2010 a 2013.

Es una forma concreta y pragmática de apoyar a Haití. Creo que apoyar a la Policía Nacional de Haití es lo esencial en este momento. Es la única fuerza en el terreno con capacidad de intervención.
Una cita de Henri-Paul Normandin, ex embajador canadiense en Haití.
Henri-Paul Normandin

Henri-Paul Normandin, embajador canadiense en Haití de 2010 a 2013.

Foto: Radio-Canada

Sin embargo, es poco probable que el compromiso canadiense satisfaga al primer ministro designado de Haití, Ariel Henry, quien lleva meses implorando a las Naciones Unidas el envío de una fuerza de intervención internacional para poner fin a la violencia que causó unas 600 muertes solamente el pasado mes de abril, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Canadá se ha negado a liderar una fuerza multinacional, así que ésta es una forma de que Canadá muestre su liderazgo.
Una cita de Henri-Paul Normandin, ex embajador canadiense en Haití.

Sin embargo, la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Mélanie Joly, no debería preocuparse por la reacción del líder haitiano. La petición del primer ministro Henry no cuenta con un apoyo unánime en Haití, por lo que hay mucha gente que quiere que la solución sea haitiana, con la filosofía de ayudar a los haitianos a resolver su problema, afirma Normandin.

Por su parte, la República Dominicana, que históricamente ha rechazado la inmigración haitiana, inclusive utilizando la violencia, también sale ganando. El país puede beneficiarse si la situación política y de seguridad mejora en el país vecino, añadió Henri-Paul Normandin.

Las tensiones en la frontera con Haití se deben a la llegada masiva de inmigrantes haitianos que viven en la ilegalidad. Por otra parte, República Dominicana ha instaurado leyes que privan del acceso a la ciudadanía a los hijos de haitianos nacidos en territorio dominicano.

Fuente: RC / V. Gamache / M. Chabot-Johnson

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares