1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Tecnologías y medios

Trudeau mantiene su intención de que Google y Meta paguen por uso de contenidos

Justin Trudeau en el Parlamento.

El primer ministro Justin Trudeau ha insistido en su intención de aprobar la Ley C-18, a pesar de las protestas de Meta y Google.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

RCI

El primer ministro Justin Trudeau no muestra ningún interés en discutir con Meta y Google la propuesta de Ley de Noticias en Línea.

El objetivo del gobierno canadiense es hacer que los gigantes tecnológicos paguen su justa parte por el contenido periodístico creado por las organizaciones informativas canadienses que esas empresas utilizan para generar utilidades.

Google dice que quiere llegar a un compromiso con el gobierno liberal sobre el proyecto de ley C-18, que obligaría a los gigantes tecnológicos a pagar a los medios de comunicación por los enlaces a contenidos periodísticos.

Trudeau afirma que las tácticas intimidatorias de Meta y Google no funcionarán con su gobierno. Según él, se trata de evitar que estos gigantes estadounidenses de la tecnología debiliten la democracia canadiense amenazando a su industria nacional de medios de comunicación.

Meta anunció la semana pasada que pondrá a prueba un bloqueo a determinadas noticias para algunos usuarios canadienses de sus plataformas de redes sociales Instagram y Facebook. Una decisión que la compañía de Zuckerberg está dispuesta a hacer permanente si el Parlamento canadiense decide aprobar la Ley C-18 a finales de este mes.

Google llevó a cabo una prueba similar a principios de año, limitando el acceso de alrededor del 4% de sus usuarios canadienses a las noticias en su motor de búsqueda.

El hecho de que estos gigantes del internet prefieran cortar el acceso de los canadienses a las noticias locales antes que pagar su justa parte que les corresponde es un verdadero problema. Ahora recurren a tácticas intimidatorias para conseguir lo que quieren. No funcionará.
Una cita de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Seguiremos garantizando que estas empresas increíblemente rentables contribuyan a fortalecer nuestra democracia, y no a debilitarla, añadió.

Pablo Rodriguez da in discurso.

Si se aprueba, el proyecto de ley C-18 contribuirá a reforzar la democracia, entre otras cosas porque creará un ecosistema informativo más justo, según el ministro de Patrimonio canadiense, Pablo Rodríguez.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

Acuerdos por negociar

En una audiencia de la comisión del Senado sobre el proyecto de Ley de Noticias en Línea, los ejecutivos de los medios de comunicación dijeron que podrían perder millones de dólares si sus contenidos acababan siendo bloqueados por Google y Meta.

El proyecto de ley de noticias en línea ya fue aprobado por los diputados en la Cámara de los Comunes y podría ser aprobado por el Senado este mismo mes.

Si el proyecto C-18 se convierte en ley, las dos empresas estarían obligadas a firmar acuerdos de indemnización con las organizaciones de noticias por los contenidos informativos que se compartan en sus sitios.

Según los senadores que estudian el proyecto de ley C-18 en la Comisión de Transportes y Comunicaciones, es probable que hasta 700 medios de comunicación de todo el país se beneficien del nuevo marco legislativo.

Sin embargo, el responsable parlamentario de Presupuestos, Yves Giroux, declaró el 7 de junio ante la comisión que la legislación no estaba bien diseñada para las pequeñas empresas de comunicación.

En su opinión, estas no disponen de los mismos recursos que los medios tradicionales, y podrían sentirse intimidadas a la hora de negociar con las poderosas empresas de Silicon Valley.

Las noticias no generan utilidades, dicen Google y Meta

Tanto Meta como Google han argumentado que las noticias no generan muchos ingresos para sus empresas. También dijeron que están considerando poner fin a las noticias locales en sus plataformas.

Según Meta, las noticias representan alrededor de un 3% de los contenidos compartidos en su plataforma de Facebook, mientras que Google argumenta que menos del 2% de las búsquedas corresponden a noticias.

Sin embargo, cada empresa ha propuesto cambios al Senado, incluida la sección del proyecto de ley que trata del arbitraje y los ajustes, ya que crearían más certidumbre sobre las empresas de medios de comunicación con las que deberían firmar acuerdos.

Por ejemplo, Google dijo que, tal como está redactado el proyecto de ley, tendría que celebrar acuerdos con emisoras comunitarias y estudiantiles, aunque no produzcan contenidos informativos y no tengan obligación de acatar un código ético.

Un portavoz de Google, Shay Purdy, declaró este 7 de junio que la empresa había propuesto soluciones razonables y pragmáticas que aumentarían la inversión de la compañía en las noticias canadienses.

Somos muy cuidadosos en torno al camino que se está tomando y estamos haciendo todo lo posible para participar de forma constructiva y evitar un resultado negativo para los canadienses, dijo Purdy.

El ministro federal de Patrimonio, Pablo Rodríguez, dijo que el proyecto de ley ya estaba equilibrado y que Meta y Google tenían su número de teléfono si querían hablar.

El proyecto de ley C-18 trata del futuro de nuestra industria de la información en nuestro país, dijo Rodríguez al Senado. Se trata de apoyar nuestra democracia, porque nuestra democracia, cualquier democracia, necesita una prensa libre, independiente y próspera.

Meta declinó hacer comentarios sobre las declaraciones del primer ministro Trudeau.

Fuente: RC / PC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares