1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Derechos y libertades

El interés de Canadá por Asia plantea interrogantes sobre los derechos humanos

El primer ministro Justin Trudeau junto con su homólogo indio Narendra Modi durante en India.

El primer ministro Justin Trudeau junto con su homólogo indio Narendra Modi durante en India.

Foto: The Canadian Press / Sean Kilpatrick

RCI

La intención de Canadá de estrechar lazos con los países del Sudeste Asiático plantea interrogantes sobre la protección de los derechos humanos en la región.

Ottawa presentó en noviembre su estrategia para la región del Indo-Pacífico, cuyo objetivo es fomentar una mayor presencia diplomática, militar y comercial canadiense en la región. Esta política también pretende contrarrestar los intentos de China de socavar los derechos humanos y las normas comerciales mundiales.

Canadá se encuentra negociando acuerdos comerciales con Indonesia, India y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. También tiene previsto poner en marcha nuevos programas de formación para impulsar las prioridades compartidas y la interoperabilidad con países como Indonesia, Singapur y Vietnam.

Ante este abanico de intenciones, el silencio de Canadá sobre las cuestiones de derechos humanos en estos países preocupa a muchos activistas.

Los derechos humanos son derechos humanos. No podemos ser hipócritas a la hora de tratar con gobiernos que no respetan los derechos humanos, afirmó Farred Khan, fundador de la organización Canadienses Unidos contra el Odio.

No debemos permanecer en silencio. Eso es lo que intentamos con China. Y mira adónde nos ha llevado.
Una cita de Farred Khan, fundador de Canadienses Unidos contra el Odio.
La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

El parlamento de Indonesia votó esta semana por unanimidad que las relaciones sexuales fuera del matrimonio sean castigadas hasta con un año de cárcel. También aprobó una ley que prohíbe insultar al presidente y a las instituciones del Estado.

Interrogada el 8 de diciembre a propósito de esas leyes, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Melanie Joly, prefirió responder en términos más generales.

Los derechos humanos serán siempre un elemento de nuestra política exterior. Siempre lo fueron y siempre lo serán. Siempre plantearemos cuestiones relacionadas con ello, dijo Joly.

Las placas tectónicas del orden mundial están cambiando. En este contexto, queremos asegurarnos de que trabajamos con una amplia coalición de Estados para defender los principios mismos de la Carta de la ONU.
Una cita de Mélanie Joly, ministra canadiense de Relaciones Exteriores de Canadá.

El Nuevo Partido Democrático sostiene que el Gobierno liberal está socavando estos principios al centrarse en las negociaciones comerciales desde que llegó al poder en 2015.

Estamos viendo cómo se da cada vez una mayor prioridad al comercio en detrimento de los derechos humanos, el desarrollo y las relaciones diplomáticas. Canadá puede convertirse en un intermediario honesto, un organizador, una potencia mediana. Debemos utilizar nuestra influencia para hacer del mundo un lugar mejor y más seguro para todos.
Una cita de Heather McPherson, crítica neodemócrata en materia de política exterior.

Los neodemócratas también denunciaron el estrechamiento de los lazos entre Canadá e India, criticando el trato que ese país da a las minorías.

En marzo, la organización Human Rights Watch acusó al gobierno de Narendra Modi de haber retrocedido significativamente en cuestiones de derechos humanos y protección constitucional.

A principios de este mes, la ministra federal de Comercio Internacional, Mary Ng, mencionó que Canadá estaba incluyendo parámetros de derechos humanos en sus acuerdos comerciales, insistiendo en la prohibición canadiense de importación de productos que sean el resultado de trabajos forzados.

Todo nuestro comercio se basa en valores que son importantes para los canadienses, declaró el 2 de diciembre.

India, la democracia más populosa del mundo, comparte nuestros valores basados en el Estado de Derecho. Por ello, nuestra relación con India se basa en estos valores compartidos.
Una cita de Mary Ng, ministra de Comercio Internacional de Canadá.

Según Mark Warner, experto en comercio internacional, es difícil saber si los compromisos en materia de derechos humanos en los acuerdos comerciales firmados por un socio de Canadá son realmente respetados.

Si queremos alejarnos de China, también deberíamos hacer lo mismo ante otros Estados autocráticos, afirmó Warner.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares