1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Niñez

Ottawa quiere un rol a largo plazo en el sistema nacional de atención a la infancia

Niños en una guardería.

El gobierno liberal presentó un plan nacional de atención a la infancia que busca reducir las tarifas de las guarderías a un promedio de 10 dólares al día para el año 2026.

Foto: Radio-Canada / Julie Marceau

RCI

La ministra de Familia de Canadá, Karina Gould, presentó este 8 de diciembre un proyecto de ley para garantizar un papel a largo plazo del gobierno federal en el nuevo sistema nacional de guarderías.

La legislación propuesta, conocida como proyecto de ley C-35, establece el compromiso del gobierno federal con el financiamiento a largo plazo para las provincias y los pueblos indígenas, así como los principios que guiarán el uso de esos fondos. El documento no hace ninguna promesa financiera específica.

El gobierno liberal presentó un plan nacional de atención a la infancia que busca reducir las tarifas de las guarderías en un promedio del 50% para finales de este año, y a un promedio de 10 dólares al día para el año 2026.

El presupuesto federal de 2021 prometió una inversión de 30.000 millones de dólares que serán dedicados al sistema nacional de guarderías a lo largo de cinco años, y otros 9.200 millones anuales posteriormente.

Consagrar el papel del gobierno federal en el sistema nacional de atención a la infancia podría ser una forma de dificultar su desmantelamiento en caso de que otro partido gane las próximas elecciones.

El gobierno liberal del ex primer ministro Paul Martin firmó acuerdos con las provincias para crear un sistema nacional de guarderías en 2005, pero el primer ministro que le sucedió en el cargo, el conservador Stephen Harper, canceló los acuerdos tras su llegada al poder al año siguiente.

Stephen Harper.

Tras llegar al poder en 2006, el conservador Stephen Harper desmanteló los planes para el establecimiento de un sistema nacional de servicios de guardería infantil.

Foto: Reuters/Chris Wattie

Funcionarios federales, que informaron a los medios de comunicación este 8 de diciembre con la condición de no ser citados, dijeron que si los futuros gobiernos desean incumplir los compromisos a largo plazo propuestos en el proyecto de ley, se verán obligados a derogar o modificar la legislación.

Los funcionarios afirmaron que el proyecto de ley fue redactado respetando las jurisdicciones provinciales y territoriales, además de los derechos indígenas. También dijeron que no impone condiciones a otros niveles de gobierno, algo que fue la principal preocupación de algunos de esos gobiernos durante el proceso de consulta.

Cualquier disposición que obligue a las provincias a rendir cuentas formará parte de los acuerdos bilaterales individuales firmados con cada provincia y territorio, que deberán ser renegociados cada cinco años.

Los liberales de Justin Trudeau prometieron presentar la legislación a finales de este año, en el marco del acuerdo de confianza y asistencia mediante el cual los neodemócratas federales, liderados por Jagmeet Singh, apoyarán al gobierno liberal minoritario hasta el año 2025.

Fuente: CBC / L. Osman

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares