1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política provincial

Alberta aprueba una descolmillada "Ley de Soberanía"

Danielle Smith observa a Tyler Shandro.

La Ley de Soberanía de Alberta dentro un Canadá Unido propuesta por la Primera Ministra de Alberta, Danielle Smith, causó una gran controversia.

Foto: La Presse canadienne / Jason Franson

RCI

La Asamblea Legislativa de la provincia de Alberta finalmente aprobó una controvertida "Ley de Soberanía" propuesta por la primera ministra Danielle Smith, pero no sin antes eliminar la disposición que otorgaba al gabinete de Smith el poder de esquivar la legislatura y reescribir las leyes a su antojo.

Los diputados del Partido Conservador Unido, encabezado por Smith, utilizaron su mayoría este 7 de diciembre para aprobar una enmienda que afirma que la Legislatura de Alberta sigue teniendo la última palabra en materia legislativa.

A continuación, se pasó directamente a la tercera y última lectura del proyecto de ley, que fue aprobado a eso de la 1 de la madrugada de este jueves, con los miembros del gobierno aplaudiendo tras superar el último obstáculo legislativo.

La votación final fue de 27 votos a favor y 7 en contra: El Partido Conservador Unido de Smith votó a favor y el Nuevo Partido Democrático de la oposición en contra.

Hablando del proyecto de ley en tercera lectura, Danielle Smith dijo que ha llegado la hora de restablecer la relación con el gobierno del primer ministro Justin Trudeau.

No es que Ottawa sea un gobierno nacional. La forma en que funciona nuestro país es que somos una federación de jurisdicciones soberanas e independientes. Ellos son uno de los signatarios de la Constitución y el resto de nosotros, como signatarios de la Constitución, tenemos derecho a ejercer nuestros poderes soberanos en nuestras propias áreas de jurisdicción.
Una cita de Danielle Smith, primera ministra de Alberta.

El NPD votó en contra de la enmienda y del proyecto de ley en las tres lecturas, calificando la legislación de tremenda mezcolanza de presunciones inconstitucionales y caprichosos poderes provinciales que ofenden al proceso democrático y frenan la inversión empresarial.

Las próximas elecciones en Alberta están previstas para el 29 de mayo.

Rachel Notley.

La líder de la oposición, Rachel Notley, se dirigió a los ciudadanos tras el mensaje de la primera ministra de Alberta, Danielle Smith.

Foto: YouTube / Alberta's NDP Caucus

"A la gente no le gusta esa ley"

La líder adjunta del NDP, Sarah Hoffman, dijo que el PCU tuvo que utilizar su mayoría para limitar el debate a tres fases del proyecto de ley con el fin de aprobarlo poco más de una semana después de que Smith lo presentara para aplacar la creciente oposición.

A la gente no le gusta esa ley. Por eso intentan imponerla entre gallos y medianoche. Este [proyecto de ley] erosiona la democracia, perjudica a nuestra economía y daña nuestra reputación nacional e internacional.
Una cita de Sarah Hoffman, líder adjunta del NDP.

Inmediatamente después de la votación, la líder del NPD, Rachel Notley, tuiteó que un gobierno neodemócrata derogará esa legislación, calificándola de antidemocrática.

El proyecto de ley fue presentado por Smith como pieza central para mantener un enfoque de mayor confrontación con el gobierno de Trudeau en una serie de cuestiones que la jefa de los conservadores cree que infringen las competencias provinciales.

El proyecto fue muy criticado desde el principio por las disposiciones que otorgaban a Smith y a su gabinete amplios poderes para reescribir la legislación. Smith negó en un principio que el proyecto tuviera ese poder, pero ante el aumento de la indignación ella tuvo que anunciar el fin de semana que habría cambios.

La votación de la enmienda también fue aprobada de manera partidista. Antes de la votación, la líder neodemócrata Notley dijo a la Cámara que aunque el proyecto de ley reducía efectivamente el poder del gabinete para reescribir las leyes, por otro lado un cambio que reducía la definición de daño federal todavía se mantenía redactado de forma demasiado ambigua como para ser eficaz.

Un debate amordazado

Notley también afirmó que el proyecto sigue teniendo graves defectos, ya que establece que es el poder legislativo, y no los tribunales, quien debe decidir qué es constitucional y qué no lo es.

También añadió que el proyecto sigue otorgando un poder amplio e indefinido al gabinete para ordenar a los municipios, a las autoridades de salud, las escuelas y las fuerzas policiales de las ciudades que se resistan a aplicar las leyes federales.

Notley dijo que, además de eso, Smith no consultó a los líderes indígenas antes de presentar el proyecto de ley, y dijo que esto incendiará absolutamente la relación críticamente importante de nación a nación que debe existir entre este primer ministro provincial y los líderes de las Primeras Naciones.

En las tres últimas fases del proyecto de ley, el Partido Conservador Unido aprobó mociones para limitar el debate. Tales medidas son permitidas para equilibrar la discusión de los temas con el mantenimiento de los asuntos legislativos en movimiento.

Joseph Schow, líder parlamentario del Gobierno en la legislatura de Alberta, dijo que la Ley 1 recibió unas 18 horas de debate, lo que calificó de un total saludable, sobre todo teniendo en cuenta que el NPD dijo que no colaboraría para mejorar el proyecto de ley.

Líderes indígenas canadienses.

Según los líderes de las Primeras Naciones, la propuesta de Ley de Soberanía de Alberta en un Canadá Unido y la Ley Primera de Saskatchewan son inconstitucionales y no respetan sus derechos como titulares de tratados. De izquierda a derecha: el jefe Darcy Dixon, portavoz del Tratado 7; Aly Bear, segundo subjefe de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas; la Jefa de la Asamblea de las Primeras Naciones RoseAnne Archibald y el jefe Tony Alexis, portavoz del Tratado 6, reunidos en la Asamblea Especial de Jefes de la Asamblea de Primeras Naciones (AFN) en Ottawa el miércoles 7 de diciembre de 2022.

Foto: Radio-Canada

Indígenas piden a Alberta y Saskatchewan que desechen sus proyectos de ley sobre derechos provinciales

El miércoles en Ottawa, los jefes de las Primeras Naciones de Alberta y Saskatchewan pidieron a ambas provincias que eliminen sus respectivos proyectos de ley sobre derechos provinciales, calificándolos de intrínsecamente antidemocráticos, inconstitucionales y atentatorios contra los derechos indígenas.

El Jefe del Tratado 6, Tony Alexis, de la Nación Sioux Nakota de Alexis en Alberta, afirmó que no se ha consultado ni dialogado con los pueblos indígenas en torno al proyecto de ley de Alberta y afirmó que podría sentar un precedente perjudicial.

Este 7 de diciembre, Rick Wilson, ministro de Relaciones Indígenas de Alberta, declaró a la prensa que, aunque la Ley 1 especifica que se respetan los derechos de los tratados, ha escuchado las preocupaciones de los líderes indígenas y trabajará para abordarlas.

Wilson afirmó que el propio título del proyecto legislativo: Ley de Soberanía de Alberta dentro de un Canadá Unido, es problemático.

He hablado por teléfono, por supuesto, con los líderes de las Primeras Naciones de toda la provincia y muchas de las preocupaciones giran en torno al hecho de que se llame Ley de Soberanía. ¿Qué significa eso?, dijo Wilson.

Para ser justos, no hay muchas aclaraciones sobre lo que significa. ¿Deberíamos haber hecho más consultas? Por supuesto que sí, añadió.

Fuente: CBC / D. Bennett

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares