1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Protección de los ecosistemas

COP15: cuestionan apoyo de bancos canadienses a empresas petroleras

Logos de bancos canadienses.

Los grandes bancos canadienses figuran ahora entre los 20 principales financiadores de la explotación de los combustibles fósiles del mundo.

Foto: CBC

RCI

Interrogado al margen de la COP15 por el aumento de las inversiones de los bancos canadienses en el sector de los combustibles fósiles en momentos en que el mundo intenta combatir contra el cambio climático, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió una reforma del sistema financiero.

Guterres, que no abordó el tema en una rueda de prensa el 7 de diciembre, fue interrogado por un periodista sobre el estudio Banking on Climate Chaos, o Sacando utilidades del caos climático, que demostró que los cinco bancos más grandes de Canadá han aumentado significativamente sus inversiones en la industria de los combustibles fósiles en 2021.

Ese estudio revela que el Royal Bank of Canada (RBC) incluso duplicó el año pasado su apoyo al sector petrolero, uno de los responsables del calentamiento global.

Según Sacando utilidades del caos climático, las inversiones del RBC en el sector de los combustibles fósiles aumentaron de 19.000 a 39.000 millones de dólares entre 2020 y 2022.

El estudio, publicado por un consorcio de grupos ecologistas la primavera pasada, demuestra que los grandes bancos canadienses figuran ahora entre los 20 principales financiadores de la explotación de los combustibles fósiles del mundo.

Esta situación va en contra de los numerosos esfuerzos realizados en Canadá para acelerar la transición energética y reducir la huella de carbono del país.

Nuestro llamamiento no es sólo para los bancos canadienses, sino para el sector financiero en general, afirmó Guterres, insistiendo en que las instituciones bancarias y financieras de todo el mundo deben replantearse sus modelos de negocios.

Pedimos a todos los bancos e instituciones financieras que presenten planes verificables para una transición acelerada hacia las energías renovables y a una situación en la que su cartera de inversiones sea plenamente compatible con el objetivo de emisiones cero. Estamos llevando a cabo una guerra contra la naturaleza, los ecosistemas se han convertido en un juguete para sacar utilidades. La dependencia de los combustibles fósiles ha sumido a nuestro clima en el caos.
Una cita de Antonio Guterres, secretario general de la ONU.
Antonio Guterres habla ante el público.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pronunció un discurso en la inauguración de la COP15 en Montreal.

Foto: La Presse canadienne / Paul Chiasson

Entre 2019 y 2021, los países del G20 y los bancos multilaterales de desarrollo gastaron no menos de 55.000 millones de dólares en apoyo financiero público al sector de los combustibles fósiles. Esto supone casi el doble de la ayuda anual que estos mismos países conceden al desarrollo de las energías renovables no contaminantes.

Según los informes, Canadá es el segundo país del G20 que más subvenciona al sector de los combustibles fósiles.

Los delegados se ponen manos a la obra

Mientras tanto, en la mesa de negociaciones, los representantes de los 196 países participantes empezaron a trabajar en la protección de la biodiversidad mundial, tras una ceremonia de inauguración condimentada con frases fuertes y manifestaciones de denuncia de lo mucho que dice y lo poco que se hace en este tipo de encuentros en materia de protección del medioambiente y la biodiversidad.

A medida que avancen las reuniones sobre la protección de las especies y la biodiversidad, se espera que los participantes establezcan nuevos objetivos y elaboren un plan de acción para la conservación de la naturaleza durante la próxima década.

Los observadores se muestran optimistas ante la posibilidad de llegar a un acuerdo para proteger casi un tercio de la tierra y el agua del planeta de aquí a 2030.

Los científicos nos dicen que hay que proteger al menos el 30% de la tierra y los océanos para que la naturaleza empiece a recuperarse de los abusos que le hemos infligido. Pero el 30% no es un límite, es una base, es lo mínimo. Nuestro objetivo es que, para el año 2050, estemos en un ecosistema global en el que la naturaleza ya no sea deficitaria año tras año como ahora, sino que sea positiva, que haya más año tras año..
Una cita de Steven Guilbeault, ministro canadiense de Medioambiente.

Aerin Jacob, del organismo Nature Conservancy of Canada, dijo que la cifra del 30% es el resultado de 50 años de investigación. Los científicos llevan años y años estudiando este tema, y sabemos con muchas pruebas que el 30% es lo mínimo que se debe conservar, explicó.

Este objetivo aún es alcanzable, según Stephen Woodley, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, un grupo de alto nivel compuesto por gobiernos y organizaciones de la sociedad civil que asesora a los delegados en la conferencia.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer en la mesa de negociaciones. El texto sobre objetivos de conservación que están debatiendo los delegados tiene más partes entre paréntesis que texto acordado. Hemos hecho algunos progresos, dijo Woodley, quien considera que el trabajo sigue siendo difícil.

Para tener una idea del trabajo que nos queda por hacer, en Canadá protegemos actualmente el 13% de nuestra superficie terrestre. Es casi la mitad de la provincia de Manitoba. Si Canadá protegiera el 30% de su territorio, la superficie cubierta sería comparable a la de los 27 países miembros de la Unión Europea.
Una cita de Steven Guilbeault, ministro canadiense de Medioambiente.
Una bandera canadiense con humo saliendo de una chimenea al fondo.

Según el informe "Sacando utilidades del caos climático", las inversiones del Royal Bank of Canada en los combustibles fósiles aumentaron de 19.000 a 39.000 millones de dólares entre 2020 y 2022.

Foto: Radio-Canada / Ivanoh Demers

Se acaba el tiempo

Según los expertos, una de cada ocho especies en el mundo se encuentra actualmente en peligro de extinción. El Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF por sus siglas en inglés, informó que desde 1970 se ha registrado un descenso promedio del 70% en las poblaciones de fauna silvestre.

Según el informe Planeta Vivo 2016 de WWF, las poblaciones mundiales de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles disminuyeron un 58% entre 1970 y 2012, último año del que se dispone de datos.

Al exterior de la conferencia de la COP15, que se lleva a cabo en el Palacio de Congresos de Montreal, un grupo de manifestantes desafió a la lluvia y al frío para denunciar la hipocresía y la inacción de los gobiernos que llevan varios años acudiendo a este tipo de actos con la mano en el corazón, pero que en realidad hacen poco por luchar contra el cambio climático.

Realmente tenemos un problema con las instituciones. Se presentan como instituciones que están a favor del medioambiente y que tomarán medidas, pero a menudo, como podemos ver, no hay resultados, declaró uno de los manifestantes en el centro de Montreal.

La crisis de la biodiversidad amenaza nuestros sistemas alimentarios en particular. Esta es una de las cuestiones más fundamentales, pero sabemos muy bien que no se va a actuar, añadió.

Durante las manifestaciones no se registraron incidentes ni enfrentamientos con la policía, muy numerosa en los alrededores del Palacio de Congresos.

La iniciativa de los manifestantes recibió incluso la aprobación de la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante.

Tenemos diferentes grupos que se están movilizando, que estarán en las calles de Montreal, jóvenes, estudiantes, diferentes grupos de la sociedad civil. Para nosotros es una buena señal, es muy relevante poder hablar de estos temas.
Una cita de Valérie Plante, alcaldesa de Montreal.

El mensaje que escuchamos, estemos a favor o en contra del formato de la COP, es que la población quiere acciones concretas, y ese, para mí, es un mensaje muy fuerte, y estoy de muy de acuerdo con los manifestantes, dijo la alcaldesa.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares