1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Política internacional

[Reportaje] ACNUR Canadá: debemos seguir hablando de los refugiados venezolanos

RCI conversó con Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y de Relaciones Externas de ACNUR Canadá, quien estuvo hace dos semanas en el Darién, la peligrosa frontera entre Colombia y Panamá que están cruzando cientos de venezolanos y otros migrantes para llegar a otras tierras. Mantener el tema sobre la mesa es crucial para seguir dando la ayuda humanitaria que requieren estos migrantes.

Des personnes migrantes irrégulières dans une canoë.

Migrantes de Venezuela, Cuba y Haití luego de haber cruzado la selva del Darién, en Panamá.

Foto: ACNUR / Nicolo Filippo Rosso

Maria-Gabriela Aguzzi

Los migrantes y refugiados venezolanos no deben ser olvidados. Este es parte del recordatorio que la ACNUR lanzó la semana pasada cuando anunció un plan para recaudar 1,7 millones de dólares para apoyarlos.

Más de 7 millones de migrantes y refugiados venezolanos han dejado su país. La gran mayoría, casi 6 millones de personas, han buscado establecerse o transitar por 17 países de América Latina y el Caribe. Muchos terminan su recorrido en Estados Unidos y otros tantos incluso están llegando a Canadá.

De acuerdo con proyecciones de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), codirigida por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el número de migrantes y refugiados venezolanos aumentará a 7,32 millones de personas para 2024, lo que sugiere que esta crisis, sin precedentes en el caso venezolano, se mantendrá en los años venideros.

Des migrants irrégulières en Panama.

Un número sin precedentes de migrantes y refugiados han estado cruzando el Darién, en Panamá, en búsqueda de seguridad, protección y mejores oportunidades de vida.

Foto: ACNUR / HCR / UNHCR / Viole E. Bruttomesso

En los últimos cuatro días se han hecho dos anuncios para mantener sobre la mesa el tema de la crisis de los migrantes venezolanos. El primero de ellos fue realizado por R4V y comprendió el lanzamiento de un plan regional -a dos años- para recaudar 1720 millones de dólares, que serán destinados a responder a las necesidades humanitarias de estas millones de personas en los 17 países de América Latina y el Caribe, al tiempo que se busca dar apoyo a los gobierno de esas naciones.

El segundo vino de parte de Canadá, país que junto con la Unión Europea será anfitrión de la próxima Conferencia Internacional en Solidaridad con los Migrantes y Refugiados Venezolanos, que se llevará a cabo el 16 y el 17 de marzo de 2023.

La idea de ambos anuncios, más allá de la recaudación de los fondos necesarios: mantener la visibilidad de la crisis en el plano internacional, sobre todo en momentos complejos en los que otros conflictos (como la guerra en Ucrania) y la realidad económica mundial han dejado en un segundo plano lo que viven estos migrantes.

En el terreno

trois personnes parlent dans une station de réception des migrants.

Braulio Rodríguez Yáñez (izquierda), asociado de campo de ACNUR Panamá, con Carla Calvo Manosa, oficial de Informes de la Oficina Regional de ACNUR para las Américas y Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y Relaciones Externas de ACNUR Canadá (derecha) en la Estación de Recepción Migratoria de San Vicente, el 16 de noviembre de 2022.

Foto: ACNUR / HCR / UNHCR / Soo-Jung Kim

Para conocer en profundidad sobre lo que está haciendo ACNUR y demás organizaciones asociadas, RCI conversó con Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y Relaciones Externas de ACNUR Canadá, quien estuvo hace dos semanas en el Darién, Panamá, la peligrosa frontera con Colombia, por donde no solo venezolanos sino también haitianos y hasta afganos, cruzan a diario, poniendo sus vidas en riesgo y enfrentándose a una alta presión psicoemocional.

"Estuve ahí hace dos semanas y lo que vi y escuché de mis compañeros y colegas es que los números de personas cruzando el Darién han bajado bastante. Sin embargo, hablamos de que llegan unas 400 personas por día. El desplazamiento de venezolanos ha caído por las noticias que vienen desde Estados Unidos y sobre sus nuevas políticas ante la llegada de venezolanos", comentó Gallant.

De acuerdo con cifras oficiales del gobierno de Panamá, 16 632 personas llegaron a ese país en condición de migrantes irregulares en noviembre. El número es bajo si se compara con la cifra mensual histórica de octubre de 59 773 personas.

Recordemos en este punto que esta caída, tal como mencionó Gallant, se produjo luego de que el 12 de octubre, el gobierno de Estados Unidos anunciara que todo venezolano que entre a ese país de forma irregular será expulsado a territorio mexicano. Además, los expulsados serán excluidos del programa a través del cual Estados Unidos dará estatus legal, por dos años, a 24 000 venezolanos que lleguen en avión y con patrocinadores.

Gallant narró que se encontró con espacios relativamente vacíos, si se compara con la realidad de semanas pasada, pero que tuvo la oportunidad de conversar con personas que acababan de cruzar el Darién.

Des refugiées en Panama.

Panamá está enfrentando una de las crisis de movimiento mixto migratorio más grandes de la última década y los retos que esto representa.

Foto: ACNUR / HCR / UNHCR / Carlos Quiros

Conversé con una familia haitiana que tenía una niña de apenas un año. No me imagino cómo hicieron para caminar siete días a través de la selva con una niña en pañales. También pude conversar con un señor venezolano, un señor mayor, que necesita muletas porque tiene un problema en la pierna. Tuvo que hacer el recorrido sin muletas porque lo robaron. De hecho tuvieron que pagar -él y su grupo- para poder seguir haciendo el camino. No tenía nada. Apenas calzoncillos.
Una cita de Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y Relaciones Externas de ACNUR Canadá,

La directora de comunicaciones pudo comprobar de primera mano que son diversos los perfiles de migrantes y refugiados venezolanos que están poniendo su vida en riesgo para llegar a otras tierras. "Cada historia es particular, pero en el caso de este señor venezolano dejó su país por violencia. Le quemaron su casa y lo amenazaron. Tenía que irse porque temía por su vida".

Para Gallant es importante que estas y otras miles de historias se den a conocer, sobre todo considerando que en 2022 los organismos que ayudan a los migrantes y refugiados venezolanos solo han recibido una cuarta parte de los fondos que se requieren, lo que se ha traducido en una reducción de los diferentes programas humanitarios y de atención que se han desplegado a lo largo de los países a los que están llegando los venezolanos.

"Es un momento bien difícil globalmente en términos de apoyo y de dinero para situaciones humanitarias. Lo que está pasando en Ucrania tuvo un impacto y hay muchos países, particularmente en Europa, que están poniendo más énfasis y más apoyo a esa situación porque les es muy cercana. Pero también tenemos la situación económica. En este momento los precios están subiendo, por todas partes hay inflación y eso, en las Américas, también ha tenido un impacto", dijo.

Refugees and migrants have been crossing the Darien Gap for decades, but in 2022 a record number

De acuerdo con Gallant, en las últimas semanas están llegando menos migrantes irregulares a través del Darién, debido a los anuncios hechos por Estados Unidos en cuanto a sus políticas de cara a los venezolanos.

Foto: ACNUR / HCR / UNHCR / Viola E. Bruttomesso.

Lo que queremos realmente es tener una respuesta, un approach regional y más holístico, con las agencias de las Naciones Unidas, la sociedad civil, los gobiernos y el sector privado. Una cosa que tratamos de hacer es hablar con los medios de comunicación, hacer storytelling, y seguir trabajando con los gobiernos y con las personas que tienen una voz importante en la región para que sigan hablando y sigan apoyando.
Una cita de Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y Relaciones Externas de ACNUR Canadá,

Pero también se requiere fondos de los gobiernos y de allí la importancia del anuncio realizado por Canadá y las Naciones Unidas. "Eso es parte de la solidaridad: asegurarse que sigamos hablando de la situación y las necesidades de los refugiados y migrantes".

Parte de lo que hace Canadá

El lunes 5 de diciembre de 2022, el gobierno de Canadá anunció que este país, junto con la Unión Europea, será anfitrión de la próxima Conferencia Internacional en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos y sus Países y Comunidades de Acogida. 

A través de un comunicado de prensa, Canadá aseguró que la salida de refugiados y migrantes de Venezuela es actualmente una de las crisis de desplazamiento más grandes del mundo, con más de 7,1 millones de personas que huyeron o abandonaron su país.

El ministro de Desarrollo Internacional de Canadá,  Harjit Sajjan, aseveró vía el comunicado que "los países de América Latina y el Caribe continúan mostrando liderazgo en la acogida e integración de refugiados y migrantes venezolanos, pero su capacidad y recursos están al límite. Es fundamental que la comunidad internacional comparta esta responsabilidad y muestre solidaridad con los afectados. El papel de Canadá dentro de esta Conferencia es un reflejo de la importancia que le damos a este tema, no solo para nuestro hemisferio sino para el mundo”.

La conferencia se organizará en colaboración con ACNUR, la Organización Internacional para las Migraciones, colíderes de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela, y otros países y socios clave.

Gallant explicó que en toda esta iniciativa también se busca enviar un mensaje a los países de acogida de que no están solos. La directora de comunicaciones mencionó los casos particulares de Colombia, Ecuador, Perú e incluso en Brasil, donde de los 7 millones de migrantes y refugiados venezolanos se han establecido casi 2 millones de personas.

Es muy importante recordar las necesidades de esas personas, que en muchas oportunidades no tienen lo suficiente para comer tres veces al día o no tienen suficiente para mandar a sus hijos a la escuela y por eso están cruzando una selva como la del Darién y tomando todos esos riesgos para buscar mejores oportunidades y seguridad.
Una cita de Melanie Gallant, directora de Comunicaciones y Relaciones Externas de ACNUR Canadá.

Si quieren conocer más sobre R4V pueden visitar este enlace. (nueva ventana)

Maria-Gabriela Aguzzi

Titulares