1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Protección de los ecosistemas

Comienza en Montreal la COP15 sobre la diversidad biológica

La COP15 en China.

La 15ª Conferencia de las Partes (COP) del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica inaugurada primero en Kunming, China, continúa en Montreal a partir de este 6 de diciembre.

Foto: AFP / STR

RCI

Con la inauguración este 6 de diciembre de la 15ª Conferencia de las Partes (COP15) que renovará el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, los ojos del mundo estarán puestos en la metrópoli de Quebec durante los próximos 12 días.

La ceremonia de inauguración tendrá lugar hoy en el Palacio de Congresos de Montreal. Los Primeros Ministros de Canadá y Quebec, Justin Trudeau y François Legault, así como el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, intervendrán en la conferencia a partir de las tres de la tarde.

Tras la inauguración, comenzará el proceso de negociaciones para intentar definir nuevos objetivos de protección de la biodiversidad de aquí a 2030. La conferencia debe concluir en principio el lunes 19 de diciembre.

Participan en el evento unas 17.000 personas inscritas, además de 900 periodistas acreditados para cubrir sus deliberaciones.

Desde hace varias semanas, algunas calles del centro de la ciudad fueron cerradas; se han desviado las rutas de autobús, metro e incluso bicicleta; todo para garantizar la seguridad de los participantes.

De ello se encarga la Unidad Integrada de Seguridad, que reúne a agentes de policía de la ciudad de Montreal, la Policía Provincial de Quebec y la Real Policía Montada de Canadá, ya que se trata de un evento que requiere una seguridad más amplia, ya que incluye la protección de los jefes de Estado, según Tasha Adams, portavoz de esta unidad de seguridad.

Un policía en bicicleta.

Este martes 6 de diciembre se inaugura en Montreal una importante conferencia internacional sobre la conservación de la biodiversidad mundial, en la que intervendrán, entre otros, el primer ministro Justin Trudeau y el secretario general de la ONU, António Guterres.

Foto: La Presse canadienne / Paul Chiasson

Los temas en juego

La conferencia de la COP15, que reunirá a representantes de 196 países, es considerada como un intento crucial de alcanzar un acuerdo mundial para salvar los ecosistemas del planeta, así como a la flora y la fauna que dependen de ellos.

Los diplomáticos se han fijado 22 objetivos para las negociaciones, entre ellos detener la propagación de especies invasoras y reducir el uso de pesticidas y plásticos.

Los científicos sugieren que preservar de toda explotación y depredación el 30% de la tierra y los océanos que quedan en el mundo es esencial para frenar la creciente amenaza de extinción y cumplir con los objetivos internacionales de reducción de gases de efecto invernadero. Ellos afirman que la biodiversidad y el cambio climático están estrechamente relacionados.

El ministro canadiense de Medioambiente, Steven Guilbeault, expondrá sus expectativas en una rueda de prensa esta mañana.

Sin embargo, ya ha indicado que Canadá tiene cuatro objetivos principales para el acuerdo final: alcanzar el umbral del 30%; invertir la pérdida de biodiversidad para 2030; proporcionar dinero a los países en desarrollo para que puedan cumplir con estos objetivos; y garantizar la plena participación de los pueblos indígenas.

La Unión Europea acuerda luchar contra la deforestación

Al margen del evento internacional, el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la Unión Europea (UE) alcanzaron este martes un acuerdo para prohibir a las empresas comercializar en el mercado europeo una serie de materias primas vinculadas a la deforestación mundial.

Se trata del cacao, el café, la soja, pero también del aceite de palma, la madera, la carne de res y el caucho, así como varios materiales asociados como el cuero, muebles, papel impreso y carbón vegetal entre otros, según este acuerdo, concluido tras largas negociaciones.

Francia acogió favorablemente el texto innovador y pidió su aplicación lo antes posible mediante la apertura de un diálogo con los países productores y consumidores del mundo.

Canadá se opone a ese proyecto de reglamento.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares