1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Canadá sanciona al ex jefe de policía de Teherán visto en Toronto en 2021

Manifestación de mujeres.

Mujeres en una manifestación con una bandera iraní y un cartel en el que se lee "Yo soy Mahsa Amini".

Foto: Radio-Canada / Justine Beaulieu-Poudrier

RCI

Canadá ha sancionado a un ex jefe de policía de Teherán cuya presencia en un gimnasio en el área de Toronto el año pasado provocó indignación y acusaciones de que Canadá es un refugio para miembros de alto rango del gobierno de Irán y sus familiares.

Morteza Talaei es un segundo general de brigada de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y estaba al mando de la policía de Teherán en 2003, cuando la fotoperiodista iraní-canadiense Zahra Kazemi fue golpeada hasta morir bajo custodia de la seguridad iraní.

Kazemi fue detenida en 2003 por fotografiar la prisión de Evin, en Teherán, donde se estaban llevando a cabo protestas por parte de los estudiantes detenidos por las fuerzas gubernamentales.

El gobierno iraní acabó admitiendo que Kazemi fue golpeada, pero mantiene que su muerte fue accidental. El médico que la atendió, que huyó a Canadá, declaró que Kazemi presentaba signos de violación brutal, tortura y traumatismo craneoencefálico antes de morir.

A casi 20 años de la muerte de Kazemi, Ottawa anunció que tiene a Talaei y otros tres iraníes, además de cinco entidades, en la mira en virtud de la Ley de Medidas Económicas Especiales por violaciones graves y sistemáticas de derechos humanos cometidas en Irán.

En virtud de esta normativa, el gobierno puede prohibir a las personas sancionadas su ingreso a Canadá y congelar los bienes que puedan tener en el país.

Estamos estudiando y seguimos estudiando todas las formas de garantizar que el régimen iraní sepa que su continuo comportamiento censurable es absolutamente inaceptable.
Una cita de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Ottawa se encuentra bajo presión por parte de la diáspora iraní-canadiense y de los conservadores para que se muestre más severa con Irán.

La muerte de Mahsa Amini, de 22 años, bajo custodia policial en septiembre desencadenó una ola de masivas protestas en Irán, que tuvieron eco en varios países, incluyendo Canadá. La policía de moralidad iraní detuvo a Amini por llevar su hiyab obligatorio de forma incorrecta.

El 14 de noviembre, el gobierno de Canadá incluyó a Irán en su lista de regímenes que practican el terrorismo y la violación sistemática de los derechos humanos, prohibiendo la entrada en Canadá a los miembros del gobierno, incluyendo a sus familiares.

Sean Fraser.

El ministro federal de Inmigración, Sean Fraser, declaró que la prohibición podría llevar al gobierno a revocar el estatuto de residente permanente de un familiar si ya se encuentra en Canadá.

Foto: La Presse canadienne / Patrick Doyle

Algunos iraníes-canadienses afirman que funcionarios del gobierno iraní tienen familiares directos viviendo en Canadá y podrían tener activos financieros en el país.

Muchos miembros de la comunidad iraní también afirmaron que las mujeres de las familias de los funcionarios iraníes en Canadá a menudo no respetan los estrictos códigos de vestimenta que las autoridades en Irán exigen a las mujeres en ese país.

Un vídeo y fotos publicados en las redes sociales en enero mostraban a Talaei caminando en una cinta en un gimnasio de Richmond Hill en 2021. El periodista independiente iraní establecido en Suiza, Abdollah Abdi, publicó las imágenes, suscitando interrogantes sobre las actividades de Talaei en Canadá.

Abdi afirmó que Talaei le dijo más tarde que estaba visitando a su hija, pero insistió en que se trataba de un asunto privado.

Un periodista iraní dentro de Irán, Fariborz Kalantari, tuiteó que la pregunta no era por qué Talaei estaba en Canadá, sino cómo fue que su hija pudo obtener la residencia canadiense.

El periódico National Post fue el primer medio de prensa canadiense en informar sobre esas fotos.

Muchas personas en las redes sociales denunciaron la hipocresía de que un alto cargo del gobierno iraní haga ejercicios en un gimnasio donde las mujeres no llevan puesto un hiyab.

El periodista y activista iraní establecido en Estados Unidos, Masih Alinejad, pidió a Canadá que averigüe cómo fue que se permitió entrar al país al ex jefe de la policía de Teherán y comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Hace ejercicio junto a una mujer sin velo, pero su policía azotaba a las mujeres por no llevar hiyab, tuiteó en enero a sus más de 600.000 seguidores.

El Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá no respondió a las preguntas del difusor público CBC sobre cómo entró Talaei a Canadá con anterioridad y si la familia que pudiera tener en el país se vería afectada por las sanciones en su contra.

Debido a la legislación sobre privacidad, dijo el Ministerio, no podemos hacer comentarios sobre casos individuales.

El Ministerio de Inmigración dijo en términos generales que los cónyuges, parejas o hijos a cargo de los sancionados por ser miembros de una organización terrorista serían inadmisibles en Canadá. Pero añadió que si una persona ya está en Canadá y se convierte en inadmisible debido a un familiar inadmisible, podría solicitar un permiso de residencia temporal o la residencia permanente por razones humanitarias y compasivas.

CBC ha buscado información en los registros de la propiedad de bienes inmobiliarios y no ha localizado ninguna vivienda a nombre de Talaei en Ontario.

Manifestación en Toronto en solidaridad con las protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini.

Manifestación en Toronto en solidaridad con las protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini.

Foto: Radio-Canada / Andréane Williams

El periódico National Post informó sobre la controvertida historia de Talaei en Irán, incluyendo su papel en la creación de una nueva unidad de policía en Teherán en 2006 para hacer cumplir el código de vestimenta impuesto a las mujeres en Irán.

Las mujeres acusadas de no llevar correctamente el hiyab se enfrentan a penas de detención y prisión en Irán.

En 2006, Talaei declaró a la agencia de noticias Fars, controlada por el gobierno iraní, que la unidad confrontará a las mujeres que muestren las piernas desnudas en pantalones cortos.

También vamos a combatir a las mujeres que lleven velos cortos, abrigos cortos y ajustados, y a las que paseen a sus mascotas por calles y parques, declaró.

El gobierno de Canadá también anunció sanciones contra Ali Ghanaatkar, que fue juez superior, fiscal e interrogador en la prisión de Evin.

El diputado del Partido Laborista británico Chris Bryant denunció que Ghanaatkar estuvo implicado en el maltrato de los detenidos, presentando cargos falsos contra ellos, además de interrogarlos por la fuerza.

Ottawa también anunció sanciones contra la agencia de noticias iraní Javan News Agency, la empresa Baharestan Kish, Safiran Airport Services y Hassan Karami, comandante de las unidades especiales de las Fuerzas de Seguridad de la República Islámica.

Fuente: CBC / A. Burke

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares