1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Transporte

El número de personas que se desplazan al trabajo disminuyó en 2021

Llegada de los carros del metro a una estación.

El número de trabajadores que utilizan el transporte público sigue siendo inferior a los niveles de 2016 .

Foto: Radio-Canada / Audrée Favreau-Pinet

RCI

El Departamento de Estadísticas de Canadá informó que el año pasado hubo 2,8 millones menos de personas que se desplazaron al trabajo en comparación con 2016, en parte debido a la pandemia que democratizó el teletrabajo.

Según los nuevos datos del Censo de Población de 2021, la agencia federal señala que la pandemia del Covid-19 ha cambiado la forma en que los canadienses se desplazan al trabajo.

El número de personas que utilizan un auto, el transporte público y los modos de transporte activos como caminar y montar en bicicleta, disminuyó el año pasado en comparación con las cifras de 2016.

Con la disminución de los autos en las carreteras, los tiempos de desplazamiento también han disminuido. Sin embargo, la agencia federal de datos señala que los tiempos de desplazamiento han vuelto a aumentar este año, aunque siguen siendo inferiores a los de 2016.

La directora de Investigación, Evaluación e Intercambio de Conocimientos del Centro de Competencias del Futuro, Tricia Williams, señaló que la pandemia es una narración con múltiples historias.

Cuando se observa a muchos trabajadores de clase media, sus vidas no han cambiado tanto, pero hay un amplio segmento de la población que ha podido aprovechar las ventajas de tener lugares de trabajo más flexibles.
Una cita de Tricia Williams, directora de Investigación, Evaluación e Intercambio de Conocimientos del Centro de Competencias del Futuro.

Las cifras del censo ilustran esta dicotomía. El descenso del número de desplazamientos en auto en mayo de 2021 se debe principalmente a los profesionales del sector servicios. En cambio, entre los trabajadores de otros sectores, el número de usuarios de automóviles ha aumentado.

Debido a la cambiante situación de la pandemia y el teletrabajo, el Departamento de Estadísticas de Canadá también comparó sus datos del Censo de 2021 con las nuevas cifras recogidas la pasada primavera. Estos últimos sondeos muestran que en mayo de 2022, el número de personas que utilizan el automóvil para ir al trabajo volvió a los niveles de 2016.

Sin embargo, el número de trabajadores que utilizan el transporte público sigue siendo inferior a los niveles de 2016 y sólo representa el 7,7% del total de los empleados.

Embotellamiento en una carretera.

La posibilidad de evitar quedar atrapados en los embotellamientos de tráfico es una de las razones por las cuales los trabajadores prefieren el teletrabajo.

Foto: Radio-Canada

Un millón de canadienses utilizaron el transporte público como principal medio de transporte para ir al trabajo en 2021, lo que supone un descenso en comparación a los 1,2 millones que eligieron este sistema cuando se empezaron a registrar los datos en 1996. Esto también supuso un 50% menos de personas que en 2016.

En 2021, la mayoría de los servicios de transporte público volvieron a la normalidad, a lo que se sumó la incorporación de medidas de protección de la salud pública como el uso obligatorio de las mascarillas en autobuses y trenes.

Entre 2016 y 2021, el número de personas que optaron por ir al trabajo a pie o en bicicleta se redujo en un 26%, es decir unas 811.000. La agencia de datos atribuye esta situación en parte a la disminución del empleo en los sectores de alojamiento, servicios de alimentación y comercio minorista en 2021 ya que casi un tercio de quienes van en bicicleta o a pie trabajaban en estas empresas de servicios en 2016.

Tricia Williams afirma que pese a que la severidad de la pandemia fue disminuyendo y los negocios comenzaban a recuperarse, los trabajadores siguen siendo reacios a abandonar el teletrabajo.

Creo que vamos a seguir viendo esa flexibilidad en la nueva normalidad de los lugares de trabajo, dijo.

Envejecimiento de la mano de obra

Otros datos publicados por el Departamento de Estadísticas de Canadá muestran que la mano de obra del país está envejeciendo.

La tasa de participación de la población activa ha caído todos los años desde 2006 debido al envejecimiento de la generación llamada de los baby boomers, que son las personas nacidas entre 1946 y 1964. Además, al combinar las crecientes necesidades de atención médica de esta generación con el impacto de la pandemia, la presión sobre el sistema público de salud es muy fuerte.

La cantidad de trabajadores en el sector de la salud ha aumentado en casi un 17 % entre 2016 y 2021, pero la presión es tan grande que el sistema continúa enfrentando una aguda escasez de mano de obra.

“Dada la importancia de los cambios demográficos en el crecimiento económico, se seguirá prestando especial atención a la medida en que la inmigración puede mitigar los efectos del envejecimiento de la población'', dice el informe de la agencia federal.

Entre 2016 y 2021, 1,3 millones de inmigrantes fueron recibidos en Canadá, más que en cualquier otro período de cinco años en el pasado.

Los expertos lamentan desde hace mucho tiempo que la mano de obra inmigrante es subutilizada. Sin embargo, la brecha en las tasas de desempleo entre los inmigrantes y el resto de la población tiende a reducirse entre los 25 y los 64 años.

En 2021, la diferencia era de 3,2 puntos porcentuales, lo que representa una mejora con respecto al 5 % observado en 2016.

Una de las posibles explicaciones presentadas por Josée Bégin, directora general de Mercado Laboral, Educación y Bienestar Socioeconómico del Departamento de Estadísticas de Canadá, es el alto nivel educativo de la fuerza laboral inmigrante.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares