1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política provincial

Ley de soberanía en Alberta le daría al gabinete poderes unilaterales

Danielle Smith

Danielle Smith prestó juramento como primera ministra de la provincia de Alberta el 11 de octubre de 2022 en Edmonton.

Foto: La Presse canadienne / JASON FRANSON

RCI

La ley propuesta por la primera ministra de Alberta, Danielle Smith, otorgaría a su gabinete nuevos poderes para dejar de lado a la asamblea legislativa y modificar unilateralmente las leyes provinciales.

La medida está inscrita en el Proyecto de Ley 1, la Ley de Soberanía de Alberta dentro de un Canadá Unido, presentada el 29 de noviembre en la legislatura provincial.

El proyecto de ley describe cómo el gobierno de Alberta planea no aplicar la legislación, las políticas o los programas federales que considere que son perjudiciales para los intereses de Alberta o que infrinjan la división de poderes establecida en la Constitución canadiense.

Danielle Smith, que encabeza un gobierno conservador, dijo que el proyecto de ley fue creado para llamar la atención de Ottawa después de que sus dos predecesores no lograron hacerlo.

Espero que nunca tengamos que utilizar esta ley, dijo Smith a los periodistas tras la presentación del proyecto. Espero que hayamos enviado un mensaje a Ottawa de que defenderemos enérgicamente nuestras áreas constitucionales de jurisdicción y de que ellos deberían retirarse.

Smith presentó la idea del proyecto de ley el verano pasado durante la carrera para sustituir a Jason Kenney como líder del gobernante Partido Conservador Unido.

Aunque el proyecto de ley fue criticado por la mayoría de sus oponentes en la carrera por el liderazgo, muchos miembros del PCU abrazaron la idea de tomar medidas tangibles para antagonizar al gobierno federal.

Smith se convirtió en la jefa de los conservadores el 6 de octubre tras ganar solamente en la sexta ronda de votación. Todos sus oponentes, excepto uno, forman parte de su gabinete.

Jason Kenney.

El ex primer ministro de Alberta, Jason Kenney, rechazó la propuesta de Ley de Soberanía de Danielle Smith.

Foto: Radio-Canada / Emilio Avalos

Alcance de los poderes

El 6 de septiembre, la campaña de Smith publicó un resumen de cómo funcionaría esa ley. Sin embargo, no mencionaba el mayor alcance de los poderes otorgados al gabinete.

Según las normas vigentes, el gabinete está facultado para elaborar y modificar reglamentos mediante órdenes del consejo. La concesión de poderes para modificar unilateralmente la legislación se permite normalmente en situaciones de emergencia.

En abril de 2020, el gobierno de Kenney se otorgó a sí mismo ese poder mediante la Ley 10, la Ley de Enmienda de los Poderes de Emergencia de Salud Pública, para mantener los servicios públicos en funcionamiento en los primeros meses de la pandemia del Covid-19.

El gobierno acabó derogando esa ley un año después tras una ola de críticas generalizadas de la opinión pública y a un recurso de inconstitucionalidad por otorgarse demasiados poderes.

Durante una conferencia de prensa tras la presentación del proyecto de ley, tanto Smith como el ministro de Justicia, Tyler Shandro, negaron que esa ley le permitirá al gabinete cambiar las leyes a puerta cerrada.

Shandro dijo que la medida era democrática porque la asamblea legislativa votaría una resolución antes de que pase al gabinete.

Esta es la diferencia importante, dijo Shandro. Comienza con un debate abierto y democrático en la asamblea.

La líder adjunta del Nuevo Partido Democrático, Sarah Hoffman, no reconoce ninguna credibilidad a los argumentos de los conservadores, señalando que con esa legislación propuesta Smith se estaba otorgando poderes dictatoriales.

Danielle Smith quiere darse el poder de reescribir las leyes a puerta cerrada. Eso no es democrático y no tiene cabida en la democracia.
Una cita de Sarah Hoffman, líder adjunta del Nuevo Partido Democrático de Alberta.
Convoy de camiones en Alberta.

Convoy de camiones en Alberta que hicieron parte de la caravana de protesta contra las medidas de protección de la salud pública. Danielle Smith ya manifestó su oposición a la obligatoriedad de la vacuna contra el Covid-19

Foto: Radio-Canada / Nick Frew

Smith jura su cargo como diputada

Smith presentó la propuesta legislativa sobre la soberanía de Alberta el 28 de noviembre, poco después de haber prestado juramento como diputada de la legislatura provincial por la circunscripción de Brooks-Medicine Hat.

La sesión de otoño de la legislatura, de cuatro semanas de duración, comenzó con el discurso del trono y se espera que termine justo antes de Navidad.

Smith ha dado instrucciones a los ministros de su gabinete para que identifiquen situaciones de intrusiones federales en la jurisdicción provincial, pasadas y futuras, y para que elaboren resoluciones especiales que serán presentadas y debatidas en la sesión legislativa de primavera de 2023.

Los miembros de la legislatura provincial tendrían libertad de voto sobre las mociones, que describirán las supuestas infracciones y cómo perjudican a Alberta. Una vez aprobadas, las resoluciones se convertirán en recomendaciones no vinculantes para el gabinete.

La legislación permitiría al gabinete ordenar a las entidades provinciales, incluidos los municipios, las fuerzas policiales municipales, las instituciones postsecundarias, los distritos escolares y las autoridades sanitarias regionales, que no apliquen las leyes federales. El gabinete también podría ordenar a un ministro que emita una orden o norma directiva.

El proyecto de ley no dice nada sobre lo que ocurría si alguna organización se niega a seguir las directrices del gabinete y continúa aplicando la ley federal.

Cualquier medida que adopte el gabinete debe estar en consonancia con la Constitución de Canadá, y no puede menoscabar los derechos de los indígenas. El gobierno de Alberta dijo que respetará las sentencias judiciales que consideren que sus medidas son inconstitucionales.

Los poderes utilizados por el gabinete terminarían dos años después de la aprobación de una resolución. El gabinete podría decidir prorrogar esos poderes por otros dos años.

El proyecto de ley también limita el plazo en el que una organización puede solicitar una revisión judicial a 30 días, en lugar de los seis meses habituales.

La Corte debe juzgar las acciones del gobierno utilizando el estándar de irracionalidad patente en lugar de los umbrales menos estrictos y más comunes de irracionalidad o corrección.

El proyecto de ley también pretende proteger al gobierno y a las entidades provinciales de los procedimientos civiles iniciados por las consecuencias derivadas de dicha ley.

Fuente: CBC / M. Bellefontaine

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares