1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Derechos y libertades

En Canadá denuncian prohibición de cámaras en conferencia del embajador chino

Un hombre frente a micrófonos.

El embajador de China en Canadá, Cong Peiwu, pidió la prohibición de las cámaras durante su conferencia en la Universidad de Ottawa.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

RCI

El primer ministro Justin Trudeau es uno de los líderes canadienses que ha criticado a la Universidad de Ottawa por prohibir las cámaras durante una conferencia del embajador chino en Canadá, Cong Peiwu, llevada a cabo en el campus el pasado 28 de noviembre, calificando esa medida de obstrucción a la libertad de prensa.

Miles de chinos han salido a las calles de Beijing, Shanghai, Wuhan y otras ciudades chinas durante varios días para protestar contra las medidas sanitarias de cero Covid-19 en la última semana. Mientras tanto, el embajador chino en Canadá daba una conferencia en la Universidad de Ottawa titulada "China y el mundo: desarrollo, comercio y gobernanza en el siglo XXI''.

Los periodistas de varios medios de comunicación se encontraban en el lugar de la conferencia, cuando de repente la universidad accedió a cumplir con la exigencia del embajador Cong de prohibir la presencia de cámaras en la sala. Un camarógrafo del difusor público Radio-Canada fue obligado a salir del lugar.

Los organizadores del evento procedieron luego a bajar las persianas para ocultar la visión de una manifestación de apoyo a los uigures, que se celebraba al mismo tiempo fuera del edificio universitario.

Una decisión desafortunada y antidemocrática

Esta decisión de impedir el trabajo de la prensa fue rechazada por el primer ministro Trudeau.

Para mí, cometieron un error al prohibir las cámaras, dijo Trudeau, añadiendo que es una práctica habitual que los medios de comunicación tengan acceso a los personajes públicos en Canadá.

Otros políticos y expertos también denunciaron la decisión de la universidad. El ministro canadiense de Patrimonio, Pablo Rodríguez, dijo que la libertad de prensa debería haber tenido prioridad por encima de los deseos del embajador.

Me parece extremadamente desafortunado. Nuestro país se construyó sobre el principio de la libertad. A menudo nos alegramos de verles a ustedes, los periodistas. A veces no tanto, pero ustedes tienen que estar allí. Y en Canadá, la libertad de prensa no es negociable.
Una cita de Pablo Rodríguez, ministro canadiense de Patrimonio.
Pablo Rodriguez.

Para el ministro de Patrimonio de Canadá, Pablo Rodríguez, la libertad de prensa no es negociable.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

El líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh, destacó la importancia de los valores democráticos de Canadá.

Debemos tener transparencia, debemos apoyar la libertad de los medios de comunicación. Esto es fundamental para una sociedad democrática, dijo.

Marc-François Bernier, profesor de periodismo en la Universidad de Ottawa, calificó la decisión de antidemocrática, sobre todo porque la universidad tiene un programa de periodismo digital.

Según Bernier, la universidad habría salido ganando si hubiera sido severa con el embajador y que no habría quedado mal como institución si se cancelaba la conferencia. En cambio, la universidad se doblegó ante la amenaza de una visión totalitaria y autoritaria.

El presidente de la Federación Profesional de Periodistas de Quebec, Michaël Nguyen, también denunció la decisión.

Es una cuesta resbaladiza, muy peligrosa, y mido mis palabras cuando digo que en Canadá debemos ser capaces de respetar las normas canadienses sobre las prácticas del periodismo, dijo.

La Universidad de Ottawa reconoce el error

El presidente de la universidad, Jacques Frémont, tuiteó en francés este 30 de noviembre declarando que la institución tomó la decisión equivocada en el último momento, y pidió disculpas a los medios de comunicación implicados. Deberíamos haber actuado mejor para proteger la libertad de prensa, señaló.

En una declaración escrita, un portavoz de la Universidad de Ottawa subrayó que su conferencia corría el riesgo de ser cancelada si se admitían las cámaras y dijo que los periodistas tuvieron acceso a ella.

La universidad también prometió hacer las cosas de manera diferente la próxima vez.

Para que esta lamentable situación no vuelva a ocurrir, la universidad intentará en el futuro ser más clara con sus conferencistas antes de celebrar actos, sobre la posible presencia de los medios de comunicación, escribió Jesse Robichaud, portavoz de la universidad.

Fuente: CBC / RC / L. Blouin

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares