1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Inmigración

Hispano-canadienses más influyentes: conozca la historia de dos de los nominados

Luis Horacio Nájera dejó México porque, siendo periodista, fue perseguido por narcotraficantes y por oficiales corruptos del gobierno. En Canadá no solo ha logrado obtener dos maestrías y una beca, sino también ha recibido premios por la defensa del derecho a la libertad de prensa. Alma Arzate, también mexicana, dejó su ciudad natal por la inseguridad. Hoy dirige un grupo de 150 personas.

Un homme et une femme en regardant a la camera.

Luis Horacio Nájera tiene 14 años viviendo en Canadá y Alma Arzate lleva casi 16 años en el país.

Foto: Cortesía Luis Horacio Nájera y Alma Árzate

Maria-Gabriela Aguzzi

Este año, a inicios de diciembre, se llevará a cabo la entrega del reconocimiento a los 10 hispano-canadienses más influyentes que desde hace 14 años viene dando la Canadian Hispanic Business Alliance.

Aún no ha sido anunciada la lista completa de los nominados al reconocimiento, pero la organización dio a conocer que estos provienen de siete países y están basados en estos momentos en las provincias de Quebec, Ontario, Manitoba y Columbia Británica.

La Canadian Hispanic Business Alliance también informó que entre las personas que aspiran a ser reconocidas como los hispano-canadienses más influyentes están una artista que hace moneda real, una ex refugiada que ahora es una diplomática de alto rango, una líder en inclusión, expertos en logística y comercio internacional, empresarios y médicos.

La lista completa será develada en las próximas semanas, pero dos de los nominados ya dieron a conocer por motu propio sus nominaciones. Se trata de Luis Horacio Nájera y Alma Arzate, ambos mexicanos con más de 10 años en Canadá y que han destacado en sus diferentes áreas profesionales.

des personnes avec des prix dans leurs mains.

En la 10a edición de los premios 10 hispano-canadienses más influyentes el invitado especial fue Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Foto: Cortesía Mauricio Ospina / Villagra & Velez

Un periodista perseguido, exiliado y buscando reinventarse

Luis Horacio Nájera llegó a Canadá con su familia hace 14 años. Siendo corresponsal del grupo Reforma en la frontera entre México y Estados Unidos y cubriendo la guerra contra el narcotráfico, llegó un momento en que su vida corrió peligro, por lo que decidió exiliarse. Llegó a Vancouver como refugiado, ciudad en la que vivió durante tres años, para luego establecerse definitivamente en Toronto, donde se encuentra en este momento.

Nájera ha dedicado buena parte de su vida en Canadá a los estudios, a buscar constantemente reinventarse e incluso ha tenido la oportunidad de trabajar en medios de comunicación, pero hasta la fecha no ha encontrado un lugar estable de trabajo, por lo que en estos momentos -desde hace tres semanas- está trabajando como conserje los fines de semana. Su amor por el periodismo y por escribir no ha quedado de lado, pues está, al mismo tiempo, escribiendo sus memorias.

"Soy parte de la primera oleada de periodistas mexicanos que fueron obligados a exiliarse a raíz de la guerra entre y contra el narcotráfico en México. Fui amenazado por un grupo de criminales y por oficiales corruptos del gobierno y eso nos llevó a mí y a mi familia a tomar la decisión de escapar… de exiliarnos", explicó en entrevista vía telefónica con RCI.

Cuando llegó, Luis Horacio Nájera sabía que sería una buena idea reinventarse, ante la situación compleja que vive el periodismo y que nada tiene que ver con la seguridad física -en el caso de Canadá-, sino más bien con la seguridad laboral, en palabras del propio periodista. La mejor forma de reinventarse: la educación, dijo.

"En 2014 completé una maestría en Asuntos Globales en la Universidad de Toronto , pero desafortunadamente no me llevó a mucho en términos laborales", agregó.

Tuvo luego la oportunidad de trabajar en un proyecto del Toronto Star, pero por un periodo breve y también ha estado vinculado a organizaciones de protección de la libertad de prensa como PEN Canadá, una organización no partidista de escritores y lectores que trabaja con otros para defender la libertad de expresión como un derecho humano básico.

Su vínculo con la escritura también se ha mantenido a lo largo de los años en Canadá. Luis Horacio Nájera ha sido escritor visitante en George Brown College y recientemente recibió una beca -que está utilizando precisamente para trabajar en sus memorias-.

Un homme en regardant a la camera.Ampliar imagen (nueva ventana)

Luis Horacio Nájera ha recibido múltiples reconocimientos en Canadá y ha culminado dos maestrías. Después de 14 años en el país sigue reiventándose.

Foto: Cortesía Luis Horacio Nájera

También tuvo la oportunidad de escribir un libro junto con Peter Edwards, uno de los periodistas más destacados de Canadá en temas de crimen organizado (reportero en el Toronto Star) , titulado The Wolfpack, que habla sobre la nueva generación de narcotraficantes en Canadá y también en México. Salió a la venta el año pasado e igualmente está disponible en francés, narró.

Pero el periodista y escritor sintió la necesidad de volver a la educación como método de reinvención y fue así que terminó una nueva maestría en manejo de desastres y emergencias, en la Universidad de York. Junto a esta maestría hizo igualmente certificados en estudios latinoamericanos y en estudios de seguridad global. "Son temas que de alguna manera son muy cercanos a mí. A lo largo de mi vida académica he tratado de incorporar a la región latinoamericana".

Tanto así que durante la pandemia, como muchos periodistas, Luis Horacio Nájera creó un pódcast bautizado Español, un idioma, muchas ideas, en el que precisamente trató temas latinoamericanos.

Fragmentado

También tuvimos la oportunidad de conversar con Luis Horacio Nájera más allá de su rol como periodista, como un inmigrante que después de 14 años vive también un proceso de integración.

"Una de las grandes lecciones que te deja el vivir fuera de tu país, independientemente de cómo hayas llegado, es esta fragmentación de la identidad: tú eres, de las puertas de tu casa para adentro, una persona, con tu familia, te esfuerzas por hablar tu idioma, tratas de vivir de acuerdo a tus costumbres, tratas de preservar la cultura, sobre todo para que tus hijos no la pierdan".

Pero también de las puertas para afuera eres otra persona, eres el inmigrante, eres el distinto, increíblemente a pesar de que Canadá es un país diverso, pero sigues siendo un outsider. Entonces tienes esta doble vida, esta fragmentación de la identidad muy compleja de entender y después de asimilar. En mi caso ha sido muy complejo esto. Yo venía de ser un periodista trabajando para un medio muy importante, con un prestigio, yo mismo me había construido cierto prestigio al estar en el epicentro de la guerra de las drogas, que era Ciudad Juárez en ese tiempo, al estar publicando, denunciando y haciendo mi trabajo como periodista y de repente llegas aquí y eres prácticamente nadie.
Una cita de Luis Horacio Nájera

Con la residencia y la posterior ciudadanía, Luis Horacio Nájera dijo haber superado la segunda etapa en su proceso migratorio. Ahora, aseveró, vive una tercera etapa en la que "tienes una especie de crisis de identidad. Yo le he invertido mucho tiempo a mi educación en Canadá y desafortunadamente esa educación no ha dado los frutos que yo esperaba. Esta parte sí ha sido muy compleja".

Luis Horacio Nájera ve esta complejidad por el hecho de que ha recibido numerosos premios y reconocimientos tanto en Canadá como en Estados Unidos, incluyendo el Premio Internacional de la Libertad de Prensa y de Human Right Watch. "Son cosas muy bonitas y muy importantes, pero también chocan mucho con lo que es el día a día. Hace tres semanas empecé un trabajo de janitor en fin de semana, porque desafortunadamente es lo único que pude encontrar".

Un honor

"Solo el hecho de ser nominado a los 10 hispano-canadienses más influyentes de Canadá, suena a cliché, pero es la verdad, es un honor", dijo Luis Horacio Nájera.

"El premio se creó prácticamente cuando llegué a este país -hace 14 años-. He sido testigo del crecimiento de la comunidad hispana en Canadá. Ha sido bastante interesante ver cómo cada vez se escucha más español en la calle", agregó.

Para este periodista el crecimiento de la comunidad es evidente y reconocimientos como éste la hace más visible. 

Creo que es una muy buena iniciativa porque visibiliza y hasta cierto punto empodera, pero lo  más importante es que informa (...) Aquí hay gente educada, informada, activa, productiva e inteligente y creo que es bien importante para mover hacia adelante la identidad hispano-canadiense. 
Una cita de Luis Horacio Nájera

Supervisando la cadena de suministros

Alma Arzate vive en Canadá hace casi 16 años. Originaria de Ciudad Juárez, México, la inseguridad también la empujó, junto con su familia, a dejar su tierra natal. Tuvo la fortuna de llegar a territorio canadiense incluso con un trabajo vinculado a la cadena de suministros, en el invierno de 2006. Como Luis Horacio Nájera, Alma también hizo pública su nominación recientemente.

"En el año 2002 los secuestros y la violencia de género fueron algo muy cotidiano en mi ciudad, entonces después de muchas conversaciones decidimos migrar a Canadá, un país bastante diverso y abierto a aceptar inmigrantes. Nuestra mejor opción era emigrar a Canadá", aseguró en entrevista con RCI.

En estos momentos Alma Arzate es directora senior de Logística Global para una empresa de productos farmacéuticos genéricos, ubicada en Toronto.

"Tengo el placer de dirigir a un diverso equipo de trabajo de más de 150 profesionales del suministro, los cuales laboran en varias áreas de tráfico y aduanas, en sistemas, proyectos y procesos logísticos y de seguridad de la cadena de suministro. Se trata de movimiento de mercancía hacia varios países del mundo, Estados Unidos y Canadá y también los centros de distribución, los cuales están en más de 100 países diferentes, incluyendo México", explicó.

Para esta especialista en logística y en la cadena de suministro, el primer año en tierras canadienses fue el más duro.

Une femme en regardant a la cameraAmpliar imagen (nueva ventana)

Alma Arzate dice que se ha integrado bien a la sociedad canadienses, con el apoyo de familia y amigos, pero reconce que el primer año en el país fue muy duro.

Foto: Cortesía Alma Árzate

"Es complicado. Nosotros venimos con una cultura diferente, un estilo diferente y ese primer año fue de mucho aprendizaje para mí. Fue de mucho ajustarme a cómo integrarme efectivamente en el medio laboral canadiense, porque una cosa es haber venido ya con un trabajo y otra cosa muy diferente es conservarlo y no nada más conservarlo sino empezar a crecer dentro de la empresa. Mis hijos se adaptaron muy fácilmente. En seis meses mi hijo era bilingüe y mi pequeñita, que en ese entonces tenía 2 años y hoy ya tiene 17, tenía problemas del oído, estaba un poco atrasada en su lenguaje y ahora no la para nadie":

Arzate ha contado con el apoyo de sus amigos, muchos de ellos hispanos, "porque compartimos una cultura, comida, visiones, pero también hemos tomado lo mejor de la cultura canadiense".

Para Alma Arzate también es un honor estar nominada este año a los 10 hispano-canadienses más influyentes.

Siempre es muy bonito que le reconozcan a uno sus esfuerzos y la verdad cuando cuando Mauricio me confirmó la nominación fue un momento de alegría (...) Lo que me da más satisfacción de estos reconocimientos es poder usarlos como una plataforma para amplificar mi mensajes o tratar de dar esperanza a las personas que se encuentran en una situación similar a la que yo me encontraba hace 15 años. Se puede salir adelante, se puede alcanzar un nivel de éxito que lleve a que otros te reconozcan. Nada es fácil, se ha tratado de mucha insistencia, de mucha disciplina, de sacrificios, con el apoyo incondicional de esposo, de mi familia, de mis amigos y colegas, para que las puertas se vayan abriendo (...) Esperamos usar estas nominaciones para inspirar a nuestros hermanos hispanos, para demostrarles que en este país podemos brillar tanto como estábamos brillando en nuestros países de origen.
Una cita de Alma Arzate

Alma ha dedicado más de 500 horas durante los últimos años para ser ponente y panelista voluntaria en universidades, colegios, asociaciones y organizaciones de asentamiento de inmigrantes canadienses. Fue asesora del Consejo Directivo de Supply Chain Canada, donde ayudó a coordinar exitosos eventos que reunieron a cientos de profesionales de la cadena de suministro.

Su intención, dijo, es que el público se identifique con ella, aprenda de su trayectoria y de los muchos obstáculos que ha tenido que superar para encontrar su voz, y ser reconocida como líder en industrias y profesiones dominadas por los hombres, y que, "a través del diálogo constante, también se inspiren para encontrar formas de seguir perseverando, alcanzar sus propios sueños y convertirse en la mejor versión de sí mismos". De hecho, la historia de Alma fue compartida en la portada de la edición de abril de 2020 de la revista Canadian Immigrant, como parte de su especial Immigrant Women of Inspiration. Su historia también ha sido dada a conocer en la edición de octubre de 2019 de la revista Supply Professional.

También ha recibido numerosos reconocimientos, entre los que destacan el Top 100 Most Influential Women in Canadian Supply Chain, que le otorgó Supply Chain Canada en 2019. Fue reconocida igualmente en los premios Woman of Inspiration 2020, otorgados por la Universal Women Network (UWN) en la categoría de Líder auténtica. Asimismo fue incluida en el Top 100 Women in Supply Chaina nivel mundial por IBM y en la revista Supply Chain Digital, en 2021.

En 2022, Alma Arzate se convirtió en la primera mujer creadora de contenido relativo a la cadena de suministro y logística para la biblioteca de LinkedIn Learning en español, siendo así la primera creadora de contenido en español en Canadá. Sus dos cursos en Fundamentos de la logística, lanzados en el mes de junio del 2022, han tenido más de 10 000 estudiantes alrededor del mundo.

Además de su labor en Canadá, Alma trabaja en favor de su Alma Máter en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, donde es coordinadora general de una asociación civil sin fines de lucro, llamada Fuerza Liebre, integrada por egresados del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, que de manera voluntaria recauda fondos en beneficio de la institución educativa y de los estudiantes de bajos recursos, los cuales ya han otorgado becas de equidad social a más de 30 estudiantes.

Une personne dans un podium avec un microphone et trois personnes en arrière.

El alcalde de Toronto, John Tory, en la 10a edición de los 10 hispano-canadienses más influyentes.

Foto: Cortesía Mauricio Ospina / Mauricio Jiménez

Sobre los premios

Conversamos igualmente con Mauricio Ospina, fundador de la Canadian Hispanic Business Alliance para que nos diera más detalles sobre el reconocimiento que, con el apoyo del Grupo Educativo LAC, incluso ha logrado otorgar en becas educativas un monto que asciende a los 250 000 dólares.

"A lo largo de los 14 años que hemos hecho este programa hemos logrado conseguir nuevas maneras de levantar el perfil de los hispanos, que no nos vean de la manera típica, sino también como investigadores, como diplomáticos, como artistas, políticos y empresarios, a lo largo y ancho de Canadá. Nos ayuda a levantar el nombre ante la sociedad canadiense y eso, al mismo tiempo, motiva a la comunidad a mejorar", indicó.

Un homme en souriant a la camera.Ampliar imagen (nueva ventana)

El fundador de la Canadian Hispanic Business Alliance, Mauricio Ospina, vive en Canadá desde 1990.

Foto: Cortesía Mauricio Ospina

Ospina contó que se inspiró en crear este reconocimiento, luego de su propia experiencia como inmigrante, pues llegó a Canadá en 1990. "Yo pasé las duras y las maduras, como decimos en Colombia. Fue muy duro cuando llegué y me dije que si podía dar información verídica, precisa y motivadora a quien la necesite, no dudaría en hacerlo. Posteriormente, Estadísticas Canadá presentó un primer perfil de la comunidad hispana en el país y me di cuenta de que era una oportunidad, dado el crecimiento tan grande de la comunidad y el hecho de que había una gran parte de profesionales. Pensé que era necesario reconocer esos logros y el aporte, que no solo hacen a la comunidad hispana sino a todo Canadá", explicó.

Los premios han sido otorgados en varias ciudades del país y se caracterizan por tener un invitado especial. De hecho, en 2016, contó con la presencia de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA.

Este año la ceremonia de entrega se llevará a cabo en Toronto, Ontario, pero aún la fecha está por determinarse. Quienes deseen tener más información pueden visitar este enlace. (nueva ventana)

Maria-Gabriela Aguzzi

Titulares