1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Leyes antiterroristas canadienses impiden a las ONG ayudar en Afganistán

Una mujer sostiene a su hijo.

Una mujer afgana sostiene a su hijo mientras ella y otras personas esperan recibir paquetes de un grupo de ayuda en un centro de distribución en Kabul, Afganistán.

Foto: Reuters / Ali Khara

RCI

El ministro federal de Justicia, David Lametti, admitió el miércoles que el gobierno de Canadá aún no ha encontrado la forma de resolver una cuestión legal, que fue resuelta hace meses por otros países, que pueda permitir que los organismos canadienses no gubernamentales puedan brindar ayuda a los afganos en el terreno.

Aunque ahora se sabe que Ottawa ha mantenido regularmente conversaciones con el gobierno talibán, los liberales no pueden explicar por qué las ONG canadienses siguen sin poder proporcionar la ayuda que tanto necesitan los afganos.

Es un tema complejo y estamos buscando soluciones, dijo Lametti este 5 de octubre en el Senado.

Las ONG afirman que no pueden prestar ayuda a las personas necesitadas en Afganistán porque podrían ser sancionadas debido a las leyes antiterroristas de Canadá, que consideran a los talibanes como una organización terrorista.

La primavera pasada, los organismos no gubernamentales explicaron a los diputados que, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá, estas organizaciones no podían pagar a un chofer en Afganistán para que entregue alimentos o medicinas, porque supuestamente ese salario contribuiría a los impuestos que se pagan a los talibanes.

Los diputados eran miembros de un comité de la Cámara de los Comunes que examinaba la respuesta de Canadá ante la llegada al poder de los talibanes en Afganistán tras la abrupta retirada de las tropas de Estados Unidos y de otros países.

El pasado mes de junio, este comité recomendó a Ottawa que modifique la ley para permitir a las ONG poder ayudar a los afganos en ese país sin ser sancionadas por supuestamente ayudar a una organización terrorista.

Meses después, esa ley continúa sin ser modificada. Los partidos de la oposición y las organizaciones humanitarias acusan a Ottawa de dar largas al asunto, ya que los países aliados de Canadá ya establecieron exenciones hace meses.

Lametti dijo en una entrevista el 4 de octubre que su gobierno es sensible a la compleja cuestión, pero admitió que los distintos departamentos implicados en el tema no habían logrado encontrar una solución.

Las modificaciones del Código Penal son una de las opciones que se consideran, pero no son las únicas, y haremos todo lo posible por encontrar la solución adecuada.
Una cita de David Lametti, ministro de Justicia de Canadá.
David Lametti.

El ministro federal de Justicia, David Lametti, dijo que el gobierno de Canadá está buscando la forma de permitir la ayuda a la población afgana.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

El ministro Lametti añadió que es importante que la solución elegida por el Gobierno no tenga efectos indeseados pero no dio ningún ejemplo concreto.

La senadora Ratna Omidvar dijo este 5 de octubre que la situación en Afganistán era más que urgente y que Ottawa ya debería haber encontrado una forma de ofrecer algún tipo de exención para hacer llegar ayuda humanitaria a ese país golpeado por más de 20 años de guerra.

No me importa cómo logren resolver el problema. No me importa si se trata de una exención de las sanciones o de un cambio en el tribunal antiterrorista: todo lo que quiero es que arreglen el problema y punto.
Una cita de Ratna Omidvar, senadora canadiense.

Ella también se pregunta si Ottawa entiende realmente el problema, tal como lo ha declarado, ya que sigue barajando diversas opciones pese a que ya han pasado meses desde que la situación se hizo evidente. Pensar en ello no es asumir la situación, dijo, añadiendo que las ONG canadienses tienen las manos atadas.

David Lametti se muestra evasivo ante el Senado

Omidvar presionó al ministro Lametti sobre el tema en la Cámara Alta este miércoles, pidiéndole un calendario concreto. En cambio, el Ministro de Justicia repitió que se trata de un asunto serio.

Obviamente, no puedo adelantarme al proceso a medida que éste avanza, dado el funcionamiento de nuestro Parlamento. Estamos estudiando todas las opciones y no puedo decir nada más, declaró el ministro Lametti.

A finales de agosto, el Secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, declaró que más de la mitad de la población afgana, unos 24 millones de personas, necesitaba ayuda y que casi 19 millones de personas sufrían una inseguridad alimentaria aguda.

La organización caritativa Street Child, Niño de la calle, afirmó que el trabajo infantil se ha triplicado en Afganistán en momentos en que el país se ve severamente afectado por la sequía, una frágil situación económica y los altos precios del petróleo. Las autoridades esperan que la situación empeore con la llegada del invierno.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Melanie Joly, dijo que los liberales pronto tendrán algo que anunciar para las organizaciones no gubernamentales.

Tenemos que asegurarnos de que el dinero pueda llegar a las ONG. Así que propondremos soluciones al respecto muy pronto para encontrar formas de ayudar a los afganos que sufren bajo el régimen talibán.
Una cita de Mélanie Joly, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá.
Dos niñas trabajan en una fábrica de ladrillos

Dos niñas trabajan en una fábrica de ladrillos el 12 de septiembre de 2022 en la región de Kabul. El gobierno de Afghanistan ha privado a las mujeres el derecho a asistir a la escuela.

Foto: Associated Press / Ebrahim Noroozi

La ministra Joly también confirmó un informe difundido en los medios de comunicación que reveló que Canadá mantuvo conversaciones con los talibanes apenas unas semanas después de que éstos tomaran el poder en Afganistán en agosto de 2021.

Los talibanes, a quienes Canadá considera como una organización terrorista, han mantenido conversaciones frecuentes con funcionarios de algunos países occidentales en reuniones celebradas en Doha, la capital de Qatar.

No tenemos la intención de reconocer el régimen talibán, así que lo que estamos haciendo en Doha es asegurarnos de que avanzamos en los temas que preocupan a los canadienses, y eso incluye a las niñas y la educación, dijo Joly.

Ella no comentó la posibilidad de que Canadá se una a sus aliados para abrir una oficina de representación en varios países, solución que algunos expertos han propuesto en lugar de abrir una embajada oficial, con el propósito de seguir en el terreno la situación de los derechos humanos en ese país.

El primer ministro Justin Trudeau dijo a los periodistas que las conversaciones con los talibanes en Doha tratan de reforzar los derechos humanos en Afganistán y ayudar a los afganos que quieren abandonar ese país. Por desgracia, tenemos que implicarnos con esta gente [los talibanes], dijo.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares