1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Canadá se reunió con los talibanes en varias ocasiones tras la caída de Kabul

Combatientes talibanes toman el control del palacio presidencial en Afganistán.

Combatientes talibanes toman el control del palacio presidencial afgano tras la huida del presidente afgano Ashraf Ghani, en Kabul, Afganistán, el domingo 15 de agosto de 2021.

Foto: AP / Zabi Karimi

RCI

Funcionarios del gobierno canadiense se han reunido con representantes de los talibanes en por lo menos 13 ocasiones en Qatar desde que éstos llegaron al poder en Afganistán en agosto de 2021, según revelan documentos obtenidos por el difusor público canadiense CBC.

Los documentos, obtenidos a través de la ley de acceso a la información, muestran que David Sproule, alto funcionario del gobierno de Canadá para Afganistán, ha estado junto con varios funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá y representantes de países aliados, presionando a los talibanes para que se comprometan a extender el derecho a la educación a las mujeres, a luchar contra el terrorismo y a conceder un paso seguro a los afganos que quieran abandonar el país.

A diferencia de los ministerios de Relaciones Exteriores de Estados Unidos y Pakistán, Canadá no proporciona actualizaciones periódicas sobre sus conversaciones con el gobierno de Afganistán.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, declinó una solicitud de entrevista para este reportaje, pero el primer ministro Justin Trudeau dijo a los periodistas este 5 de septiembre que Canadá no tiene intención de reconocer a los talibanes como gobierno legítimo de Afganistán.

La realidad es que, junto con los socios internacionales, tenemos que seguir presionando a los talibanes para que respeten los derechos de las mujeres, para que se aseguren de que las niñas puedan ir a la escuela, para que ayuden al paso seguro de las personas que quieren salir de Afganistán. Es necesario vincularse aunque no los reconozcamos.
Una cita de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.
Manifestación de mujeres.

Mujeres afganas en una manifestación en Kabul en protesta por la privación de sus derechos en ese país.

Foto: Getty Images / AFP / Wakil Kohsar

En una declaración, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá, Charlotte MacLeod, destacó cómo Sproule ha estado en contacto con los talibanes de manera informal, con los países aliados, para seguir presionándolos en cuestiones relacionadas con los derechos humanos, la lucha contra el terrorismo y otras prioridades clave.

Los documentos obtenidos por CBC son en su mayoría correos electrónicos que Sproule envió a sus colegas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá. Esos documentos muestran que los talibanes también han hecho sus propias peticiones a Canadá y a otros países, y que han negado los peligros a los que se enfrentan los afganos que intentan salir de ese país, a pesar de los múltiples informes de CBC y otros medios de comunicación sobre la existencia de esos peligros.

En una reunión celebrada el 12 de octubre de 2021, dos meses después de la abrupta retirada de Afganistán de las tropas estadounidenses y sus aliados, y la caída de Kabul, los talibanes pidieron a los representantes de los gobiernos extranjeros que reabran sus embajadas en la capital afgana.

Según una nota que Sproule escribió a sus colegas, el ministro de Relaciones Exteriores en funciones de Afganistán en ese momento, Amir Khan Muttaqi, también pidió a los gobiernos que levanten sus sanciones y afirmó que su gobierno era inclusivo porque en él participaban representaciones de las minorías étnicas y las mujeres en el gobierno no habían sido despedidas.

Durante esa misma reunión, informó Sproule, los talibanes afirmaron que la gente está utilizando el tema de la seguridad como excusa para abandonar el país, pero en realidad se van en busca de oportunidades económicas. Sproule dijo que los talibanes también afirmaron que, aunque no querían que nadie se fuera, no crearían obstáculos para quienes quisieran irse.

Sproule dijo que los talibanes sugirieron que los gobiernos extranjeros interesados en ayudar a las mujeres "deberían empezar por pagar los salarios de 200.000 maestras, incluidas 28.000 en Kabul".

Sproule informó de que durante su siguiente reunión con representantes del gobierno afgano, también en octubre, los talibanes reconocieron un problema menor en el gabinete: la falta de mujeres.

Los representantes talibanes también afirmaron, según él, que las mujeres jueces, fiscales y otras que participan en las manifestaciones contra el régimen están provocando deliberadamente al personal de seguridad para que tomen represalias contra ellas, de modo que puedan producir un vídeo de esas represalias para respaldar sus solicitudes de asilo en el extranjero.

Sproule informó que los talibanes acusaron a la comunidad internacional de tener un doble rasero porque en el pasado reconoció a muchos otros gobiernos que llegaron al poder por la fuerza pero que tenían el apoyo del pueblo.

Dijo que el 23 de noviembre, preguntó a otro funcionario talibán (cuyo nombre y título fueron redactados en los documentos) por qué no podrían considerar un acuerdo para compartir el poder con figuras respetadas fuera del movimiento para darle una mayor legitimidad.

El representante de los talibanes reconoció que habría una ventaja en hacerlo, dijo Sproule, ya que las últimas cuatro décadas en Afganistán demostraron que un solo grupo político no podía controlar totalmente el país por la fuerza, pero que el régimen mantenía el 100% del monopolio del poder.

La Embajada de Canadá en Afganistán.

Tras el ingreso a Kabul de las fuerzas talibanas, Canadá decidió suspender sus actividades diplomáticas en Afganistán.

Foto: Ambassade du Canada en Afghanistan

Intrusión en la embajada

La correspondencia también mostraba que Sproule estaba preocupado por el ingreso de los talibanes en la propiedad diplomática canadiense el 10 de septiembre de 2021, a poco menos de un mes después de ellos tomaron del poder y después de que Canadá anunció que cerraba temporalmente su embajada y evacuaba al personal.

Un informe de la organización de noticias británica Sky News de ese día muestra a periodistas entrando en las embajadas británica y canadiense acompañados por guardias de seguridad talibanes. Las imágenes de la sede diplomática canadiense muestran botellas de vino tiradas por el suelo y a un miembro de los talibanes diciendo: Deben haber tenido mucho dinero para comer tanto. Solían comer bien, emborracharse y luego tener sexo entre ellos.

La primera referencia a este suceso en los documentos de Sproule aparece en una nota que escribió el 20 de septiembre de 2021. En ella, él anotó que planea registrar formalmente la preocupación por la entrada de individuos talibanes en nuestra propiedad diplomática en Kabul, en violación de la obligación del tratado de Afganistán de proteger la propiedad diplomática.

Los documentos dicen que Sproule volvió a sacar el tema durante las reuniones celebradas en octubre y noviembre de 2021 con diferentes representantes talibanes. Informó de que le dijeron que remitiera el vídeo del incidente para hacer el seguimiento del caso.

La última reunión entre Sproule y los representantes talibanes resumida en los documentos tuvo lugar el 16 de febrero de este año. Uno de los documentos dice que Sproule advirtió a los talibanes que el futuro compromiso de la comunidad internacional con su gobierno estaría directamente influenciado por sus acciones contra los grupos terroristas y que no se debía permitir que Afganistán vuelva a servir de base para actividades terroristas.

En respuesta, según el documento, el funcionario de defensa talibán Abdullah Hanefi insistió en que los talibanes controlaban todo el territorio de Afganistán y que, aunque podían existir pequeñas células, ningún grupo terrorista utilizaba Afganistán como campo de entrenamiento o para financiar actividades.

Nipa Banerjee, profesional en residencia en la Escuela de Desarrollo Internacional y Estudios Globales de la Universidad de Ottawa, dijo que aunque no sea fácil llevar a cabo actividades diplomáticas con los talibanes, eso era algo absolutamente esencial.

Abandonar a los talibanes en este momento, para mí, equivale a abandonar a los afganos de a pie, que no tienen a nadie que los apoye, dijo.

Mujeres manifestándose en Kabul.

Manifestación de mujeres y niñas afganas ante el Ministerio de Educación en Kabul exigiendo la reapertura de las escuelas para niñas.

Foto: Getty Images / AHMAD SAHEL ARMAN/AFP

Banerjee trabajó en la embajada de Canadá en Kabul durante cuatro años que coincidieron en parte con el mandato de Sproule como embajador en Afganistán entre 2005 y 2007.

Banerjee dijo que Canadá podría asociarse con aliados de la comunidad internacional para abrir una oficina de representación en Afganistán a fin de tener una presencia en el terreno, sin comprometerse a abrir una embajada completa.

Dijo que dicha oficina podría comprobar las afirmaciones de los talibanes de que permiten que las niñas vuelvan a la escuela y no encarcelan a los disidentes políticos.

Si [los talibanes] son o no dignos de confianza es algo que debe establecerse y el gobierno tiene que averiguar cómo establecerlo. Lo que digo es que la comprobación de los hechos con objetivos, resultados e indicadores de resultados, esto se puede hacer y debemos trabajar en ello.
Una cita de Nipa Banerjee, ex empleada de la Embajada de Canadá en Afganistán.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá al difusor público CBC señala que hay pocas bases como para creer las afirmaciones de los talibanes. Señaló que la situación de los derechos humanos en Afganistán sigue deteriorándose gravemente, especialmente en lo que se refiere a la educación secundaria de las niñas, y que está profundamente preocupado por los informes sobre castigos extrajudiciales, como represalias y ejecuciones sumarias, desapariciones y detenciones.

Canadá ha destinado este año más de 143 millones de dólares en ayuda humanitaria a Afganistán y la región.

El ex ministro de Relaciones Exteriores, Marc Garneau, nombró a Sproule como alto funcionario para Afganistán durante las últimas elecciones federales canadienses. Hizo el anuncio en Twitter el 27 de agosto de 2021.

Fuente: CBC / R. Boudjikanian

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares