1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Educación

Los trabajadores de la educación en Ontario se posicionan para ir a una huelga

Dos autobuses escolares estacionados.

El personal de apoyo a la educación en Ontario, incluyendo los conductores de buses escolares, manifestaron su predisposición de ir a la huelga.

Foto: Radio-Canada / Francis Ferland

RCI

El 96,5% de los asistentes de enseñanza, conserjes, conductores de autobuses escolares y administradores escolares de Ontario que participaron en una votación sobre la posibilidad de una huelga han votado a favor de un paro si fracasan las conversaciones sobre una nueva convención colectiva.

Los miembros del sindicato tenían hasta el domingo para votar. La votación comenzó el 23 de septiembre.

El Sindicato Canadiense de Empleados Públicos, CUPE por sus siglas en inglés, había pedido a sus miembros un mandato para poder declarar una huelga, y con ello enviar un mensaje claro al gobierno de Ford, el primer ministro de la provincia, destacando que las conversaciones con la provincia para renovar los convenios colectivos se han estancado.

El sindicato CUPE señala que sus miembros ganan un promedio de 39.000 dólares al año y que muchos dependen de los bancos de alimentos que proporcionan víveres gratuitamente a las personas necesitadas.

El ministro de Educación, Stephen Lecce, acusó al sindicato de buscar una huelga. En una declaración escrita, dijo que estaba decepcionado pero no sorprendido por los resultados de la votación en favor de la huelga.

El CUPE sigue adelante con [su intención] de ir a la huelga exigiendo un aumento de las indemnizaciones de casi el 50% tras dos años de perturbaciones para los estudiantes debido a la pandemia .
Una cita de Stephen Lecce, ministro de Educación de Ontario.
Doug Ford y Stephen Lecce en una conferencia de prensa.

En primer plano, el primer ministro de Ontario, Doug Ford. Detrás, su ministro de Educación, Stephen Lecce.

Foto: La Presse canadienne / Frank Gunn

Lecce añadió que la oferta del gobierno era razonable y que protege el plan de prestaciones y pensiones más generoso en el país.

Laura Walton, presidenta del Consejo de Sindicatos de Consejos Escolares de Ontario, respondió que es el gobierno el que está empujando [a sus miembros] hacia la huelga, y afirmó que la provincia paga mal a los miembros del sindicato.

No queremos ir a la huelga ¿Pero estaría el ministro dispuesto a vivir con 39.000 dólares al año?
Una cita de Laura Walton, presidenta del Consejo de Sindicatos de Consejos Escolares de Ontario.

Más de 45.400 de los 55.000 miembros del sindicato participaron en la votación en favor de una posible declaratoria de huelga, lo que representa una participación del 82,6%.

Por el momento no se ha fijado ninguna fecha para una posible huelga. Está previsto que las negociaciones se reanuden el jueves entre ambas partes.

Walton dijo que las conversaciones del jueves y el viernes serán claves para el futuro. Antes de cualquier huelga, el sindicato debe informar sobre la medida con varias semanas de antelación, dijo.

El sindicato no descarta una huelga de brazos caídos o una huelga general si las conversaciones no se materializan en un acuerdo.

Manifestación de maestros de escuela.

Las relaciones entre el gobierno conservador de Doug Ford y el sector de la educación han sido tensas. Profesores protestan en el centro de Toronto contra los recortes presupuestarios.

Foto: Radio-Canada / Thilelli Chouikrat

El tema de los salarios

El sindicato CUPE ha pedido un aumento salarial del 11,7% o 3,25 dólares por hora para sus miembros, argumentando que los salarios de sus miembros no han seguido el ritmo de la inflación.

El gobierno del conservador Doug Ford ofreció en cambio un aumento salarial del 2% para los trabajadores de la educación que ganan menos de 40.000 dólares y un aumento del 1,25% para los demás, es decir, entre 33 y 53 centavos más por hora, según CUPE.

Según Walton, la oferta provincial representa un aumento promedio anual de 800 dólares por trabajador sindicalizado.

El gobierno replicó que, además de los aumentos salariales, el sindicato pide cinco días pagados de preparación antes del comienzo de las clases, 30 minutos de preparación pagados por día y un aumento de la remuneración por las horas de trabajo extra.

El gobierno de Ford también está negociando actualmente con los cuatro sindicatos de profesores la renovación de sus convenios colectivos.

Reacciones

El Nuevo Partido Democrático provincial criticó al gobierno de conservador de Ontario por llevar a nuestros niños hacia nuevas interrupciones escolares.

El primer ministro Doug Ford y el ministro Stephen Lecce han utilizado el año escolar de nuestros hijos como moneda de cambio para intimidar a los trabajadores de la educación peor pagados.

Chandra Pasma, crítica neodemócrata en materia de educación en Ontario.

La diputada liberal Mitzie Hunter dijo que desde el inicio de estas negociaciones, Doug Ford y Stephen Lecce se han negado a evaluar la idea de dar a los trabajadores del sector de apoyo a la educación la compensación que merecen.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares