1. Página de inicio
  2. Política
  3. Inmigración

Los migrantes de todo Canadá piden su regularización y estatus permanente

Manifestación en Toronto .

Cientos de personas participaron en una manifestación en Toronto para pedir al gobierno federal que extienda el estatus permanente a los indocumentados.

Foto: CBC / Patrick Swadden

RCI

Miles de inmigrantes y sus simpatizantes participaron el 18 de septiembre en manifestaciones que se llevaron a cabo en varias ciudades canadienses para pedir al gobierno de Canadá que otorgue a las personas indocumentadas el estatus de residente permanente.

Los manifestantes también pidieron que se ponga en marcha rápidamente un programa de regularización inclusivo para los inmigrantes indocumentados, una antigua reivindicación que, según sus defensores, parece estar más cerca que nunca de hacerse realidad gracias a las recientes medidas adoptadas por el gobierno federal liberal.

Syed Hussan, director ejecutivo de la Alianza de Trabajadores Inmigrantes por el Cambio, dijo que este es un momento oportuno para que Ottawa escuche los pedidos de su organización para que las personas indocumentadas tengan acceso a los derechos básicos en Canadá.

Tenemos una oportunidad histórica en este momento para remediar un error que dura desde hace muchos, muchos años. Queremos asegurarnos de que el Parlamento no se retrase más, dijo por teléfono antes de dirigirse a una manifestación en Toronto.

Ottawa puso en marcha un programa de regularización de solicitantes de asilo que trabajaban en el sector de la salud durante la pandemia del Covid-19. Desde entonces, el primer ministro Justin Trudeau ha manifestado su interés en ampliar la iniciativa.

En una carta de mandato de diciembre de 2021 el primer ministro Trudeau pidió a su ministro de Inmigración y Ciudadanía que aproveche de los programas piloto existentes para seguir explorando formas de regularizar el estatus de los trabajadores indocumentados que contribuyen a las comunidades canadienses.

Hussan dijo que el programa debería incluir a todas las personas indocumentadas y argumentó que debería ser un tema de atención para el gobierno de Canadá mientras el Parlamento se prepara para reanudar las sesiones legislativas a partir de la próxima semana.

El primer ministro Trudeau ya ha indicado que quiere hacer lo correcto. La cuestión ahora es saber si se incluirá a todas las personas indocumentadas. Creemos que la igualdad es la igualdad, y que cualquier exclusión es discriminación, por lo tanto todos y cada uno de los trabajadores migrantes o refugiados, estudiantes e indocumentados deben ser incluidos.
Una cita de Syed Hussan, director de la Alianza de Trabajadores Inmigrantes por el Cambio.
Syed Hussan.

Según Syed Hussan, una regularización dará a los trabajadores indocumentados en Canadá derechos fundamentales.

Foto:  CBC / Krystalle Ramlakhan

Un portavoz del Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Sean Fraser, dijo que el trabajo para cumplir con el compromiso del mandato de regularizar el estatus de los trabajadores indocumentados está en curso, y que el ministerio se encuentra en consultaciones con los expertos y las partes interesadas.

Aidan Strickland dijo que las futuras decisiones políticas se basarán en las lecciones aprendidas de los programas recientes, como el destinado a los solicitantes de asilo que trabajaron en el sector de la atención a la salud durante la pandemia.

A medida que salimos de la pandemia, el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía seguirá explorando nuevas vías para ayudar a más extranjeros que ya viven en Canadá a hacer de este país su hogar permanente, dijo Strickland en un correo electrónico.

Aunque no podemos especular sobre futuras decisiones políticas, esta es una oportunidad para que examinemos las mejores prácticas y las lecciones aprendidas de nuestras experiencias anteriores para garantizar una política pública más inclusiva y eficaz, añadió Strickland.

Hussan dijo que esperaba a miles de personas en las concentraciones y marchas previstas en 13 ciudades, como Toronto, Montreal, Edmonton, Vancouver, Fredericton y St John’s, explicando que su organización quiere que el gobierno federal implemente un programa de regularización para las 500.000 personas indocumentadas que viven en Canadá y que garantice el estatus de residente permanente para los 1,2 millones de migrantes con estatus temporal.

La intensa lluvia no impidió que cientos de personas participen en una concentración en un parque de Toronto. Llevando paraguas y pancartas, los manifestantes pedían al gobierno de Canadá que otorgue el estatus para todos, una demanda que se repitió en cánticos y discursos a lo largo de la tarde.

La manifestación también contó con la participación de organizaciones laborales y sindicatos que trajeron sus pancartas.

Varios inmigrantes, entre los que se encontraban trabajadores agrícolas y del sector de la salud, compartieron sus historias antes de que el grupo se congregue frente a la oficina de la viceprimera ministra Chrystia Freeland en el centro de la ciudad.

"No queremos que nos tengan pena"

Merari Borgez, de 19 años, que llegó de México a Toronto cuando era niña, contó a la multitud cómo su familia luchaba por acceder a los servicios de salud y a la educación y cómo tampoco podía viajar y despedirse por última vez de sus familiares debido a su falta de estatus en Canadá.

Vivir sin estatus es deshumanizante, dijo, y pidió a los políticos que trabajen rápidamente para extender el estatus de residente a familias como la suya. No queremos compasión. Queremos acción, dijo.

En el pasado se han celebrado jornadas de protesta nacionales similares sobre la cuestión del estatus de los migrantes, pero Hussan dijo que esperaba que las manifestaciones del domingo sean las más grandes, ya que el ímpetu de la causa ha crecido en los últimos años.

Esto se debe, en parte, al creciente número de personas indocumentadas que se están organizando para conseguir el reconocimiento de sus derechos, dijo, así como a la renovada atención que se presta a las desigualdades a las que se enfrentaron al desempeñar trabajos esenciales durante la pandemia.

Syed Hussan, director de la Alianza de Trabajadores Inmigrantes por el Cambio, dijo que las peticiones de estatus de residencia permanente y regularización dará a los trabajadores indocumentados en Canadá derechos para abogar por mejores condiciones de trabajo, estudio y vida, así como para acceder a los servicios públicos de salud.

Obtener ese estatus de personas con documentos válidos también dará a las personas actualmente indocumentadas una mayor movilidad laboral y mejorarían las condiciones de trabajo, dijo.

Caroline Michael, indocumentada que trabaja en el sector de la salud en Toronto, también se sumó a las peticiones de un estatus permanente.

En la manifestación del domingo, ella compartió los retos a los que se ha enfrentado como refugiada que busca permanecer en Canadá. Después de que las autoridades le denegaron varias solicitudes de estatus de refugiada, Michael dijo que la regularización es su última opción.

Dijo que le han pedido que pague por los servicios de atención médica y que su situación ha afectado profundamente a su salud mental, pero que no puede tomar tiempo libre en el hospital donde trabaja debido a su estatus.

Esto es como si estuvieras en la cárcel. Estás cautiva, dijo. Ella pidió a los parlamentarios que extiendan el estatus de residente permanente a todos los migrantes, incluida ella misma y otras personas en sus mismas condiciones que han estado trabajando en primera línea durante la pandemia del Covid-19.

¿Por qué debemos ser tratados así?, dijo a la multitud. Todos los seres humanos merecen ser tratados correctamente. Tenemos derecho a vivir felices en Canadá, dijo Caroline Michael.

Fuente: CBC / H. McKenzie-Sutter

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares