1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Inmigración

Simplificar la inmigración para paliar la falta de trabajadores en la restauración

Un cuisinier prépare un sandwich de viande effilochée.

Los restauradores de Toronto están luchando para contratar personal.

Foto: Radio-Canada / Robert Short

RCI

Representantes del sector de la restauración en Canadá piden cambios a las normativas de inmigración para poder atraer a más trabajadores extranjeros y así hacer frente a la falta de personal calificado que se vive en esta industria.

Entre muchos de los restaurantes y comercios de comida afectados por la falta de trabajadores está la pastelería Nord Lyon, ubicada en Toronto, Ontario. Sus dueños han hecho grandes esfuerzos para conseguir personal, pero sin frutos, hasta ahora.

"No encontramos a nadie", dijo el director general de la pastelería, Hicham Bouseksou, quien comentó que ha puesto anuncios tanto en Quebec como en Ontario en numerosos sitios de búsqueda de empleo, en redes sociales e incluso pasando el mensaje de boca a oreja. Todo esto sin éxito alguno.

Las consecuencias de la falta de trabajadores se sienten. Nord Lyon renovó otro local en el mismo inmueble para abrir un segundo restaurante. Pero no cuenta con el personal necesario para operarlo.

De hecho, se esperaba abrir el segundo comercio el pasado 1o de septiembre, pero ahora la inauguración ha sido retrasada hasta finales de octubre o inicios de noviembre.

Nos pusimos una fecha para la apertura, así, al menos, tenemos esperanzas, pero no si no tenemos personal ¿cómo lo logramos?
Una cita de Hicham Bouseksou, director general de Nord Lyon

Bouseksou cree que el problema reside en el hecho de que hay pocas personas que reciben formación en gastronomía en el país. Es importante destacar que Nord Lyon recluta en el extranjero principalmente cocineros, pasteleros y panaderos.

Pero, para él la inmigración económica es un proceso muy lento.

Hicham Bouseksou se croise les bras, le sourire aux lèvres, devant la pâtisserie.

Hicham Bouseksou dice que es muy difícil contratar mano de obra calificada para Nord Lyon.

Foto: Radio-Canada / Grégory Wilson

Según explicó, para traer al país marroquíes o tunecinos, por ejemplo, serían necesarios unos cuatro cinco meses antes de que obtengan su visa en la embajada para poder venir.

Bouseksou considera que las pruebas lingüísticas exigidas para venir a Canadá como inmigrante económico afecta particularmente a los trabajadores de este sector.

Explica que recibe numerosos CV de candidatos desde el exterior, con muchos años de experiencia, pero que no tienen buenas calificaciones en el test de conocimiento de francés (TFC).

El comerciante asegura que lo mejor sería flexibilizar estos criterios para aquellos que vienen a Canadá como trabajadores especializados, como es el caso de pasteleros y panaderos.

Pascal Geffroy, propietario de Batifole Gourmande -ubicada en el centro de Toronto- cree igualmente que es el problema de la falta de formación en el sector de restauración en el país lo que incrementa la falta de personal. Agrega que aumentar los pisos de inmigración es una solución posible para enfrentar la realidad de la escasez de trabajadores.

Un homme pose avec une chemise et une écharpe devant un restaurant sur un petit patio

Pascal Geffroy está preocupado por las repercusiones en la cadena de suministro del aumento de los gastos y la disminución de los ingresos.

Foto: Radio-Canada / Pierre-Olivier Bernatchez

El chef cuenta que numerosos restaurantes, incluyendo el suyo, ofrecen salarios competitivos y prestan atención particular a los horarios y a las condiciones de trabajo, para poder atraer a trabajadores canadienses. Estos esfuerzos, dijo, también son en vano.

"No tenemos personas que se presenten de forma espontánea para el trabajo. Cuando publicamos anuncios, no tenemos respuestas", asegura Geffroy.

La falta de trabajadores no es una realidad exclusiva de Ontario, sino que se siente en todo Canadá y no solo en las grandes ciudades sino también en las comunidades pequeñas, de acuerdo con lo que explica el vicepresidente de Restaurantes Canadá, Olivier Bourbeau.

"No hay una solución única", asegura.

Haciendo mención a los datos más recientes de Estadísticas Canadá, hay 171 715 puestos vacantes en este sector, en todo Canadá. Durante la pandemia, el número de plazas vacantes era de 60 000. La situación parece entonces no arreglarse.

Hablando con economistas recientes me dicen que esta falta de mano de obra se extenderá por 9 o 10 años.
Una cita de Olivier Bourbeau, vicepresidente de Restaurantes Canada

Aligerar el proceso para convertirse en trabajadores temporales, sería, según Bourbeau, una de las maneras de recibir más mano de obra. En este sentido, Restaurantes Canadá presentó recomendaciones al gobierno federal para reducir los costos y acelerar el proceso.

Une annonce de Tim Hortons qui dit que des étudiants peuvent commencer avec un salaire de 14 dollars 75 sous l'heure. Ils peuvent également recevoir des bonis et d'autres avantages.

Muchos restaurantes ofrecen una variedad de beneficios, incluidos mejores salarios, para atraer a potenciales trabajadores.

Foto: Radio-Canada / Andréane Williams

Bourbeau agrega que el organismo también discutió con Ottawa sobre una posible reevaluación de los suelos de inmigración en general.

A su juicio, el gobierno está abierto a estas posibilidades, pero enfrentando el propio gobierno también las consecuencias de la falta de trabajadores, todo el proceso se retrasa.

Por su parte, una vocera del ministerio del Trabajo de Ontario reiteró su deseo de tener más poderes en materia migratoria para poder atraer a más trabajadores cualificados del exterior.

En una declaración, la vocera agregó que los trabajadores cualificados en la industria de la restauración pueden presentar su solicitud de inmigración a Canadá a través del Programa de Inmigrantes Nominados de Ontario (OINP). Sin embargo, la provincial puede solo seleccionar 9700 candidatos, de todas las profesiones.

Es por ello que pedimos al gobierno federal aumentar el número de inmigrantes que podemos designar para poder llenar los empleos disponibles en el sector de la restauración y otros sectores esenciales como el de salud y los dominios especializados, explicó la vocera.

Un impacto a largo plazo

Pascal Geffroy está preocupado, particularmente, por el impacto económico de esta escasez de trabajadores. Comenta que los restaurantes deben limitar el número de clientes que pueden recibir en función de su capacidad de servirles bien. Los ingresos han disminuido, mientras los gastos siguen aumentando.

Los alquileres no han bajado, al contrario, han aumentado. Los costos han aumentado, así como los salarios, mientras tenemos una baja en la cifra de negocios porque no podemos recibir tantos clientes como necesarios para enfrentar nuestros costos fijos.
Una cita de Pascal Geffroy, propietario de Batifole Gourmand

Geffroy agrega que algunos productos, además, están costando más.

Es matemática. Vamos a llegar a un momento con múltiples cierres de establecimientos porque ya no se puede manejar la situación, advierte.

El restaurador está preocupado, además, por el efecto dominó que una serie de cierres podría general, reduciendo la cifra de negocios de los proveedores de estos negocios.

Si los proveedores tienen menos clientes van a vender menos [...] Ellos también tienen problemas de personal y de reclutamiento. Todo esto genera un modelo económico que se va a derrumbar, concluye el chef.

Fuente: Radio-Canadá

Adaptación: RCI / M. Aguzzi

Titulares