1. Página de inicio
  2. Ciencias

Avanza el desarrollo de una píldora de insulina para tratar la diabetes

Una tableta de insulina.

La tableta de insulina desarrollada por Anubhav Pratap-Singh y su equipo de investigación en la Universidad de Columbia Británica.

Foto: Karen Lee

RCI

Un grupo de investigadores de la Universidad de Columbia Británica afirma estar un paso más cerca de desarrollar una píldora que podría administrar la insulina con la misma eficacia que una inyección.

Si tienen éxito, este logro podría suponer el fin de las inyecciones diarias de insulina para muchos pacientes diabéticos.

Los resultados de las pruebas realizadas en ratas de laboratorio han demostrado que la insulina de los comprimidos orales es absorbida por las ratas de la misma manera que la insulina inyectada, sin dejar prácticamente nada de insulina en el estómago de los roedores.

La insulina estaba toda en el hígado y éste es el objetivo ideal para la insulina, es realmente lo que queríamos ver, dijo el investigador y candidato al doctorado Yigong Guo, que está trabajando estrechamente en el proyecto.

El director del proyecto, Anubhav Pratap-Singh, se inspiró en su padre, que padece diabetes de tipo 2, para llevar a cabo la investigación.

Durante los últimos 14 ó 15 años, se ha inyectado insulina todos los días. El tratamiento actual de inyectarse insulina todos los días supone mucho dolor para los pacientes y sus familiares.
Una cita de Anubhav Pratap-Singh, director del proyecto.

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo de una persona no puede producir insulina, o no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce.

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Es necesaria para controlar la cantidad de glucosa, o azúcar, en la sangre.

La falta de insulina puede provocar un aumento del azúcar en la sangre y conlleva graves problemas de salud, como ceguera, enfermedades cardíacas, problemas renales, amputación, daños nerviosos y disfunción eréctil.

Según el organismo Diabetes Canadá, las únicas formas de administrar insulina en la actualidad son las inyecciones o mediante bombeo. Dependiendo de su diagnóstico específico, los pacientes pueden empezar con una dosis de una o más inyecciones cada día, o incluso una inyección antes de cada comida.

Existen varios otros métodos de administración de insulina en desarrollo. En 2019, investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts desarrollaron una cápsula que podría utilizarse para inyectar hasta 300 microgramos de insulina.

Pratap-Singh dijo que las tabletas orales que su equipo está desarrollando podrán proveer la insulina de manera efectiva a través de la región bucal, el área en la boca detrás de las mejillas y alrededor de las encías.

Encontramos que la región bucal es algo que realmente ofrece condiciones muy similares a la insulina inyectada. Mantener la insulina en la región bucal nos permite administrarla durante un periodo de 40 a 45 minutos mediante un mecanismo de liberación lenta. Eso significa que la eficacia se prolonga bastante.
Una cita de Anubhav Pratap-Singh, profesor de la Universidad de British Columbia.
Un hombre se inyecta insulina.

Una de las pocas formas de administrar insulina en la actualidad es mediante una inyección.

Foto: Getty Images / imyskin

Según los investigadores de la UBC, la mayoría de los comprimidos de insulina ingeridos que se están desarrollando tienden a liberar la insulina lentamente a lo largo de dos a cuatro horas, mientras que la insulina inyectada de liberación rápida puede dispersarse por completo en 30 minutos y hasta en un lapso de dos horas.

Tom Elliott, director médico del organismo Diabetes Columbia Británica cree que las pastillas podrían tener grandes beneficios para muchos diabéticos si los investigadores tienen éxito.

Tengo, creo, unos 2.500 pacientes que se inyectan insulina cada día, y si les dijera que pueden tomar una píldora o mantener una cápsula en la mejilla hasta que se disuelva, creo que se emocionarían bastante.
Una cita de Tom Elliott, director médico del organismo Diabetes Columbia Británica.

Elliott sabe del proyecto desde hace tiempo y ha ayudado a los investigadores a solicitar subvenciones.

Sin embargo, afirmó que los resultados de los experimentos con ratas muestran que la administración de insulina se produjo a los 30 minutos de tomar la píldora y que los diabéticos necesitan la insulina mucho más rápido.

No va a proporcionar una regulación muy fina como lo hacen las bombas de insulina o el páncreas artificial en las personas con diabetes de tipo 1, dijo Elliott.

Pratap-Singh afirma que su comprimido oral de liberación rápida tiene ventajas evidentes para los diabéticos. La reducción de las inyecciones también eliminaría los residuos medioambientales de las agujas y el plástico de la jeringuilla, que podrían no reciclarse y acabarían yendo al vertedero, afirmó.

Las píldoras también podrían ser almacenadas y transportadas más fácilmente que la insulina inyectada, que requiere ser mantenida refrigerada.

Pratap-Singh dice que ahora que se han realizado ensayos en animales pequeños, tendrán que probar las pastillas con animales más grandes antes de realizar cualquier ensayo en seres humanos.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares