1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Indígenas

Se lleva a cabo el primer encuentro sobre tumbas sin nombre en escuelas residenciales

Kimberly Murray

Kimberly Murray fue nombrada interlocutora oficial para el caso de las tumbas sin marcar de niños indígenas.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

RCI

Una silla vacía en una sala de conferencias de un hotel de Edmonton representaba este 13 de septiembre a los espíritus de los niños indígenas que fueron llevados a la fuerza a las escuelas residenciales y nunca volvieron a casa.

La interlocutora especial Kimberly Murray, nombrada por el gobierno de Canadá, es la anfitriona de la primera reunión nacional para hablar de las tumbas sin marcar halladas en predios de las escuelas residenciales para niños indígenas, un sistema establecido por el gobierno federal y administradas por las iglesias cristianas.

A partir de la década de 1870 el gobierno de Canadá comenzó a establecer escuelas residenciales en todo el país. Las autoridades solían llevar a los niños a escuelas lejos de sus comunidades de origen, como parte de una estrategia para alienarlos de sus familias y entornos familiares.

En 1920 la ley federal para los indígenas hizo obligatorio que todos los niños indígenas asistan a una escuela residencial e hizo ilegal que acudan a cualquier otra institución educativa. La última escuela residencial para niños indígenas cerró sus puertas en 1996.

El 27 de mayo de 2021 se descubrieron más de 200 tumbas sin marcar en los predios de una antigua escuela residencial en Kamloops, Columbia Británica, lo que dio origen a un movimiento nacional de búsqueda de más cementerios sin marcar de niños indígenas y mayores pedidos de justicia y reparación.

Un homenaje improvisado con decenas de pares de zapatos de niño.

Zapatos de niños fueron colocados en la Colina del Parlamento de Ottawa en memoria de los 215 niños cuyas tumbas fueron descubiertas en mayo de 2021 cerca de una antigua escuela residencial para niños indígenas en Kamloops, en Columbia Británica.

Foto: Radio-Canada / Francis Ferland

Es muy importante que sepan que estamos aquí para ayudarles y no para hacerles daño, dijo Murray, que es una indígena kanien'kehá:ka de Kanesatake, en la provincia de Quebec.

El gobierno federal nombró a Murray en junio con un mandato de dos años para proporcionar recomendaciones sobre un marco legal para la protección de los lugares de enterramiento en las antiguas escuelas residenciales, la identificación de los niños desaparecidos y el posible retorno de los restos a sus respectivas comunidades indígenas.

Más de 300 líderes de las Primeras Naciones, los inuit y los métis, además de organizaciones representativas, supervivientes y familias asisten a la reunión de dos días, que también se retransmite en parte al público.

No es sólo el perdón del Estado lo que está en juego aquí, dijo Natan Obed, presidente de Inuit Tapiriit Kanatami, una organización que representa a los inuit.

Hay tantas realidades familiares, realidades intergeneracionales, personales, que están tan profundamente conectadas con el hecho de no saber dónde está enterrado su abuelo o no saber qué pasó con el hermano o hermana menor que tenían. Estos procesos, como el que estamos a punto de emprender aquí, tienen un significado increíble para la forma en que funcionamos como pueblos indígenas dentro de nuestras propias comunidades.
Una cita de Natan Obed, líder inuit.

Más de 150.000 niños de las Primeras Naciones, métis e inuit fueron obligados a asistir a las escuelas financiadas por el gobierno entre los años 1870 y 1996. Para los indígenas, esas escuelas fueron una forma de genocidio cultural.

Aunque un volumen entero del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) fue dedicado a las tumbas sin nombre y a los niños desaparecidos, el trabajo quedó inconcluso.

El Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación, que continúa el trabajo de la CVR, ha identificado hasta ahora a más de 4.000 niños que murieron en esas escuelas residenciales. Las causas de la muerte fueron, entre otras, enfermedades, accidentes, negligencia y actos criminales.

La CVR puso de manifiesto la necesidad de seguir trabajando para proteger los lugares de enterramiento no identificados de los niños y encontrar la manera de identificar a aquellos niños que nunca volvieron a casa, al seno de sus familias y comunidades.
Una cita de Kimberly Murray, interlocutora especial.
Niños indígenas en una escuela residencial en Red Deer, provincia de Alberta.

Niños indígenas en una escuela residencial en Red Deer, provincia de Alberta.

Foto: Archives de la Ville de Red Deer

Ella dijo que también hay que tener en cuenta a los niños que fueron enviados a otras instituciones como hospitales federales para indígenas, sanatorios, instituciones de salud mental y hospitales provinciales.

Muchos creen, y yo me incluyo, que es probable que haya tumbas sin nombre de niños que también murieron en estos lugares, dijo Murray.

Al igual que la silla vacía en la reunión que se lleva a cabo en Edmonton, también había una colocada al lado del ex comisionado de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, Wilton Littlechild, en todas las audiencias mientras la comisión viajaba por todo Canadá para escuchar a los supervivientes. Dijo que este proceso será importante para conmemorar a los niños que nunca volvieron a casa.

Tenemos que recordar que tenemos una ley tradicional que nos dice lo que tenemos que hacer. Dicen que lo más difícil es cuando el espíritu de un niño se va, dijo.

Llamamos al espíritu de ese niño para que venga, se siente con nosotros en la silla y escuche las historias, y lo que es más importante, para que nos dé fuerzas para que escuchemos las más de 7.000 historias que nos fueron contadas, las más horribles historias de abusos a niños.
Una cita de Wilton Littlechild, ex comisionado de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

La reunión del martes también incluyó sesiones de trabajo, que no se transmitieron en directo, sobre registros, archivos, tecnología de búsqueda, investigaciones y barreras para proteger y acceder a los sitios. Este miércoles se presentarán resúmenes de lo que se debatió en las sesiones de trabajo.

Fuente: CBC / Ka’nhehsí:io Deer

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares