1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política provincial

[Elecciones Quebec] "Quiero dar voz a los que no tienen voz": Andrés Fontecilla

Aspirante a diputado en uno de los distritos más diversos y grandes de la ciudad de Montreal, el chileno-quebequense tiene grandes planes para ayudar a los habitantes de su circunscripción, especialmente los más vulnerables.

Un homme assis (Andrés Fontecilla) sourit la main levée. 
Fontecilla est arrivé au Québec en 1981, alors qu'il était adolescent, avec sa famille qui fuyait la dictature du général Augusto Pinochet.

Andrés Fontecilla llegó a Quebec en 1981 siendo adolescente con su familia que huía de la dictadura del general Augusto Pinochet.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

Laurier-Dorion es el nombre de la circunscripción que Andrés Fontecilla representa desde el año 2018 como diputado en la Asamblea Nacional de Quebec del partido Québec Solidaire

El suyo es un distrito que comprende parte de lo que se conoce informalmente como el Barrio Latino, así como los barrios de Villeray y de Parc-Extension, ambas zonas de la ciudad que inmigrantes recién llegados de todos los orígenes eligen como domicilio. 

Una perspectiva diferente

Andres Fontecilla, avec un électeur en herbe, à son bureau de campagne de la rue De Castelnau, dans la circonscription Laurier-Dorion de Montréal.

Andrés Fontecilla, con un futuro elector, en su oficina de campaña en la calle De Castelnau de la circunscripción electoral Laurier-Dorion de Montreal.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Antropólogo de formación, Andrés Fontecilla ejerció por más de 15 años como trabajador comunitario de colectivos ciudadanos barriales desde mucho antes de involucrarse en la política. 

El político dice que sus experiencias personales y profesionales le han dado las bases para ser el tipo de diputado que quiere dar voz a los de abajo, a los que no tienen voz

Llegué aquí muy joven, conozco muy bien cómo funciona la sociedad quebequense, su historia, sus luchas por mantener la cultura y la lengua francesa, las luchas populares por mejorar las condiciones de vida [...] conozco la historia de los movimiento comunitario, social y sindical. Pero al mismo tiempo, soy inmigrante y conozco las dificultades y obstáculos que viven las familias que acaban de migrar. Entonces puedo dar una perspectiva diferente.
Una cita de Andrés Fontecilla
Images pour illustrer dossier de laïcité, ethnies, religion, etc. Photo prise dans le quartier de parc-Extension à Montréal.

Mucho más que los problemas, Andrés Fontecilla dice querer dar a conocer el aporte de la gente de su distrito inmigrante a la sociedad quebequense, porque afirma “todos trabajan y contribuyen y pagan impuestos a la sociedad”.

Foto: Radio-Canada / Ivanoh Demers

Diputado saliente y candidato a la elección provincial del 3 octubre próximo, Andrés Fontecilla dice estar inmerso en la política quebequense y hablar en los mismos términos que los demás políticos, pero que su trabajo consiste en presentar nuevos enfoques.

Representar el punto de vista particular de la gente de mi sector, que tiene mucha inmigración [...] las problemáticas y necesidades de esa gente que muchas veces es invisible y no logra pasar los filtros de la política. Llevarlos al principal lugar donde se debate la política, que en el Quebec es la Asamblea Nacional.
Una cita de Andrés Fontecilla

Mucho más que los problemas, Andrés Fontecilla dice querer dar a conocer el aporte de la gente de su distrito inmigrante a la sociedad quebequense, porque afirma “todos trabajan y contribuyen y pagan impuestos a la sociedad”.

El sector comunitario

En conversación con RCI, dos organizaciones civiles lideradas por mujeres de origen latinoamericano y cuyos locales están dentro o al margen del distrito representado por Andrés Fontecilla, dieron cuenta de las dificultades a las que se enfrentan con frecuencia para mantener sus colectivos en pie.

Necesitamos apoyo a nivel de los gastos operativos y administrativos porque no los cubre ningún subsidio, dijo a RCI Irlanda Espinoza, presidenta de la Alianza de Comercios Mexicanos de Montreal, mejor conocida como ACOMM. 

Su organismo comenzó siendo fiel a su nombre al atender a inmigrantes mexicanos en el sector empresarial, pero con el tiempo, las circunstancias pandémicas y de inflación, la misión ha ido cambiando. 

Pendant la pandémie, ACOMM a organisé la distribution de nourriture par le biais d'une banque alimentaire hebdomadaire coordonnée par Yadira Caro, une Colombienne vivant à Montréal depuis 2019.

Durante la pandemia, la ACOMM organizó la distribución de alimentos a través de un banco semanal coordinado por Yadira Caro, colombiana viviendo en Montreal desde el 2019.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

La ACOMM comenzó apoyando a empresarios, pero durante la pandemia fue evidente que esas pequeñas empresas y sus familias necesitaban apoyo más básico. Por eso se creó el banco de alimentos, una vez por semana. 

Ahora, dos días a la semana se ofrecen canastas de productos alimenticios básicos a las familias miembros porque la inflación nos ha afectado a todos, dice Espinoza.

Pero no nos damos abasto. Necesitamos apoyo a nivel de los gastos operativos y administrativos, que son los que no cubren ningún subsidio. La comida para el banco nos la dan, pero nosotros tenemos que rentar el camión, pagar el chófer, la gasolina para ir a buscarla.
Una cita de Irlanda Espinoza
Une femme, Irlanda Espinoza, présidente de l'Alliance des entreprises mexicaines de Montréal, devant la boutique solidaire Le Tournesol, créée pour payer les frais de fonctionnement de base de l'ACOMM.  Ampliar imagen (nueva ventana)

La ACOMM inauguró en 2022 el Café Latino Comunitario y la tienda solidaria Le Tournesol, para responder a las necesidades de sus miembros pero también para solventar gastos básicos de operación.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Para subsistir como organismo sin fines de lucro, tuvimos que inertarnos en un esquema de economía social, dice la mexicana.

En lo que va de 2022, la ACOMM inauguró el Café Latino Comunitario y la tienda solidaria Le Tournesol, como respuesta a nuevas necesidades entre sus miembros, impuestos por la pandemia y la inflación, pero también para pagar los servicios básicos de la organización. 

El gobierno de Quebec exige que los organismos cubran 15 a 20% de sus propios gastos operativos. Por eso cobramos en el café comunitario. Es para el salario de la persona que atiende, la electricidad, el Internet que se ofrece. Entonces, son 6 dólares por una comida completa y esa es la contribución de nuestros miembros.
Una cita de Irlanda Espinoza

La tienda solidaria ofrece por su parte objetos nuevos y para el hogar a precios más bajos que en las tiendas comerciales y sin impuestos.

Los organismos comunitarios a veces no contamos con los presupuestos para poder pagar un alquiler comercial, dijo por su parte a RCI Cecilia Escamilla del Centro de Ayuda a Familias Latinoamericanas - CAFLA. 

Une femme, Cecilia Ivón Escamilla, fondatrice et directrice de CAFLA, le Centre d'aide aux familles latino-américaines de Montréal, regarde la caméra.Ampliar imagen (nueva ventana)

Cecilia Ivón Escamilla, fundadora y directora de CAFLA, Centro de Ayuda a Familias Latinoamericanas en Montreal.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

La organización sin fines de lucro que ella dirige es parte de un colectivo de 12 asociaciones civiles en el barrio adyacente a la circunscripción Laurier-Dorion del diputado saliente y candidato Andrés Fontecilla, que lograron, después de 10 años, comprar juntos un edificio que pertenecía a la Comisión Escolar de Montreal. 

Ser copropietarios significa que pagamos menos por la hipoteca que por el alquiler de antes. También la complementariedad de servicios, ya que los 12 organismos trabajamos juntos para el bien de toda una comunidad. Me siento feliz de formar parte de este sueño y mucho más como latinoamericana. Somos el único organismo latino e inmigrante en este colectivo que se llama Centre social et communautaire de la Petite Patrie.
Una cita de Cecilia Escamilla
Cet immeuble de la rue Drolet à Montréal abrite aujourd'hui 12 organisations du Centre Social et Communautaire de La Petite Patrie, qui en sont copropriétaires.

Este edificio de la calle Drolet de Montreal es hoy es el hogar de 12 organismos, entre ellos CAFLA, del Centre Social et Communautaire de La Petite Patrie, que son copropietarios.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Un apoyo constante y permanente

En el caso del Centro de Ayuda a las Familias Latinoamericanas y de la ACOMM, el ingenio y la capacidad de adaptación los han sacado adelante. Pero, como dice Cecilia Escamilla de la CAFLA, es necesario un financiamiento adecuado de la misión global de cada organismo. 

Lo mismo piensa el candidato de Québec Solidaire Andrés Fontecilla. 

Según él, lo que hace falta es un apoyo constante y permanente a los organismos para que se mantengan en el tiempo ofreciendo lo que originalmente se propusieron ofrecer.

Deux hommes et une femme discutent sur une table de travail, regardant un écran d'ordinateur. L'un des hommes (à gauche) est Andrés Fontecilla, candidat de Québec Solidaire dans Laurier-Dorion.

Andrés Fontecilla con su equipo de trabajo.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Los gobiernos financian programas y proyectos, no organizaciones civiles. Entonces si usted tiene un organismo que trabaja en la seguridad alimenticia tiene que postular a un proyecto de salud mental [...] o de integración a las mujeres inmigrantes donde se le puede dar, de manera accesoria, alimentos a las participantes.
Una cita de Andrés Fontecilla

Como consecuencia, los organismos siempre están postulando a distintos proyectos financiados pero que son limitados en el tiempo, dice Fontecilla. Generalmente duran 3 años, a veces menos. 

Los proyectos terminan y se acaba el financiamiento para que el organismo cumpla su misión de ayuda alimenticia, concluye el candidato de Québec Solidaire.

Andrés Fontecilla dans la rue De Castelnau, dans le quartier de Villeray, où se trouve son bureau de campagne pour 2022.

Andrés Fontecilla en la calle De Castelnau, en el barrio Villeray, donde se encuentra su oficina de campaña en 2022.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Entre las otras prioridades de Andrés Fontecilla están encontrar un equilibrio en cuanto a la protección del francés como lengua común en Quebec y el respeto de la diversidad de lenguas y culturas de sus habitantes ; también la defensa de los inmigrantes en situación precaria, documentados o indocumentados.

Mi óptica es tratar de demostrar la contribución de esta gente y la necesidad de regularizar su estado, su situación, perdón, para qué se queden aquí a largo plazo y aprendan el francés y cuiden a sus hijos aquí y se transformen en agentes de desarrollo del Quebec.
Una cita de Andrés Fontecilla.

Este reportaje es parte de una serie en la que RCI presenta candidatas y candidatos de origen latino de los principales partidos políticos de Quebec en el marco de la elección provincial que tendrá lugar el 3 de octubre próximo.

Leer más:

    Paloma Martínez Méndez

    Titulares