1. Página de inicio
  2. Medioambiente

El Parque Nacional de Wood Buffalo en Alberta podría ser declarado en peligro

El Parque Nacional de Wood Buffalo,  Alberta.

El Parque Nacional de Wood Buffalo en Alberta, contiene uno de los mayores deltas de agua dulce en el mundo.

Foto: Courtoisie Parcs Canada

RCI

Funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, se encuentran de visita en Alberta para determinar si el Parque Nacional de Wood Buffalo debe ser incluido en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro.

Según la agencia de la ONU, se considera probable la inclusión del parque a esa lista de sitios en peligro, que incluye la Ciudad Vieja de Jerusalén, el centro histórico de Viena y numerosos sitios arqueológicos.

Con 44.807 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional de Wood Buffalo es rico en biodiversidad y contiene uno de los mayores deltas de agua dulce en el mundo. Su abundancia de humedales, ríos, lagos y praderas lo convierte en el mayor y más intacto ecosistema de su clase en Norteamérica.

Sin embargo, el parque que se encuentra entre la provincia de Alberta y los Territorios del Noroeste se está secando lentamente debido al cambio climático y a la construcción de la represa hidroeléctrica Site C en Columbia Británica, que tiene una extensión de 1.050 metros de longitud.

Además, las investigaciones muestran que el contenido de algunos estanques de residuos de la explotación petrolera de las arenas bituminosas, altamente contaminantes, ya ha empezado a filtrarse a las aguas subterráneas y al río Athabasca.

Un estanques de residuos de la explotación petrolera de las arenas bituminosas en Canadá.

Un estanques de residuos de la explotación petrolera de las arenas bituminosas en Canadá.

Foto: Reuters / Todd Korol

En 2017, la UNESCO proporcionó al gobierno de Canadá una lista de mejoras que debían llevarse a cabo para evitar que el parque sea incluido en la lista de Patrimonio en Riesgo. En las reuniones previstas del 18 al 26 de agosto se evaluarán las respuestas de los gobiernos federal y provincial a esas recomendaciones.

Melody Lepine, de la Primera Nación Mikisew Cree, fue una de las primeras en llamar la atención de la UNESCO sobre la situación del Parque Nacional de Wood Buffalo. La indígena considera que Canadá no siempre ha hecho lo suficiente para proteger ese parque.

Un informe preparado para la Primera Nación Mikisew por un consultor reconoce que la provincia ha creado zonas tampón alrededor del parque y que Ottawa tiene planes de gestión del agua al interior de ellas, pero añade que se ha hecho poco hasta ahora.

Las evaluaciones de riesgo de los estanques de residuos de las arenas bituminosas aún no han comenzado, según el documento. El informe también indica que Alberta se apoya en las mismas políticas que llevaron al parque a su preocupante estado actual.

Promesas poco tranquilizadoras

Actualmente, tanto el gobierno federal como el provincial están preparando una normativa para regular el primer vertido de residuos en el río Athabasca. Se espera que estas normas entren en vigor en 2025.

Según la Asociación Minera de Canadá, los operadores que explotan las arenas petrolíferas cuentan con procesos probados para tratar los residuos. El organismo también dice que esas aguas deben ser retiradas para poder rehabilitar los estanques.

Gillian Chow-Fraser, de la Sociedad para la naturaleza y los parques de Canadá, afirmó que ni el gobierno ni la industria minera han considerado formas alternativas de tratar los residuos contaminantes.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares