1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Desde 2016, más de 10.000 personas han muerto en Columbia Británica debido a las drogas

Los paramédicos intentan reanimar a una víctima de sobredosis.

Los paramédicos intentan reanimar a una víctima de sobredosis en el Downtown Eastside de Vancouver el 11 de mayo de 2020.

Foto: Radio-Canada / Ben Nelms

RCI

Más de 140 personas murieron a causa de la toxicidad de las drogas ilícitas en la provincia de Columbia Británica durante el mes de junio, según el servicio forense provincial, lo que eleva el número total de víctimas mortales este año a más de 1.000.

El número de muertes a causa de la toxicidad de drogas en los primeros seis meses de 2022 es el más alto jamás registrado en ese periodo de un año calendario, según los datos preliminares publicados por el Servicio Forense de Columbia Británica este martes 16 de agosto.

Esta cifra también significa que más de 10.000 personas han muerto como resultado de las drogas tóxicas en Columbia Británica desde que se declaró el estado de emergencia de salud pública en abril de 2016.

Eran hombres, mujeres y jóvenes de todos los ámbitos de la vida. Vivían en nuestros barrios, trabajaban en nuestros lugares de trabajo y jugaban en nuestros equipos deportivos. Algunos vivían vidas ordinarias, mientras que otros enfrentaban enormes desafíos, escribió la forense en jefe Lisa Lapointe en un comunicado.

Todos ellos fueron presa de la oferta letal de drogas ilícitas, algo que es omnipresente, añadió Lapointe.

Leslie McBain, la cofundadora de Moms Stop the Harm, o Madres contra el daño, dijo este 16 de agosto que es difícil ver cómo el número de muertes continúa, mes tras mes, más de seis años después de la declaratoria de una emergencia de salud pública.

Después de tanto tiempo, dijo, es un reto mantener la atención del público en general hacia esta crisis.

Cada persona que muere deja tras de sí un rastro de dolor. Sólo quiero que la gente entienda que esta tragedia, esta dinámica que estamos atravesando, se centra en individuos reales, dijo Leslie McBain, que perdió a su hijo por una sobredosis de medicamentos recetados en 2014.

Cada mes, cuando salen estas cifras, se convierte en un momento donde uno dice, 'Oh, sí, aquí viene el informe del forense. Va a haber un montón de muertes'. Y no culpo a la gente. Es difícil mantenerse centrado en eso. Se convierte en una especie de lugar común, pero no para mí. No para todos nuestros miembros de Moms Stop the Harm ni para todas las personas que han perdido a un ser querido.
Una cita de Leslie McBain, la cofundadora de Moms Stop the Harm.
Una persona sostiene un afiche.

"Cada muerte está causada por el fracaso de las políticas sobre drogas", dice el cartel en una manifestación en Victoria el 14 de abril de 2022, cuando se cumplen seis años desde que la Columbia Británica declaró las sobredosis de opioides como una emergencia de salud pública.

Foto: La Presse canadienne / Chad Hipolito

16 jóvenes murieron este año

Los datos publicados este 16 de agosto indican que en junio murieron 146 personas, frente a las 197 de mayo, lo que supone un descenso de más del 26%. El número de muertes también descendió un 17% respecto al mismo mes del año pasado.

Los datos mostraron que las muertes en todos los grupos de edad han disminuido, aunque casi el 75% de los fallecidos tenían entre 30 y 59 años. Casi el 80% de los fallecidos eran hombres.

Dieciséis de las personas fallecidas este año eran menores de 19 años. Otras 140 tenían entre 19 y 29 años, según el informe.

Se trata de un problema enorme y persistente que vemos surgir repetidamente, de hecho a diario en mi oficina. Las estadísticas son consistentemente alarmantes, dijo Jennifer Charlesworth, representante para la infancia y la juventud en Columbia Británica.

Charlesworth dijo que algunos niños sobrevivieron al envenenamiento por drogas tóxicas, pero sufrieron un impacto en su bienestar y un trauma duradero. Dijo que otros niños terminan bajo el cuidado del gobierno después de perder a sus padres o tutores como resultado del suministro de drogas.

La forense en jefe de Columbia Británica, Lisa Lapointe, insistió en la necesidad de un suministro de drogas más seguro, tal como lo han hecho muchos defensores, académicos y expertos en salud desde la declaración de emergencia sanitaria en 2016.

Estamos reconociendo que el consumo de drogas es un síntoma y nos damos cuenta de que castigar y estigmatizar su uso solo causa más daño.
Una cita de Lisa Lapointe, forense en jefe de Columbia Británica.

Alentar el tratamiento compasivo y el apoyo es la única manera de sacar a los colombo-británicos del peligro y de esta crisis de salud pública, dijo Lapointe en una conferencia de prensa el martes 16 de agosto.

Bolsas de evidencia que contienen fentanilo.

Bolsas de evidencia que contienen fentanilo, una droga mortífera, durante una conferencia de prensa en la sede de la Real Policía Montada de Canadá en Surrey, Columbia Británica, el 3 de septiembre de 2020.

Foto:  (Darryl Dyck/The Canadian Press)

Según las pruebas toxicológicas preliminares post mortem, el suministro de drogas ilícitas sigue siendo extremadamente volátil. Se ha encontrado fentanilo en concentraciones cada vez más altas, según el servicio forense.

Drogas como el etizolam fue detectado en el 39% de las pruebas aceleradas entre julio de 2020 y junio de 2022. Un análogo de la benzodiazepina, el etizolam es un fuerte sedante cuyos efectos no pueden ser revertidos por la naloxona, lo que es un desafío para el personal de socorro que intentan salvar vidas.

La forense Lapointe señaló que la tasa de muertes en la región sanitaria del norte aumentó en junio, a pesar de que se redujo en todas las demás regiones de atención a la salud.

La mayoría de las personas siguen muriendo en espacios interiores, según el informe.

No se han notificado muertes en lugares de consumo supervisado o de prevención de sobredosis. Tampoco hay indicios de que el suministro seguro prescrito contribuya a las muertes por sobredosis, añadió.

La forense dijo que 2.224 personas murieron como consecuencia de las drogas ilícitas en 2021, cifra que hizo que ese año sea el más mortífero hasta la fecha. En el primer semestre de 2022, 1.065 personas han perdido la vida.

Fuente: CBC / R. Schmunk / B. Watson

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares