1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Indígenas

[Reportaje] Cineastas indígenas de las Américas: "compartimos la herida colonial"

En una charla en Montreal, dos cineastas de los territorios conocidos como Venezuela y Chile hablaron de las diferencias pero también de los lazos que unen a las naciones indígenas de América.

Paula Baeza Pailamilla (à droite) et David Hernández Palmar, respectivement Mapuche et Wayuu, défendent le droit des nations autochtones à raconter leurs propres histoires en fonction de leurs traditions et réalités.

Paula Baeza Pailamilla (der.) y David Hernández Palmar, mapuche y wayuu respectivamente, defienden el derecho de las naciones indígenas a contar sus propias historias según sus propias tradiciones y realidades.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

A pesar de sus diferencias, las naciones indígenas de América son similares en muchos aspectos.

Entre otras cosas, tienen en común la misma historia ligada a la colonización europea y el mismo deseo de profundizar en sus vínculos.

Esto es lo que vinieron a compartir dos cineastas sudamericanos durante una actividad organizada en el marco de la 32ª edición del Festival Présence autochtone.

Affiche de l'événement à l'entrée de la Royal Canadian Legion / Légion royale canadienne à Kahnawà:ke.Ampliar imagen (nueva ventana)

Afiche del evento a la entrada de la Royal Canadian Legion / Légion royale canadienne en Kahnawà:ke.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Paula Baeza Pailamilla y David Hernández Palmar, indígenas mapuche y wayuu respectivamente, forman parte del grupo de invitados de varios territorios indígenas de América que participan en la 32ª edición del Festival Présence autochtone de Montreal y su sección de cine Terres en vue.

Participaron en el coloquio Visiones indígenas sobre las Américas, organizado por la Universidad Queen's de Ontario en las localidades de Kahnawake y Tio'tià:ke (Montreal).

Paula Baeza Pailamilla participa por primera vez en este evento, mientras que para David Hernández Palmar es una historia de larga data.

La herida colonial

Paula Baeza Pailamilla, que participó en los debates de la coloquio, también fue invitada como cineasta y jurado del concurso cinematográfico. Este papel le permitió ver varias obras producidas y dirigidas por cineastas indígenas canadienses.

Paula Baeza Pailamilla est titulaire d'un diplôme en pédagogie de la danse contemporaine de l'université ARCIS et d'une maîtrise en théorie et histoire de l'art de l'université du Chili. Son travail artistique se fonde sur sa propre identité mapuche, s'interrogeant sur elle-même et sur son contexte historique, politique et social.

La joven cineasta, artista visual y de performance mapuche dice que llegó a Canadá preparada y con una amplia visión de lo que las naciones autóctonas de aquí viven a diario.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Baeza Pailamilla descubrió que las preocupaciones de los cineastas indígenas de Canadá coinciden con las de otros pueblos de su región.

Compartimos el tema de la herida colonial que es transversal y que ha ido dañando a nuestros pueblos durante siglos. Creo que es importante visibilizar el alcoholismo, la drogadicción y la marginalidad en la que viven las poblaciones indígenas en distintos territorios, ya que lo mismo sucede donde coexisten el capitalismo y los pueblos originarios.
Una cita de Paula Baeza Pailamilla

Territorios lejanos, desafíos comunes

David Hernández Palmar, cineasta de la Nación Wayuu de Venezuela, fue invitado a la conferencia por su papel de productor y programador de festivales de cine indígena en las Américas.

Para Hernández Palmar, quien participa a Présence autochtone desde hace años, los lazos con Canadá son fuertes y se refuerzan aún más cada año, ya que hay muchos retos comunes.

David Hernández Palmar est producteur et programmateur de la Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela, la Muestra de Cine y Video Wayuu et de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI).
Ampliar imagen (nueva ventana)

David Hernández Palmar es productor y programador de la Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela, la Muestra de Cine y Video Wayuu y la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI).

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Este artesano de la imagen reconoce también que a veces es difícil comprender realidades que van más allá de la propia experiencia y que provienen de territorios tan alejados. Por eso, "es importante reunirse y compartir", dice David Hernández Palmar.

Acá también hay inequidades y dificultades de acceso al financiamiento de proyectos artísticos, sobre todo sin que comprometan la autonomía, la creatividad y el control narrativo. Entonces creo que es importante porque la conversación nos acerca cada vez más allá del reto del idioma. Las afectaciones, las posibilidades y las oportunidades nos están acercando más.
Una cita de David Hernández Palmar

En el marco del Festival Présence autochtone, Hernández Palmar participó como panelista en la mesa redonda Los festivales y el movimiento global de cine indígena. También presentó el cortometraje SŪKŪJULA TEI (Relatos de mi madre), uno de los 7 capítulos de la serie Reciprocidad.


"Nuestros cuerpos, nuestras historias, nuestros territorios"

Teniendo una formación en danza contemporánea, desde el 2011, Paula Baeza Pailamilla comenzó a interesarse en la performance y desde ahí, llegó al arte textil y también al mundo audiovisual por una necesidad de registrar sus obras, pero también de crear un lenguaje artístico que ofreciera esta "mezcla entre el cuerpo y el vídeo".

Me interesa mucho la representación de nuestros propios cuerpos y de nuestros propios relatos, porque al menos en Chile hay un imaginario de cómo son los pueblos indígenas, en específico del pueblo mapuche, con material audiovisual hecho por las élites. Pero desde hace unos 20 años eso se ha transversalizado y hay muchísimos realizadores y realizadoras mapuche.
Una cita de Paula Baeza Pailamilla

Para la artista, la identidad y el cuerpo están íntimamente ligados, por eso, la cámara y el ojo que miran juegan un rol importante, dice.

Me parece bien interesante ya que existe una bidireccionalidad entre lo que yo represento y el ojo que registra, pero también qué es lo que registra y dónde. Para mí, los lugares son muy importantes porque son nuestros espacios donde nuestros cuerpos y nuestras identidades convergen y que nos pertenecen.
Una cita de Paula Baeza Pailamilla

La joven creadora cree que el cortometraje Wüfko que presenta en el marco de Présence autochtone es un ejemplo de esa reapropiación del espacio, del tiempo y de los relatos que la historia le debe a los pueblos originarios.

Cada verano desde 1990, el Festival Presencia Indígena ofrece encuentros, conciertos, proyecciones cinematográficas y exposiciones.

Este 2022, el evento se celebra del 9 al 18 de agosto.


Paloma Martínez Méndez

Titulares