1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Derechos y libertades

Autores y políticos canadienses reaccionan al ataque contra el autor Salman Rushdie

Salman Rushdie en Inde en 2013

Salman Rushdie en Inde en 2013

Foto: Associated Press / Rajanish Kakade

RCI

Escritores, editores y figuras literarias canadienses redoblaron este fin de semana sus argumentos en defensa del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión tras el acuchillamiento sufrido por el galardonado autor Salman Rushdie, cometido el 12 de agosto en el pueblo de Chautauqua, en Estados Unidos.

Rushdie, cuya novela Los versos satánicos, publicada en 1988, fue amenazado de muerte por los líderes religiosos musulmanes en la década de 1980, fue apuñalado en el cuello y el abdomen por un hombre que se abalanzó sobre el escenario cuando el autor se disponía a dar una conferencia.

Como resultado de ese ataque, Rushdie acabó en un hospital con un respirador artificial tras haber sido sometido a cirugía de urgencia.

Louise Dennys, vicepresidenta ejecutiva y editora de Penguin Random House Canadá, ha publicado y editado los escritos de Rushdie durante más de 30 años. Ella condenó el ataque a su viejo amigo y colega, calificando ese acto de cobarde y reprobable en todos los sentidos.

Es sin duda uno de los mayores defensores de la libertad de pensamiento y de expresión, y del debate y la discusión en el mundo actual. Tengo esperanzas en su recuperación. Es un gran guerrero y luchador, y espero que se recupere.
Una cita de Louise Dennys, vicepresidenta de Penguin Random House Canadá.

Rushdie, de 75 años, originario de la India y que ha vivido en Gran Bretaña y Estados Unidos, es conocido por su estilo de prosa surrealista y satírica.

Su novela Los versos satánicos fue la razón por la cual Rushdie recibió amenazas de muerte tras su publicación en 1988, ya que muchos musulmanes consideraron blasfematoria una secuencia de sueños basada en la vida del profeta Mahoma, entre otras objeciones. El libro de Rushdie ya había sido prohibido y quemado en India, Pakistán y otros países antes de que el Ayatolá Ruhollah Jomeini de Irán emitiera en 1989 una fatwa, o edicto, pidiendo la muerte de Rushdie.

Varias personas ayudan a otra que se halla derrumbada por tierra.

Varias personas intervinieron rápidamente para prestar auxilio a Salman Rushdie.

Foto: Associated Press / Joshua Goodman

Un hombre de 24 años se encuentra detenido, acusado del ataque contra el novelista. El acusado nació una década después de la publicación de “Los versos satánicos''. La policía dijo que el motivo de ese acuchillamiento no estaba claro. Los investigadores estaban trabajando para determinar si alguien más podría estar relacionado con el incidente.

Tras la publicación de Los versos satánicos, estallaron protestas, a menudo violentas, contra Rushdieen en todo el mundo musulmán. Al menos 45 personas murieron en los disturbios en reacción a la publicación del libro, incluidas 12 personas en la ciudad natal de Rushdie, Mumbai. En 1991, el traductor japonés del libro fue apuñalado a muerte y un traductor italiano sobrevivió a un ataque con cuchillo. En 1993, el editor noruego del libro recibió tres disparos y sobrevivió.

Las amenazas de muerte llevaron a Rushdie a tener que acogerse a un programa de protección del gobierno británico, aunque reanudó con cautela sus apariciones públicas tras nueve años de reclusión, manteniendo su crítica abierta al extremismo religioso en general.

"No podía ser silenciado por el miedo"

Todos dependemos de las historias, el poder y la imaginación de los escritores, dijo Dennys. Rushdie "salió de la clandestinidad porque se dio cuenta de que quería desempeñar un papel en el mundo en que vivimos, defendiendo esos derechos'', dijo.

No podía ser silenciado por el miedo, y creo que ese punto es algo que seguirá haciendo si, como todos esperamos, él logra sobrevivir.
Una cita de Louise Dennys, vicepresidenta de Penguin Random House Canadá.

Dennys dijo que el atentado ya está teniendo el efecto contrario a sus presuntas intenciones, si se toma en cuenta el masivo apoyo de la comunidad literaria internacional, así como de activistas y funcionarios gubernamentales, que citaron el valor de Rushdie por su larga defensa de la libertad de expresión, a pesar de los riesgos para su propia seguridad.

Ha hecho que todo el mundo se dé cuenta de lo preciosas y frágiles que son nuestras libertades y de lo importante que es hablar de ellas, dijo Dennys.

El escritor canadiense John Ralston Saul.

El escritor canadiense John Ralston Saul dijo que Rushdie sabía que alguien podría atacarle, pero que decidió denunciar a quienes intentan silenciar la libertad de expresión y el debate.

Foto: Radio-Canada / Radio-Canada/Olivier Paradis-Lemieux

El presidente de PEN Canadá, una organización que defiende la libertad de expresión de los autores, condenó el salvaje ataque contra su amigo y colega Rushdie, que es miembro del ente.

El escritor canadiense John Ralston Saul, que conoce a Rushdie desde los años 90, dijo que el autor siempre fue consciente de que alguien podría atacarle, pero que decidió vivir públicamente para denunciar a quienes intentan silenciar la libertad de expresión y el debate.

La obra de Rushdie y toda su vida son un recordatorio de lo que es en realidad la vida del escritor público. Este sería el peor momento posible para ceder o mostrar cualquier impresión de que debemos ser más cuidadosos con nuestras palabras. No somos realmente escritores si cedemos a ese tipo de amenazas.
Una cita de John Ralston Saul, escritor canadiense.

El acusado, Hadi Matar, fue detenido tras el ataque en la Institución Chautauqua, un centro educativo y de retiro sin ánimo de lucro. El abogado de Matar declaró ante un tribunal de Nueva York el 13 de agosto que su cliente era inocente de los cargos de intento de asesinato y agresión.

Tras el ataque, algunos visitantes del centro se preguntaron por qué no había una mayor seguridad para el evento, dadas las amenazas contra Rushdie y la recompensa ofrecida de más de 3 millones de dólares a quien lo matara.

Saul, que habló en la Institución Chautauqua años antes del ataque contra Rushdie, dijo que esa institución tiene una tradición abierta de debate, libertad de expresión y antiviolencia que se remonta a más de 100 años.

Es uno de los lugares más libres para aprovechar nuestra creencia en la libertad, dijo Saul.

Roland Gulliver, director del Festival Internacional de Autores de Toronto, tuiteó el sábado que los festivales literarios y los eventos de libros son espacios de expresión, para contar tus historias en un clima de amistad, seguridad y respeto.

Ver tal clima ser quebrado de forma tan violenta es increíblemente impactante, escribió.

Las expresiones de simpatía también llegaron desde el ámbito político, con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, condenando el ataque como un acto cobarde de ataque contra la libertad de expresión.

Nadie debería ser amenazado o lastimado por lo que ha escrito, decía un comunicado publicado en la cuenta oficial de Twitter de Trudeau. Le deseo una pronta recuperación.

Rushdie sufrió daños en el hígado, el corte de nervios en el brazo, y es probable que pierda un ojo como resultado del ataque, dijo el 12 de agosto el agente del autor, Andrew Wylie.

Un médico que presenció el ataque y estuvo entre los que se apresuraron a prestarle auxilio describió las heridas de Rushdie como graves pero de las cuales se recuperará.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares