1. Página de inicio
  2. Medioambiente

El agua de lluvia ya no es potable en ningún lugar del mundo

Lluvia intensa.

El agua de la lluvia contiene sustancias químicas tóxicas eternas.

Foto: Getty Images / digidreamgrafix

RCI

El agua de lluvia en el planeta Tierra no es segura para beber debido a la presencia de sustancias químicas tóxicas que superan los niveles recomendados, según un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Estocolmo.

No hay ningún lugar en la Tierra en el que el agua de lluvia sea potable, según los datos que hemos utilizado, dijo Ian Cousins, profesor de la Universidad de Estocolmo y autor principal del estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology. Su equipo estudió los datos recopilados desde 2010.

Incluso en la Antártida o en la meseta tibetana, los niveles presentes de sustancias químicas tóxicas en el agua de lluvia están por encima de las recomendaciones propuestas por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos.
Una cita de Ian Cousins, profesor de la Universidad de Estocolmo.

Ambas regiones del planeta, normalmente consideradas prístinas, presentan niveles de PFAS, que son substancias per y polifluoroalquiladas 14 veces superiores a las directrices estadounidenses sobre agua potable.

Más conocidas como sustancias químicas tóxicas eternas, porque se desintegran con extrema lentitud, los PFAS, que originalmente se encontraban en los envases, el champú y el maquillaje, se han extendido a nuestro entorno, incluyendo el agua y el aire. Una vez ingeridos, los PFAS se acumulan en el organismo.

Algunos estudios científicos indican que la exposición a los PFAS puede afectar a la fertilidad y al desarrollo del feto. También puede provocar un mayor riesgo de obesidad o ciertos cánceres, como el de próstata, riñón y testículos, además de un aumento de los niveles de colesterol.

La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos ha reducido recientemente el límite recomendado para los PFAS tras descubrir que estas sustancias químicas podrían afectar la respuesta inmunitaria a las vacunas entre los niños, señala Ian Cousins.

Un vaso de agua.

Las sustancias químicas tóxicas presentes en el agua de lluvia superan los límites recomendados de toxicidad, según científicos de la Universidad de Estocolmo.

Foto: Radio-Canada

El científico explicó que los PFAS son ahora tan persistentes y ubicuos en el medioambiente que nunca desaparecerán de la Tierra.

Hemos convertido el planeta en un mundo inhóspito para la vida humana al contaminarlo de forma irreversible, de modo que ya no hay nada limpio. Y hasta el punto en que ya no es lo suficientemente limpio como para ser seguro.
Una cita de Ian Cousins, profesor de la Universidad de Estocolmo.

Hemos sobrepasado el límite planetario, afirmó Ian Cousins, refiriéndose a un modelo que permite evaluar la capacidad de la Tierra de absorber el impacto de la actividad humana.

El científico también señaló que los niveles de PFAS en el organismo de los seres humanos han disminuido de manera significativa en los últimos 20 años y que el nivel de presencia de los PFAS en el medioambiente se ha mantenido constante en los últimos 20 años.

Son las recomendaciones las que han cambiado, afirmó el investigador, explicando que se ha reducido el nivel recomendado de PFAS millones de veces desde principios de la década de 2000 porque se sabe más sobre la toxicidad de estas sustancias.

A pesar de las conclusiones del estudio, Ian Cousins dice que tenemos que aprender a vivir en esta situación de contaminación ocasionada por el uso de substancias tóxicas per y polifluoroalquiladas.

No me preocupa demasiado la exposición diaria en las montañas, los arroyos o la comida. No se puede escapar de ella, así que habrá que vivir con ella. Pero no es una situación ideal el haber contaminado tanto el medio ambiente, hasta el punto de que la exposición natural ya no es realmente segura para la salud, señaló el responsable del estudio, Ian Cousins, de la Universidad de Estocolmo.

Fuente: RC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares