1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Inmigración

[Reportaje] El esfuerzo de Jorge González: ganador del premio mayor en el London Ribfest

Une famille avec un prix du London Ribfest

Jorge González (de lentes, a la derecha) y su familia con el premio del London Ribfest, con el cual reconocieron las costillitas y la salsa de Go González BBQ.

Foto: Cortesía / Jorge González

RCI

María Gabriela Aguzzi

Jorge González aprendió a hacer carne asada en los llanos venezolanos cuando tenía 7 años, de la mano de un señor que se llama Lorenzo. La comida ha sido siempre parte de su vida, aunque de niño también vendió cervezas en estadios y hasta periódicos. Pero definitivamente la comida es su vida. Cuando habla del grill sus ojos brillan.

Ese brillo en los ojos llegó a un punto máximo para Jorge, cuando Go González BBQ recibió el premio mayor del Festival de Costillas de London, el London Ribfest, uno de los eventos de este tipo más importantes de Canadá, que se viene celebrando desde 1985. Su equipo fue reconocido por tener las mejores costillitas y la mejor salsa.

No es el primer premio para Go González BBQ, el tráiler que Jorge y su familia construyeron con sus propias manos. Semanas previas recibieron varios premios en otros festivales, pero nada como London. La emoción no la puedo describir, dijo en entrevista con RCI este venezolano que vive en Canadá desde hace 28 años.

Ese día, contó el grillmaster, aunque el sol estaba presente, las nubes amenazaban la asistencia al Victoria Park de London (Ontario). 

Antes buscaba hacer la mejor costilla, ahora tengo que hacer la mejor costilla y mantenerla. Esto no termina.
Una cita de Jorge González, propietario de Go González BBQ

"Estaba en el grill. Salía el sol y se metía. Yo le decía a mi mamá y a mi papá, que están muertos: que no llueva, por favor. Pero se puso a llover. Y en un punto me puse a llorar, no por el asunto de que no iba a vender, sino porque pensé que mi mamá y mi papá estaban celebrando conmigo. Llovió duro. Sentía las gotas, como cuando llueve en el Amazonas. La gente se quedó en la cola. Busqué bandejas para proteger la leña y la gente me empezó a pedir, y así hicieron la fila, con las bandejas en la cabeza, para comprarme. Ese día celebré con mi mamá y con mi papá que el trabajo duro, por fin, estaba dando frutos”.

un camion de cuisine de la rue avec un prix

El tráiler de Go González BBQ con el premio del London Ribfest en el centro.

Foto: Cortesía / Jorge González

Aunque han sido varios los premios y reconocimientos, la vida de Jorge en Canadá no siempre ha estado llena de momentos alegres.

"Un pedacito duro de la vida"

Jorge González creció en Valencia, Carabobo, un estado central de Venezuela. Su familia es de Apure, una región llanera donde la carne asada tiene un espacio importante en el menú de los locales. Fue a los 18 años cuando decidió venirse a Columbia Británica, acompañando a una novia que le dijo que quería hacer 20 000 dólares y luego regresarse a Venezuela.

Pero Jorge no regresó a su país de nacimiento. Vivió en el oeste canadiense por más de una década, pero en un momento decidió probar suerte en Ontario. “Me vine para Chatham, porque me habían dicho que era más barato, pero cuando llegué aquí… WOW”, dijo.

"Llegamos a Chatham y nos golpeó la realidad de la vida. Fue un pedacito muy duro de la vida. Llegamos a buscar comida en los food banks (bancos de alimentos). Estuvimos en ayuda social. Dormíamos en un colchón inflable sin aire. Pasamos bastante trabajo. Pero siempre mi vida y la de los míos ha sido para don't give up (no rendirse). No te rindas y sigue adelante, es mi lema. Recogíamos latas en la calle, con mi esposa y mi primera niña, que tenía entonces tres años”.

Aunque la realidad era dura para estos inmigrantes, a pesar de ya tener tantos años en Canadá, la familia logró comprar una casa móvil y en Chatham nació la segunda hija.

Con la plata que obtuvieron por la venta de esa casa móvil, Jorge intentó tener un primer camión de comida. Pero la vida tenía otros planes. El padre de su esposa murió y la familia debió viajar a Venezuela. El dinero destinado para lograr el sueño del camión de comida se fue. Eso nos puso otra vez en una situación compleja. Hemos pasado de todo, expresó.

No vinimos a Canadá a quedarnos en el camino, vinimos a Canadá a salir adelante.
Una cita de Jorge González, propietario de Go González BBQ

A pesar de todas las dificultades, Jorge y su familia lograron tener un primer camión de comida. Los invitaron a un evento en London, ciudad donde están establecidos en estos momentos. Ganaron entonces su primer premio por la mejor salsa en enchiladas. Esa salsa la pueden conseguir todavía en el restaurante que tienen ahora, ubicado en 709 Hamilton Rd.

la facade restaurant London Ontario

El restaurante para comprar para llevar, que tiene también envío y para recoger en el lugar, González BBQ.

Foto: Cortesía / Jorge González

Pero como en la vida una de las cosas más constantes es el cambio, Jorge optó por vender ese camión de comida para dedicarse a las costillas.

"Decidimos construir un tráiler y lo hicimos desde el primer tornillo hasta el último. Siempre ha sido una lucha, porque si no tienes el dinero, te toca hacer todo”, explicó.

Pero vino la pandemia del COVID-19 y trastocó los planes grandes que tenía la familia. Sí lograron vender salsas en mercados de la ciudad, pero no participar en las competencias y festivales, esenciales para que este tipo de negocios coja auge.

"Era demasiado difícil. Vendíamos un poco donde podíamos. Fue duro. Todavía sigue siendo duro. Me gusta recordar de dónde vengo para no volver a caer ahí”.

El sol comenzó a salir después de meses de trabajo duro y fue así como Go González BBQ recibió una primera invitación para un festival de costillitas. No nos emocionaba la idea de ganar, era la alegría de saber que después de tantos años podíamos participar en un festival. Pero sí hubo premio: segundo puesto para el tráiler de ribs. Estábamos contentos.

Gracias a ese premio comenzaron a recibir más invitaciones para festivales. 

"Nos invitaron luego a Toronto. Y ahí estaba nuestro tráiler, rodeado de otros que cuestan entre 250 000 y 500 000 dólares. Ahí estaba yo con el perolito que hicimos, con una inversión de unos 50 000 dólares (además de todo el trabajo que hicimos). Pero en ese festival nos pusieron de últimos. Hay muchas tácticas que se usan en los ribfests porque hay mucha competencia. Es una rivalidad constante”.

Pero eso sí, yo nunca dejo de divertirme, siempre con música, gritando, bailando, cantando. Lo llevo en la sangre. Cuando estoy en el grill siento que le digo a la gente Caracas, Caracas, Valencia, Valencia, como los que anuncian las rutas de los autobuses en Venezuela (...) Cuando entré a los ribfests, que podía poner música a todo volumen sin que llamaran a la policía o me dijeran que estaba loco, supe que eso es lo que quiero hacer. Cuando estoy en estos eventos me siento libre, que estoy en mi mundo. Me traigo un pedacito de mi Venezuela.
Una cita de Jorge González, propietario de Go González BBQ

A estudiar 

A pesar de los premios, de los reconocimientos y la popularidad, Jorge sentía que el negocio no estaba del todo pulido.  

Se preguntaba constantemente por qué las cosas no salían como se supone debían ser. Las costillas me salen bien, en Toronto arrasamos a pesar de que me hicieron la vida imposible. Había algo que faltaba.

Y fue ese cuestionamiento lo que lo llevó a regresar a estudiar. Quería ser chef. "Decidí entonces irme a la escuela, a los 45 años. Entré al college para hacerme chef y tener mis documentos. Y al mismo tiempo íbamos a festivales. Entonces era realmente difícil para mí. Viví la experiencia, después de viejo, con un poco de muchachos, porque sabía que necesitaba una estructura, una disciplina”.

La pandemia fue el momento idóneo para que Jorge aplicara los conocimientos adquiridos en el college. Fue así como fue creando un sistema (nueva ventana) y sin darnos cuenta hicimos una franquicia. Hasta los momentos no hemos vendido ninguna porque cuando obtuvimos todos los papeles comenzaron los festivales. Me metí de lleno a los ribfests. Eso sí, la franquicia está disponible para quien la quiera comprar.

Un burrito.

Jorge González ofrece no solo comida tipo BBQ, sino platos latinos como burrritos, burridogs, arepas y más.

Foto: Cortesía / Facebook/Jorge González

De esta manera, hoy Jorge tiene su restaurante, en London, donde ofrece costillas, brisket y todo lo vinculado al BBQ y también comida latinoamericana. Además, tiene su tráiler con el que va participando en diferentes festivales de costillitas. (Aquí (nueva ventana) pueden ver su agenda para los próximos días)

Si está lloviendo te vendo un taco y si hace sol te vendo una costilla.
Una cita de Jorge González, propietario de Go González BBQ

"No se rindan"

El esfuerzo de Jorge González puede encontrar eco en miles de inmigrantes que vienen a Canadá en búsqueda de oportunidades. El camino no es de flores, pero la recomendación de este grillmaster es no rendirse.

"A los inmigrantes que están llegando y se les está haciendo difícil les digo: don't give up. Las lágrimas no vienen solas. Vienen con recuerdos, emociones, tristezas, alegrías. Somos humanos. Sufrimos porque nos venimos a una tierra que no es de nosotros y que probablemente nunca lo será, pero será de nuestros hijos y esa es la única razón por la cual uno no se puede dejar vencer", expresó.

Aunque Jorge reconoce que aún queda mucho camino por recorrer, aseguró sentirse contento y orgulloso de lo logrado hasta ahora. Disfruta de los reconocimientos con sus dos niñas, que ahora tienen 15 y 10 años.

"Hoy estoy contento. Todavía me pongo a ver adónde hemos llegado, cuando alguien me pide un delivery -tenemos un carrito con todos los logos- y agarro mi bolsa que también dice Gonzalez y me llevo la máquina para que paguen con tarjetas. El otro día fui con mi niña chiquita a entregar una comida. Tocamos la puerta y la señora pagó con la tarjeta y cuando regresamos al carro le dije a mi niña: viste adónde hemos llegado, la gente actually paga para comer nuestra comida. Se la llevamos como que si fuera la propia compañía. Esta es una compañía.".

¿Que si estoy contento con el negocio? Yes. ¿Que si queda mucho camino? Yes.
Una cita de Jorge González, propietario de Go González BBQ

Esto no quita la nostalgia que también se ve en sus ojos, nostalgia por esa Venezuela en la que vivió prácticamente hasta que se convirtió en mayor de edad.

"Me siento triste por tantos años que no he podido ir a Venezuela. Ni pasaporte venezolano tengo. Llevo seis años sin ir. Fui cuando mi mamá murió y al año siguiente. En 28 años he ido seis, siete veces".

A pesar de los altos y los bajos Jorge vive su vida desde la alegría y desde el optimismo. Su comida también refleja el vínculo que mantiene con su país natal y con sus raíces latinoamericanas. "Vivo mi vida alrededor de la comida. Por eso tenemos desde el Latino´s Dream, hasta las costillas, y el medio pollo. Mi grill se llama La bestia, porque así se llama el tren donde miles de migrantes se trasladan para vivir su latino dream, su american dream".

Titulares