1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Indígenas

Indígenas wet’suwet’en dan a conocer en una gira su lucha en defensa de sus tierras

La líder hereditaria wet’suwet'en, Janet Williams.

La líder hereditaria wet’suwet'en, Janet Williams, el 9 de julio de 2022 en Manitoba. La ley Wet'suwet'en, que existía antes de la Ley federal sobre los indígenas, establece que los jefes hereditarios tienen autoridad sobre los 22.000 kilómetros cuadrados de territorio tradicional por el cual atravesaría el oleoducto.

Foto: Radio-Canada / Justin Fraser

RCI

Los jefes hereditarios del pueblo indígena Wet'suwet'en fueron recibidos este 9 de agosto por los líderes indígenas en la ciudad de Winnipeg, a su paso por Manitoba en una gira de nación a nación con el propósito de dar a conocer su lucha contra un proyecto de oleoducto que afecta sus territorios ancestrales en la provincia de Columbia Británica.

Los jefes hereditarios de la Primera Nación Wet'suwet'en están realizando una gira de 18 días de nación a nación a través de Canadá para dar a conocer su batalla por la soberanía de sus territorios en Columbia Británica, donde algunos miembros de este pueblo originario están ocupando una obra de construcción de tuberías para el transporte de gas, Coast GasLink.

El gasoducto propuesto, que tiene un costo de 6.600 millones de dólares, se extenderá a lo largo de 670 kilómetros y llevará el gas natural a la zona de Dawson Creek, en el norte de Columbia Británica.

Lo que más me preocupa es que, una vez que el gasoducto sea construido, ya no podremos beber el agua. Estará contaminada. Otra cosa que nos preocupa mucho es nuestro pescado.
Una cita de Janet Williams, jefa hereditaria wet'suwet'en.

El gobierno de la provincia de Columbia Británica y los 20 consejos electos de las Primeras Naciones a lo largo de la ruta del gasoducto aprobaron el proyecto, incluida la Primera Nación Wet'suwet'en, pero los jefes hereditarios dicen que ese proyecto también necesita su consentimiento.

La ley Wet'suwet'en, anterior a la Ley sobre los indígenas del gobierno de Canadá, establece que los jefes hereditarios tienen autoridad sobre los 22.000 kilómetros cuadrados de territorio tradicional por el cual atravesaría el oleoducto.

Dos manifestantes sostienen una pancarta en apoyo de los indígenas wet'suwet'en en el frío junto a la vía férrea cerca de New Hazelton, en Columbia Británica.

Dos manifestantes sostienen una pancarta en apoyo de los indígenas wet'suwet'en en el frío junto a la vía férrea cerca de New Hazelton, en Columbia Británica.

Foto: Lillian Granley

Kateri Saabe Ikwe Phillips, de la Primera Nación Hollow Water, habló en el evento del 9 de agosto.

Desde 2019, Phillips ha participado en un grupo de defensores de la tierra en el Campamento Morningstar, en el lado este del Lago Winnipeg.

El campamento sagrado fue erigido en respuesta a una propuesta de explotación minera de arena de sílice en las cercanías, que, según sostienen los indígenas, amenazaría una serie de trampas de caza de la comunidad y amenazaría también el medioambiente.

Los jefes hereditarios están aquí como personas que no fueron consultadas cuando se trató del proyecto más grande en su territorio. Y nosotros, como Camp Morningstar, también estamos aquí hoy como miembros de la comunidad que no fueron consultados, dijo Phillips.

Ella acudió al encuentro del martes para escuchar a los jefes hereditarios, manifestarles su solidaridad y hacerles saber que los defensores de la tierra no se rinden.

Estar juntos en solidaridad con los wet'suwet'en y el Campamento Morningstar es muy importante para mostrar a los demás que seguimos aquí, que seguimos luchando y que seguimos manifestándonos en defensa de la tierra, dijo la indígena canadiense Kateri Saabe Ikwe Phillips.

Fuente: CBC / P. Lam

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares