1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Acuerdos comerciales

Aprueban en EE.UU. incentivos fiscales para autos eléctricos, Canadá se beneficia

Una línea de montaje de autos en Windsor, Ontario.

Una línea de montaje de autos en Windsor, Ontario.

Foto: The Associated Press / Carlos Osorio

RCI

En Washington, el Senado de EE.UU. aprobó la Ley de Reducción de la Inflación, un proyecto de ley que marcará el legado de la administración del presidente Joe Biden, que incluye inversiones por un valor de 369.000 millones de dólares en energía limpia, así como disposiciones que reducirán el costo de los medicamentos recetados y aumentarán los impuestos a las grandes empresas.

El nuevo plan, que busca animar a los estadounidenses a comprar más vehículos eléctricos fabricados en América del Norte y no sólo los fabricados en Estados Unidos, ha superado su mayor obstáculo.

Tras una maratónica sesión de votación que duró casi 24 horas, el Senado estadounidense aprobó finalmente la nueva Ley de Reducción de la Inflación de 2022.

La vicepresidenta estadounidense Kamala Harris tuvo que quebrar el empate de 50-50 de los votos en el Senado para aprobar dicha legislación, que es una versión drásticamente más reducida del paquete de medidas de gasto social y climático del presidente Joe Biden, de dos billones de dólares.

La propuesta original reservaba los créditos fiscales más cuantiosos a los vehículos ensamblados en Estados Unidos por obreros sindicalizados, un plan que, según los expertos, habría sido devastador para la industria automovilística canadiense.

En el proceso de negociación para la aprobación de esa ley, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, llegó a un acuerdo con el senador de Virginia Occidental, Joe Manchin, sobre una versión del proyecto de ley que amplía los créditos fiscales a los vehículos fabricados en Canadá y México.

Se espera que el proyecto de ley sea aprobado por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, la próxima semana, antes de ser enviada al presidente Biden.

Ha sido un camino largo, duro y sinuoso, pero por fin, por fin hemos llegado. Estoy seguro de que la Ley de Reducción de la Inflación perdurará como una de las medidas legislativas que marcarán el siglo XXI.
Una cita de Chuck Schumer, líder demócrata del Senado en EE. UU.
Un hombre apunta con el dedo.

Chuck Schumer es el líder de la mayoría demócrata en el Senado estadounidense.

Foto: Getty Images / Chip Somodevilla

El proyecto de ley propone la inversión de 369.000 millones de dólares a medidas para combatir el cambio climático, establece límites a los costos de los medicamentos para los ancianos, amplía las prestaciones del seguro médico y reduce el déficit.

Las medidas para hacer frente al cambio climático incluyen incentivos para la construcción de equipos de energía limpia, como paneles solares y turbinas eólicas, así como la reducción de los niveles de contaminación en las comunidades minoritarias y la ampliación de las operaciones de las granjas industriales más ecológicas.

Los republicanos, cuyo aluvión de propuestas de enmienda fue rechazado durante la noche del sábado y el domingo, presentaron su derrota como si fuera un triunfo del aumento de los impuestos, el aumento de la inflación y la continuación de la dependencia de la energía extranjera.

Los demócratas ya le han robado a las familias estadounidenses una vez mediante la inflación, dijo el líder de la minoría del Senado, el derechista Mitch McConnell. Ahora su solución es robar a las familias estadounidenses una segunda vez, argumentó el veterano político.

Los créditos fiscales, que exigen que los vehículos elegibles tengan un porcentaje de minerales críticos norteamericanos en sus baterías, apenas hicieron parte del debate en Estados Unidos. Los críticos dicen que pasarán años antes de que los consumidores puedan beneficiarse.

Justin Trudeau en conferencia de prensa.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció el 13 de julio una asociación con Umicore para construir una planta de fabricación de componentes de baterías para vehículos eléctricos.

Foto: La Presse canadienne / Lars Hagberg

Victoria crucial para la industria automovilística canadiense

Para la industria automovilística canadiense, lo que estaba en juego en esa pugna política entre demócratas y republicanos en Washington era de importancia capital.

Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Piezas de Automóviles, fue apenas un miembro de un equipo que empujó el esfuerzo de todo un año de la industria, el gobierno de Ontario y el gobierno de Canadá para convencer a los legisladores estadounidenses y a los funcionarios de la administración Biden de que no se excluya a la industria del automóvil canadiense del régimen de créditos fiscales del plan propuesto.

El senador de Virginia Occidental, Joe Manchin, cuyo voto en representación de un estado en el que la compañía Toyota es uno de los principales fabricantes es decisivo en el Senado, se opuso durante mucho tiempo a la idea de dejar a los fabricantes de automóviles extranjeros fuera de los incentivos para los vehículos eléctricos, pero no estaba claro hasta la semana pasada si esa posición sería beneficiosa para Canadá.

El acuerdo sorpresa al que Manchin llegó con Schumer marcó la culminación de un agresivo esfuerzo de cabildeo que comenzó con la visita del primer ministro Justin Trudeau a la Casa Blanca en noviembre.

Funcionarios del gobierno de Canadá dijeron que la magnitud de los esfuerzos de cabildeo solo pueden ser comparados a los llevados a cabo por Ottawa en el marco de las conversaciones del TLCAN de 2017-18, durante las críticas negociaciones con la administración de Trump.

Fue en ese contexto que se forjó la estrategia diplomática canadiense de multiplicar a distintos niveles la intensidad de la presencia canadiense, conocida ahora como el enfoque del Equipo Canadá.

Esa campaña de saturación de la presencia canadiense fue dirigida a una amplia gama de funcionarios y legisladores estadounidenses, e implicó al menos una reunión en persona en los últimos meses entre Manchin y la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares