1. Página de inicio
  2. Artes
  3. Música

[Entrevista] Ramón Chicharrón: del underground de los bares a los grandes festivales

Le chanteur regarde vers le haut avec des fleurs dans la main.

La portada del más reciente álbum de Ramón Chicharrón « Destello de Estrellas »

Foto: Facebook/Ramón Chicharrón

RCI

María Gabriela Aguzzi

Destello de Estrellas es de esos discos que pones cuando quieres sentirte bien. De esos feel- good-summer-style (aunque, claro, seguro te puede rescatar también en esos días de nieve en el largo invierno canadiense).

Es de esos álbumes que sirven para hacer un road trip, para una tarde en una terraza… para mover los pies, así estés sentado. No sorprende que detrás del disco esté Alexander Betancourt, aka Ramón Chicharrón, autor, compositor e intérprete.

Cuando conversas con él puedes entender de dónde viene la buena vibra. Análisis y muchas risas caben bien en un intercambio de ideas con este colombiano de nacimiento y montrealés de residencia.

Comenzamos hablando del disco porque éste es el más reciente de Ramón Chicharrón y porque estamos en verano y, si no lo ha escuchado, quizá sea un buen momento. Pero también porque justamente Destello de Estrellas, lanzado a finales de la primavera, ha coincidido con el despegue del artista, que pasó del underground de los bares de Montreal a las grandes escenas de festivales.

Importante mencionar que este disco es el sucesor de Pescador de sueños, reconocido como Álbum del Año Música del Mundo de la Gala ADISQ 2021, el trampolín que Ramón Chicharrón necesitaba para el buen recibimiento de Destello de Estrellas.

En lo que va de verano la banda ha participado en no menos de 30 festivales, incluyendo grandes escenas como el Festival Internacional de Jazz de Montreal y el Nuits d’Afrique, así como en la Latin Alternative Music Conference (LAMC) de Nueva York. Y los toques siguen y la agenda sigue apretada para Ramón Chicharrón, al menos durante todo el mes de agosto.

Para conocer el balance que tiene hasta ahora sobre ese despegue, sobre el apoyo a los artistas de origen inmigrante e indagar en las aspiraciones y deseos del artista, RCI conversó con Ramón Chicharrón vía Zoom. Esto fue lo que nos dijo.

Un homme en regardant a la caméra

Alexander, aka Ramón Chicharrón, tiene casi 18 años de carrera artística en Montreal.

Foto: RCI / Captura de pantalla - María Gabriela Aguzzi

-Un verano movido, sin duda. Festival de Jazz, Nuits d’Afrique y tantos otros conciertos… ¿Cuál es tu balance hasta ahora?

-Estamos supercontentos porque pudimos salir de dos años de inactividad por la pandemia. Se habían caído todas las giras que habíamos planificado. Ahora volvemos a empezar. Ha sido un verano supercargado, como una explosión de festivales. Hemos participado en unos 30 festivales, incluyendo un showcase en New York, el LAMC, que cubre toda la parte de música latina en Estados Unidos.

Nos pareció muy interesante ese mercado, porque la música latina en Estados Unidos no hace parte de la música del mundo. Es eso: música latina.

Son tantos los latinos que viven allá que no necesitan ponernos en una caja como aquí (en Canadá). Aquí sigue siendo música del mundo y ese es un gran problema, porque… una caja para tantos géneros... Cada festival abre un espacio muy limitado a la música del mundo. La competencia es grandísima.

-¿Te vas a enfocar entonces en el mercado estadounidense?

-Queremos poner más energía en Estados Unidos en la parte de las giras, porque el feedback que tuvimos, así como los comentarios de la gente que trabaja en la industria de la música en el lado latino, es que les gustó mucho lo que hicimos. Creen que hay mucho potencial.

Aunque aquí nos está yendo muy bien, la cantidad de gente que nos escucha no es tanta comparada a la cantidad de personas que nos podría estar viendo y escuchando allá.

_¿Pero estás satisfecho con el éxito alcanzado en Quebec y en el mercado canadiense?

-Sí estoy satisfecho. Me ayudó mucho el premio de la ADISQ. Ayudó muchísimo a salir del underground. Yo me movía mucho en bares y en pequeños venues, pero el premio permite posicionarse a un nivel en el que la radio habla de ti, en el que los festivales te invitan.

Es un gran logro poder llegar a este punto de una manera independiente.
Una cita de Ramón Chicharrón

-Leía una reseña sobre tu disco en un medio francófono de Quebec en la que el periodista decía que tu trayectoria merece nuestra admiración y que no hay manera de que escribas canciones malas. Estás posicionándote, escribiendo y cantando en español, en un mercado franco y anglo. ¿En qué punto de tu carrera te ubicas en este momento?

-Siento que estoy en el comienzo de algo muy interesante que se viene. Han sido casi 20 años de carrera, pero todo ha sido como una construcción de experiencias para llegar a este punto donde estoy y, de aquí, ya ver con quién me voy a juntar para seguir creando cosas a un nivel mucho más profesional.

Une groupe de musique en regardant a la caméra avec le public en arrière.

La banda completa en una de las tantas presentaciones que ha hecho este verano.

Foto: RCI / Vía Facebook / Ramón Chicharrón

-Mucho se habla en Quebec, por ejemplo, sobre la necesidad de apoyo a la diversidad, de apoyo a los artistas de origen inmigrante. Tú conoces bien cómo es ese apoyo. ¿Ha habido avances?

-Lo he vivido desde el comienzo, desde el 2005, cuando empecé con mi carrera artística en Montreal. Obviamente, al principio no le paraban bolas a uno, pero para nada. Hacíamos todas las peticiones de subvenciones y nunca teníamos una respuesta positiva. No es sino hasta ahora, casi 18 años después, que nos están parando bolas.

Yo sí creo que sí ha evolucionado mucho el apoyo al artista de origen inmigrante. Pienso que a las generaciones próximas no les va a tocar pasar por todo eso que pasó uno del anonimato y de casi abandonar la carrera.
Una cita de Ramón Chicharrón

Este es el único año, después de 18 años, en el que he podido vivir realmente de la música. Siempre ha habido millones de cosas que me toca hacer para poder subvencionar yo mismo mi música. Ya pasé por una bancarrota, porque todo se lo invertía a la música, entonces llega un punto en el que dices: bueno, este año voy a dar todo por el todo, me voy a concentrar en la música y no hay plan b. Siempre he tenido un plan b. Pero esta vez me dije: voy a tener el plan a, funciona o funciona.

Cuando uno manifiesta realmente las cosas al universo, ahí es como que ¡puf!. Pasa algo mágico que uno no puede describir.

-Pero sigue habiendo piedras en el camino para un artista de origen inmigrante…

-Sí queda mucho trabajo por hacer en la parte de la difusión. De cómo hacer que esta música llegue a toda esta gente de manera masiva. Estamos compitiendo con grandes disqueras. Esa gente le mete muchísimo dinero a la difusión. En Estados Unidos y en Suramérica sigue existiendo lo que llaman payola, pagar para obtener esa difusión.

Yo ahora, por ejemplo, estoy en el top 25 de Radiónica (estación de radio pública de Colombia, enfocada en los jóvenes, con una fórmula musical basada en la música alternativa y el rock). Me sorprendió mucho porque mi música está sonando en Colombia, gracias a esta canción que hice con Elkin Robinson, Yerbatero, que está en el top 25 de Radiónica, y sin necesidad de pagar. Es algo increíble que se dé de manera orgánica.

El trabajo es cómo competir con estas grandes disqueras de manera orgánica. Mientras tanto, seguimos buscando apoyo. El momentum hay que aprovecharlo.

-Con tu música haces homenaje a tus raíces latinas, colombianas. ¿Quieres quedarte en ese género o te abrirás a explorar otros ritmos?

-Esa pregunta siempre está abierta con las colaboraciones. Uno está dispuesto a salir de la zona de confort para probar otras cositas. Siempre me gusta mucho colaborar. Pienso que eso hace parte de la evolución musical. Igual, cuando hago mis composiciones siempre estoy tirando para mi lado, a mis raíces latinas, a mis raíces folclóricas, y metiéndole ese ton, como es ahora -cumbiatón, salsatón, reggaetón-.

Ese ton es importante porque te permite abrir fronteras. Te permite que una cultura, por ejemplo, que nunca ha bailado salsa -que no es tan fácil bailarla porque está todo ese lado sincopado, fuera del beat- pueda bailar. El beat te va a permitir que otras culturas puedan bailar tu música y tú por detrás le metes tus cositas de tus raíces también. Esta base es importante de seguir.

-Después de la explosión de festivales ¿qué viene?

-Estoy organizando yo mismo un show, en Barcelona, con un grupo local y con una DJ local que organizan eventos, para el 29 de octubre. Quiero intentar el mercado de Europa. Ya he estado yendo al WOMEX (Worldwide Music Expo)un evento dedicado a la música del mundo en Europa, que lo hacen cada año en un país diferente. La primera vez que fuimos fue en 2018, a las Islas Canarias.

Luego en 2019 fuimos a Finlandia. Después vino la pandemia y volvimos el año pasado, que se hizo en Portugal. Siempre hemos tratado de estar allí para relacionarnos con el mercado.

Yo digo que la gente siempre se lanza a apoyar un proyecto cuando ve que la gente realmente está funcionando por sí misma. No quieren tomar el factor riesgo de invertir en un proyecto sin que vean que orgánicamente funciona. Me toca moverme en ese aspecto. Empezar a desarrollar las salas de concierto, sin tener un productor o un booker en Europa, sino que yo mismo lo estoy haciendo y me parece muy interesante porque entras en contacto directamente con la gente allá.
Una cita de Ramón Chicharrón

Así se maneja todo de una forma más orgánica, más chévere, y estableces amistades. Estoy siguiendo un grupo que se llama Caribe Funk, colombianos, que se mueve en los hostales en Europa, conectan con toda la gente y se llevan a todos para el bar. Andan haciendo giras en Europa de una forma local y orgánica. Si uno se queda esperando y nadie llega le toca a uno ir a tocar puertas.

-¿Y Colombia?

-Quiero ir en diciembre a hacer una gira de medios de comunicación. Quiero pasarme por allá para hacer un poquito de bulla y promover el álbum. Seguimos las estadísticas en Spotify y sabemos que lo están escuchando.

Aún queda verano por estos lares y así siguen los conciertos de Ramón Chicharrón. (nueva ventana) Quienes estén en Montreal pueden verlo el lunes, específicamente en Montreal Norte, donde se estará presentando como parte de los Conciertos Campbell.

También vienen presentaciones en Laval y en Gaspésie. Si quieren seguirle la pista a Ramón Chicharrón, pueden hacerlo en su página en Facebook (nueva ventana) o en su Instagram. (nueva ventana)

Titulares