1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Indígenas

El Papa dice que hubo un genocidio contra los indígenas en Canadá

El Papa junto a los jefes indígenas en Maskwacis.

El Papa junto a los jefes indígenas en Maskwacis, el 25 de julio.

Foto: (Nathan Denette/The Canadian Press)

RCI

Aunque la palabra genocidio no se escuchó en ninguno de los discursos del Papa Francisco durante de viaje de una semana a Canadá, en su vuelo de regreso a Roma, dijo que todo lo que describió sobre el sistema de escuelas residenciales y la asimilación forzada de niños indígenas equivale a un genocidio.

No utilicé la palabra genocidio porque no me vino a la mente, pero describí el genocidio, dijo el Papa Francisco a los periodistas en el vuelo papal de Iqaluit a Roma el 29 de julio.

Durante la pasada semana, el Papa visitó las ciudades de Edmonton, Quebec e Iqaluit en una peregrinación penitencial de sanación, reconciliación y esperanza entre la Iglesia Católica y los pueblos indígenas en Canadá.

En su discurso ante los supervivientes de las escuelas residenciales y a sus familias en la localidad de Maskwacis, en la provincia de Alberta, Francisco expresó su profundo dolor por los daños sufridos en las escuelas administradas por la Iglesia y pidió perdón por el mal cometido por tantos cristianos contra los pueblos indígenas.

La Iglesia católica dirigió más de la mitad de las escuelas residenciales para niños indígenas en Canadá. Más de 150.000 niños de las Primeras Naciones, métis e inuit fueron obligados a asistir a estas escuelas financiadas por el gobierno federal entre los años 1870 y 1997.

La Comisión de la Verdad y la Reconciliación, que publicó su informe final en 2015, concluyó que el sistema escolar impuesto a los pueblos indígenas equivalía a un genocidio cultural.

Indígenas canadienses sostienen una pancarta de protesta en la que se lee "Rescinde la Doctrina".

Indígenas canadienses sostienen una pancarta de protesta en la que se lee "Rescinde la Doctrina" frente al púlpito antes de una misa en la basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré. La mayoría de los asistentes a la misa en los bancos de la basílica son indígenas y supervivientes de las escuelas residenciales para niños indígenas. (AFP/Getty Images)

Foto: Getty Images / Vincenzo Pinto

Diputados rechazaron la noción de genocidio contra los indígenas

Desde 2021, cuando el descubrimiento de cientos de tumbas sin marcar en los antiguos emplazamientos de las escuelas residenciales saltó a las noticias, muchos calificaron lo ocurrido como algo más que un genocidio cultural.

El año pasado, la diputada del NDP Leah Gazan hizo un intento sin éxito que el Parlamento de Canadá reconozca lo ocurrido en las escuelas residenciales para niños indígenas como un genocidio, ya que ella considera que los hechos cometidos en esas instituciones cumplen con la definición de genocidio redactada por las Naciones Unidas.

Las Naciones Unidas definen el genocidio como una serie de actos cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional étnico, racial o religioso, tales como el asesinato de miembros, la imposición de daños corporales o mentales a los miembros, la destrucción física deliberada total o parcial, la imposición de medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro de un grupo o el traslado forzoso de niños del grupo a otro grupo.

El Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación de Winnipeg, que posee los registros recopilados por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, ha documentado hasta ahora la muerte de 4.118 niños indígenas en esas escuelas residenciales.

En sus múltiples discursos a lo largo de la semana, el Papa Francisco describió el sistema escolar como una política de asimilación y sometimiento que perjudicaba a las familias indígenas al socavar su lengua, cultura y visión del mundo.

Lo condené, el arrancar a los niños, cambiando su cultura, su mente, sus tradiciones, una supuesta raza. Toda una cultura, dijo el Papa Francisco a los periodistas.

Sí, es una palabra técnica, genocidio. No la usé porque no me vino a la mente. Pero sí, así lo he descrito. Sí, es un genocidio.
Una cita de Papa Francisco
El inca Atahualpa suplica al conquistador Francisco Pizarro tras su captura.

La Iglesia Católica emitió una serie de bulas y edictos dando legitimidad a la violencia de la conquista y la colonización de tierras y pueblos indígenas en lo que hoy se conoce como las Américas. En la ilustración, el inca Atahualpa suplica al conquistador Francisco Pizarro tras su captura.

Foto: Getty Images / Hulton Archive

Los indígenas piden la abolición dela Doctrina del Descubrimiento

En Canadá los pueblos indígenas de costa a costa han estado pidiendo la abolición de las bulas papales que conforman la Doctrina del Descubrimiento.

Esas demandas se hicieron más fuertes en cada parada de la visita papal, con el argumento de que dichas bulas papales, o edictos, son la causa fundamental del genocidio contra los pueblos indígenas y sentaron las bases para que Canadá pueda establecer a su turno sus propias políticas de asimilación como el sistema de escuelas residenciales para niños indígenas.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de emitir una declaración sobre la Doctrina del Descubrimiento, el Papa Francisco no respondió directamente a la pregunta, pero habló de ella como una doctrina de colonización.

Es verdad, es mala. Es injusta. Incluso hoy se utiliza. Esa mentalidad, de que somos superiores y que los indígenas no cuentan, por eso tenemos que trabajar sobre lo que se hizo que fue malo, pero con la conciencia de que aún hoy, ese mismo colonialismo existe.
Una cita de Papa Francisco

Fuente: CBC / Ka’nhehsí:io Deer

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares