1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Indígenas

En Quebec indígenas exigen al Papa que anule la Doctrina del Descubrimiento

Indígenas canadienses sostienen una pancarta de protesta en la que se lee "Rescinde la Doctrina".

Indígenas canadienses sostienen una pancarta de protesta en la que se lee "Rescinde la Doctrina" frente al púlpito antes de una misa en la basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré. La mayoría de los asistentes a la misa en los bancos de la basílica son indígenas y supervivientes de las escuelas residenciales para niños indígenas. (AFP/Getty Images)

Foto: Getty Images / Vincenzo Pinto

RCI

Momentos antes de que el Papa Francisco comience a dar la misa en la Basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré, dos personas se dirigieron al frente del altar para realizar una breve y silenciosa protesta para exigir al pontífice que vaya más allá en sus esfuerzos por la sanación y la reconciliación con los pueblos indígenas de Canadá.

Los manifestantes desplegaron una gran pancarta en la que se leía Rescinde la doctrina, mientras el Papa y otros miembros del clero se encontraban a unos pasos de distancia.

La pancarta hace referencia a la Doctrina del Descubrimiento, un edicto papal de hace siglos que justificaba la colonización, la conversión y la esclavización de los no cristianos y la confiscación de sus tierras, y que, según los estudiosos indígenas, sentó las bases de la Ley Indígena de Canadá.

En la Bula Papal Dum Diversas de 1452, el Papa otorgó al Rey Alfonso la facultad de “ invadir, buscar, capturar, vencer y someter a todos los sarracenos y paganos sin distinción, y a otros enemigos de Cristo dondequiera que se encontraran, junto con los reinos, ducados, principados, dominios, posesiones y todos los bienes muebles e inmuebles que estuvieran en su poder o en su posesión, y de reducirlos a la esclavitud perpetua, y de apropiarse para sí y para sus sucesores de los reinos, ducados, principados, dominios, posesiones y bienes, y transformar todo ello para su uso y provecho propio y de sus sucesores …”

Según un estudio del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, publicado en febrero de 2010, esa bula papal sirve como modelo ilustrativo convincente del marco de dominación en el que radica la causa de las violaciones de los derechos humanos, tanto individuales como colectivos, de los pueblos indígenas.

Muchos miembros de los pueblos indígenas de todo el país esperaban que el Papa revoque la doctrina durante su viaje de una semana a Canadá.

Sarain Fox, una artista y activista que participó en la protesta, dijo que el mensaje era necesario después de las disculpas del Papa presentadas el pasado 25 de julio que, según ella, fueron poco satisfactorias.

Es importante que se nos reconozca como seres humanos, así que no basta con pedir disculpas. Hay que hablar de la raíz de todo, dijo Fox, que procede de la Primera Nación Batchewana, cerca de Sault Ste. Marie, en la provincia de Ontario, y que tiene familia que sobrevivió a las escuelas residenciales para niños indígenas.

Una mujer con accesorios tradicionales mira a la cámara mientras se encuentra en las escaleras de una basílica.

Sarain Fox, artista y activista de la Primera Nación Batchewana, fue una de las personas que participó en una breve protesta silenciosa antes de la misa. Consideró que era importante instar al Papa Francisco a rescindir la Doctrina del Descubrimiento.

Foto:  CBC / Jennifer Yoon

Los indígenas quieren ver hechos concretos y a nuestros mayores ya no les queda mucho tiempo para ver esas acciones, explicó Fox.

Una vez iniciada la misa papal, la pancarta fue expuesta en el exterior de la basílica.

Durante la misa, el Papa Francisco reflexionó sobre cómo los fieles pueden tener a veces una sensación de fracaso por las acciones cometidas en el pasado, específicamente relacionadas con los pueblos indígenas en Canadá.

Hermanos y hermanas, estas son nuestras propias preguntas, y son las preguntas candentes que esta Iglesia en Canadá se plantea, con dolor de corazón, en este difícil y exigente camino de sanación y reconciliación, dijo el pontífice.

Al afrontar el escándalo del mal y el cuerpo de Cristo herido en la carne de nuestros hermanos y hermanas indígenas, también hemos experimentado una profunda consternación; también hemos sentido el peso del fracaso.
Una cita de Papa Francisco

Además del Papa, los miembros del clero se turnaron para dirigirse a la audiencia. Tres hermanas indígenas de Pessamit, en la costa norte de Quebec, Élisabeth, Jeannette y Solange Vollant, interpretaron un himno de ofrenda en innu mientras se preparaba la Eucaristía.

Dos indígenas sostienen una pancarta pidiendo el fin de la Doctrina del Descubrimiento.

Dos indígenas sostienen una pancarta pidiendo el fin de la Doctrina del Descubrimiento frente a la basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré mientras el Papa Francisco celebraba una misa este jueves.

Foto:  (CBC/Radio-Canada) / Olivia Laperrière-Roy

Para escuchar la misa del Papa se congregaron unas 2.000 personas en el interior de la basílica y varios miles más la siguieron en grandes pantallas en lo alrededores del santuario.

Los asientos dentro de la basílica fueron reservados para los participantes indígenas, las delegaciones de las diócesis del este de Canadá y algunos funcionarios del gobierno.

La misa también fue retransmitida en las Llanuras de Abraham, así como en varias salas de cine de la provincia.

La basílica, un santuario nacional con techos altos y abovedados, se encuentra cerca de las orillas del río San Lorenzo, a 35 kilómetros al noreste de la ciudad de Quebec.

La eucaristía fue repartida a los que se encontraban fuera de la basílica, así como a los que se encontraban en la Llanura de Abraham, aunque no hubo suficientes hostias para que todos los que acudieron a la llanura para recibir el sacramento.

El Papa llegó a la ciudad de Quebec el miércoles 27 de julio por la tarde, y esa noche pronunció un discurso en el que hizo un llamamiento a la unidad y a la sanación desde la histórica Citadelle.

Importancia de Santa Ana para los católicos indígenas

Santa Ana, que según la tradición religiosa es la abuela de Jesús, es especialmente significativa para las comunidades innu, ya que son las abuelas quienes suelen llevar mensajes entre los hogares, dijo Andrée Paul, una mujer innu que también es de Pessamit, y ha sido voluntaria en la basílica durante casi 30 años.

El Papa Francisco reconoció la importancia de Santa Ana en su peregrinación al Lago Ste. Anne en Alberta el martes 26 de julio, utilizando la palabra en lengua cree para pronunciar el término abuela.

Al pensar en su kokum, recuerdo también a mi propia abuela. De ella recibí por primera vez el mensaje de la fe y aprendí que el evangelio se comunica a través del cuidado amoroso y la sabiduría de la vida, dijo.

En su discurso del miércoles en la ciudad de Quebec, el Papa dijo que quería expresar su profunda vergüenza y dolor por el sistema de escuelas residenciales para niños indígenas en Canadá, en el que las instituciones católicas locales tuvieron una parte.

Gente delante de la basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré.

La basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré, donde el Papa Francisco dio misa este jueves 28 de julio.

Foto: Radio-Canada / Olivia Laperrière-Roy

Aunque no llegó a denunciar a la Iglesia católica en su conjunto y su papel en la creación de ese sistema, Francisco trajo a colación la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, diciendo que tal documento inspirará el compromiso de las comunidades católicas para promover las culturas indígenas y reconoció el papel de las instituciones católicas locales.

En su alocución recurrió a la hoja de arce de la bandera canadiense como símbolo del multiculturalismo y citó la exhortación que escribió en 2020, Amado Amazonas, reconociendo que la colonización no ha terminado.

También hoy existen numerosas formas de colonización ideológica que chocan con la realidad de la vida, ahogan el apego natural de los pueblos a sus valores e intentan desarraigar sus tradiciones, su historia y sus vínculos religiosos, dijo Francisco.

Olivia Munoz, una mujer kanien'kehá:ka cuyo abuelo asistió a la escuela residencial de Brantford, Ontario, vino desde Los Ángeles en representación de los supervivientes en su familia.

Somos como la tercera generación, y sentimos los efectos de lo que les ocurrió, dijo. Fue un tema del que sólo oímos hablar una vez, y eso fue todo. Pero siento el dolor. Siento su dolor.

Fuente: CBC / A. Nerestant / V. Stevenson

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares