1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Indígenas

Ottawa llega a un acuerdo con los indígenas sobre el bienestar infantil

Un niño indígena en vestimenta tradicional en el Parque del Patrimonio de Wanuskewin.

Un niño indígena en vestimenta tradicional en el Parque del Patrimonio de Wanuskewin.

Foto: Wanuskewin Heritage Park

RCI

El gobierno de Canadá y la Asamblea de Primeras Naciones, la principal organización indígena en el país, llegaron este 4 de julio a un acuerdo final para compensar a los jóvenes que fueron perjudicados por el sistema discriminatorio de bienestar infantil en Canadá.

Se espera que los fondos comiencen a llegar a las Primeras Naciones en algún momento a partir del próximo año.

Ottawa, junto a la Asamblea de Primeras Naciones (AFN por sus siglas en inglés) y los demandantes en dos casos de acción colectiva llegaron a un acuerdo de principio a principios de este año. Las partes anunciaron este lunes que el acuerdo había sido finalizado.

El Departamento de Servicios Indígenas de Canadá afirmó que este es el mayor acuerdo en la historia del país. En total, se destinarán 20.000 millones de dólares a los niños de las Primeras Naciones en las reservas y en el Territorio de Yukón que fueron arrancados de sus hogares entre el 1 de abril de 1991 y el 31 de marzo de 2022.

Esos fondos también indemnizarán a los afectados por lo que el gobierno denominó su estrecha definición del Principio de Jordan, utilizada entre el 12 de diciembre de 2007 y el 2 de noviembre de 2017.

Ese principio establece que los niños de las Primeras Naciones que viven dentro y fuera de las reservas deben tener un acceso equitativo a todos los servicios públicos financiados por el gobierno. Sostiene que a los niños indígenas no se les debe negar el acceso a los servicios públicos mientras los gobiernos se disputan sobre quién debe pagar por esos servicios.

También se beneficiarán los niños que no recibieron un servicio público esencial o sufrieron retrasos en el acceso a dichos servicios entre el 1 de abril de 1991 y el 11 de diciembre de 2007.

Otras personas que pueden tener derecho a una compensación son los padres o abuelos que cuidan a los niños cubiertos por el acuerdo.

La jefa indígena regional de Manitoba, Cindy Woodhouse, dijo en una declaración a los medios de comunicación que espera que el dinero empiece a llegar el año que viene.

Hemos tenido a nuestros niños en nuestros corazones y en nuestras oraciones a lo largo de las negociaciones, dijo Woodhouse en su declaración.

El acuerdo final aún debe ser aprobado por el Tribunal Canadiense de Derechos Humanos y el Tribunal Federal.

El acuerdo no vinculante alcanzado a principios de este año también incluye 20.000 millones de dólares para la reforma a largo plazo del sistema de bienestar infantil en las reservas indígenas, pero aún no se ha alcanzado un acuerdo definitivo sobre esa parte.

El Tribunal Canadiense de Derechos Humanos dictaminó en 2016 que se debía pagar 40.000 dólares a cada niño de las Primeras Naciones colocado innecesariamente en situación de adopción.

La jefa Cindy Woodhouse-Nepinak.

La jefa Cindy Woodhouse-Nepinak, dijo que espera que los indígenas afectados comiencen a ser indemnizados a partir de 2023.

Foto: Cindy Woodhouse-Nepinak

La ministra de Servicios Indígenas, Patty Hajdu, dijo en enero que se espera que los 20.000 millones de dólares cubran esos pagos mínimos y los que puedan tener derecho a más.

Tengo la esperanza de que el proceso judicial para aprobar el acuerdo sea rápido, y que las personas y las familias puedan tener la certeza y la resolución que han pedido.
Una cita de Patty Hajdu, ministra federal de Servicios Indígenas.

El Tribunal Federal había rechazado la solicitud del gobierno de Canadá de revisar dos órdenes del Tribunal de Derechos Humanos sobre el bienestar infantil y el Principio de Jordan, que busca eliminar las disputas jurisdiccionales sobre el pago de los servicios gubernamentales para los niños de las Primeras Naciones.

El gobierno de Canadá dijo entonces que no se oponía a la compensación. Su argumento era que el tribunal no tenía jurisdicción para ordenar cantidades específicas de compensación a la manera de una demanda colectiva.

Ottawa también se opuso al hecho de que la orden otorgaba la misma cantidad de dinero tanto a quien pasó un día en un centro de acogida que a alguien que pasó toda su infancia allí.

En su sentencia, el juez Paul Favel dijo que las negociaciones podrían ayudar a alcanzar el objetivo de la reconciliación y que serían el resultado preferido tanto para los indígenas como para Canadá.

Ottawa dijo que tenía la intención de apelar la decisión, pero que dejaría el litigio en suspenso mientras iniciaba las negociaciones y que abandonaría la apelación por completo una vez que se aprobara el acuerdo. Según la AFN, el Tribunal Federal revisará el acuerdo en septiembre.

Cindy Blackstock, directora ejecutiva de la First Nations Child and Family Caring Society, la Sociedad de Cuidado de Niños y Familias de las Primeras Naciones, pidió al gobierno que abandonara inmediatamente su apelación.

La Sociedad de Cuidado de Niños y Familias de las Primeras Naciones cree que Canadá debería pagar la indemnización establecida por el Tribunal de Derechos Humanos a las víctimas inmediatamente y abandonar su recurso en el Tribunal Federal de Apelación, dijo Blackstock en un tuit.

Fuente: CBC / D. Major

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares