1. Página de inicio
  2. Economía

Consumidores y empresas canadienses creen que la inflación se mantendrá elevada

Un persona en un supermercado.

El aumento del costo de los alimentos hace que muchos canadienses compren menos y busquen rebajas. Una encuesta reciente reveló que casi uno de cada cinco canadienses declaró haber pasado hambre en los últimos dos años.

Foto: (Dave Laughlin/CBC)

RCI

Las empresas y los consumidores en el país creen que la actual era de alta inflación persistirá durante más tiempo de lo que esperaban, según revelan dos encuestas llevadas a cabo por el Banco Central de Canadá y publicadas este 4 de julio.

Los dos informes, conocidos como la Encuesta de Perspectivas Empresariales y la Encuesta Canadiense de Expectativas de los Consumidores, son el resultado del sondeo trimestral que realiza el Banco Central entre las empresas y los consumidores canadienses para conocer sus perspectivas sobre lo que está ocurriendo en materia de economía en Canadá.

Aunque los resultados difieren en algunos aspectos, el tema dominante de ambos fue la inflación y el impacto que está teniendo en la compra y la venta de bienes y servicios, así como en la contratación y el despido de personal.

La principal conclusión de la encuesta empresarial fue que la mayoría de las empresas están registrando un aumento de las ventas mucho mayor en comparación con los primeros meses de la pandemia, ya que la actividad económica está volviendo a una cierta normalidad. Sin embargo, la demanda sigue superando a la oferta en casi todos los tipos de empresas, lo que es a la vez un factor que contribuye a la elevada inflación que afecta actualmente a la economía canadiense..

Casi dos tercios de las empresas dijeron al Banco Central que están viendo escasez de mano de obra. Casi la mitad, el 43%, afirma que están experimentando embotellamientos en sus cadenas de suministro, y que estos problemas están tardando más de lo previsto en ser resueltos.

Las empresas esperan que la tasa de inflación en Canadá siga siendo superior al 5% dentro de un año, y que siga siendo superior al 4% dentro de dos años.

La encuesta también indica que las compañías canadienses esperan que la tasa de inflación vuelva a situarse dentro del rango que el Banco Central tiene como objetivo, entre el uno y el tres por ciento, dentro de cinco años.

La historia es similar desde la perspectiva de los consumidores. Las expectativas de inflación a largo plazo aumentaron del 3,2% al 4%, mientras que las expectativas a corto plazo aumentaron al 6,8%, frente al 5,1% del trimestre anterior.

Los consumidores tomaron claramente nota de las recientes publicaciones del índice de precios al consumidor y de los elevados precios de los alimentos y la gasolina, dijeron los economistas de la institución financiera CIBC, Andrew Grantham y Karyne Charbonneau, sobre los datos. La incertidumbre en torno a la evolución de la inflación ha aumentado, añadieron.

Billetes y monedas canadienses.

Los salarios no guardan el ritmo de la inflación, lo que representa una pérdida del valor adquisitivo de los trabajadores canadienses.

Foto: Radio-Canada / Mario De Ciccio

Se espera un aumento de los salarios

En cuanto al empleo, los empresarios prevén que, en promedio, los costos de la mano de obra aumenten un 5,8% este año.

Esta cifra es significativamente más alta que los aumentos salariales del dos por ciento que los consumidores dijeron al banco que esperaban.

Los trabajadores no prevén que sus aumentos salariales sigan el ritmo de la inflación, dijo el Banco Central, añadiendo que los empleados del sector privado piensan que sus salarios aumentarán este año más que los del sector público.

La economista Leslie Preston, del TD Bank, dijo que la encuesta muestra lo mucho que preocupa la inflación a la población en general.

Esta encuesta sugiere que el gasto de los consumidores en términos reales probablemente se ralentizará en los próximos meses, ya que los salarios no pueden seguir el ritmo de la inflación, y los hogares ya se están viendo obligados a economizar, dijo la economista.

Preston añadió que las expectativas de la alta inflación que se avecina es una fuente de preocupación para los consumidores de bajos ingresos en particular, que se están ajustando a la alta inflación mediante el recorte de gastos, posponiendo las compras importantes, buscando descuentos más a menudo y comprando artículos más asequibles.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares