1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Protección de las especies

Pesca comercial del bacalao en el Golfo de San Lorenzo: Ottawa ordena moratoria

Un pescador en medio de una carga de pescado.

La población de bacalao del norte del Golfo de San Lorenzo se encuentra al 10% de su punto de referencia límite y esta situación es la más preocupante de todas las poblaciones de bacalao del Atlántico canadiense.

Foto: Gracieuseté : Réginald Cotton

RCI

Dos días después del trigésimo aniversario de la moratoria de la pesca del bacalao ordenada en 1992 y que diezmó la economía de la provincia de Terranova y Labrador, Ottawa determinó cerrar la pesca comercial del bacalao en el norte del Golfo de San Lorenzo.

Este lunes 4 de julio, la ministra de Pesca y Océanos, Joyce Murray, anunció la moratoria de un año para la pesca comercial directa en el norte del Golfo de San Lorenzo, con el propósito de dar tiempo a los peces jóvenes a alcanzar la madurez.

Comprendo la importancia de la pesca del bacalao para los habitantes de la zona del Golfo, declaró la ministra en una entrevista, añadiendo que la imposición de esta medida para la protección de la especie será una decepción para muchos pescadores y sus comunidades.

Murray afirmó que las poblaciones de bacalao del norte del Golfo están en un estado crítico y que este cierre dará a las poblaciones de peces tiempo para recuperarse.

Sé que la mayoría de los habitantes de Terranova y Labrador quieren que esta población se recupere, para que pueda ser algo que se pesque en el futuro y para sus hijos, dijo.

En un comunicado de prensa, el sindicato Fish, Food and Allied Workers Union criticó la decisión.

La decisión de la ministra Murray perjudica aún más a esta región en apuros mientras sigue dejando que el verdadero problema, que es la superpoblación de focas, se descontrole cada vez más, dijo el presidente de FFAW-Unifor, Keith Sullivan.

La ministra Murray dijo que depredadores como las focas grises son probablemente un factor en la disminución de las poblaciones de bacalao.

Cuando existe este tipo de presión, sobre la que no tenemos control, sigue siendo necesario tomar medidas para dar a la población la oportunidad de recuperarse, dijo.

La ministra federal de Pesca, Océanos y Guardacostas de Canadá, Joyce Murray.

La ministra federal de Pesca, Océanos y Guardacostas de Canadá, Joyce Murray, dijo que era importante `reservar la especie para futuras generaciones de pescadores.

Foto: La Presse canadienne

Murray dijo que está comprometida a trabajar para lograr una mejor comprensión del impacto de las focas en las poblaciones de peces y a buscar formas de desarrollar la industria de la foca en Terranova y Labrador.

Ernest Decker, que vive en la comunidad de Rocky Harbour, en la costa oeste de Terranova, dijo que la pesca en el norte del Golfo ha tenido altibajos a lo largo de sus 50 años como pescador.

Sinceramente, en mi fuero interno, creo que nunca le dan al bacalao del Golfo el tiempo suficiente para reconstituir las poblaciones, dijo.

Decker dijo que en los últimos años, la pesca comercial de bacalao en la zona sólo ha durado unos 12 días. Parece que ahora también nos han dado un portazo, dijo.

Decker dijo que depende de la pesca del cangrejo y la langosta para ganarse la vida, pero el anuncio de este lunes seguirá teniendo un impacto.

Cuando se empieza a cerrar la pesca comercial, se empieza a afectar seriamente los bolsillos de los pescadores, dijo.

La población de bacalao apenas llega al 10% del punto de referencia

El comunicado de prensa del Departamento de Pesca y Océanos señala que la población de bacalao del norte del Golfo de San Lorenzo se encuentra al 10% de su punto de referencia límite y esta situación es la más preocupante de todas las poblaciones de bacalao del Atlántico canadiense.

Según el departamento de gobierno, el total de capturas permitidas para esa zona en 2021 era de 1.000 toneladas, con unas 510 toneladas disponibles para la pesca comercial dirigida.

El comunicado de prensa afirma que la pesca recreativa continuará con límites de posesión diarios, y la pesca alimentaria, social y ceremonial también continuará. La pesca centinela, que consiste en que los pescadores recogen datos sobre la población mientras pescan, también seguirá proporcionando información actualizada sobre la salud de la población.

Sullivan también criticó la decisión de permitir que continúe la pesca recreativa.

Las decisiones de la ministra este año sobre el camarón, la caballa y ahora el bacalao del golfo demuestran que nuestro gobierno federal no está comprometido con la sostenibilidad de nuestra provincia, dijo.

Según el Departamento de Pesca y Océanos, la moratoria comercial de un año será reevaluada en 2023, teniendo en cuenta los factores económicos, las perspectivas de las partes interesadas y la mejor ciencia disponible.

Murray dijo que se evaluará el estado de la población antes de tomar una decisión. Tener un enfoque de precaución es, creo, fundamental dada la importancia que tiene la pesquería para la población, añadió.

Fuente: CBC / T. O’Brien

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares