1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Conflictos armados

La OTAN identifica a Rusia como la principal amenaza y a China como un desafío

Carros blindados en un ejercicio militar.

El ejército estadounidense participó en un ejercicio militar conjunto con el grupo de combate de la OTAN en Letonia el 8 de marzo, dos semanas después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Foto: Getty Images / Paulius Peleckis

RCI

La Organización del Tratado del Atlántico Norte adoptó este 29 de junio en Madrid un nuevo concepto estratégico que identifica a Rusia como "la amenaza más significativa y directa para la paz" transatlántica, y a China como "un desafío a sus intereses, sus valores y su seguridad".

Este cambio en el concepto estratégico de la Alianza Transatlántica, el primero desde la cumbre de Lisboa de 2010, refleja un cambio drástico en el enfoque del grupo de 30 países tras la invasión de Rusia en Ucrania y el ascenso de China como potencia mundial.

El concepto anterior afirmaba que la OTAN buscaba establecer una verdadera asociación estratégica con Rusia, basada en el respeto a los principios democráticos y la soberanía, independencia e integridad territorial de todos los Estados del área euroatlántica. No se mencionaba a China.

Doce años más tarde, la conclusión de los miembros de la OTAN es que Moscú busca establecer esferas de influencia y control directo mediante la coerción, la subversión, la agresión y la anexión utilizando medios convencionales, cibernéticos e híbridos contra nosotros y nuestros socios.

Su postura militar coercitiva, su retórica y su voluntad demostrada de perseguir objetivos políticos socavan el orden internacional basado en el Estado de Derecho.
Una cita de Una cita del Concepto Estratégico de la OTAN.

Por otra parte, la OTAN afirma que no busca la confrontación y que no representa ninguna amenaza para Rusia.

Las relaciones entre Moscú y la OTAN se tensaron considerablemente tras la guerra de 2014 en Ucrania, que tuvo como consecuencia la anexión de Crimea a Rusia. Pese a esto, en aquel momento la OTAN no modificó su concepto estratégico.

Con los ojos puestos fuera del Atlántico Norte, la alianza transatlántica también indicó que China emplea un amplio abanico de herramientas políticas, económicas y militares para aumentar su influencia internacional, manteniendo al mismo tiempo la opacidad sobre sus intenciones, su estrategia y su fortalecimiento militar.

La OTAN también destaca los ciberataques malintencionados, la desinformación y la retórica de confrontación de Beijing, así como su afán por controlar sectores tecnológicos e industriales clave, infraestructuras críticas, así como materiales estratégicos y cadenas de suministro.

China no es un adversario, pero tenemos que considerar las consecuencias para nuestra seguridad cuando vemos que invierte fuertemente en nuevos equipos militares y tratan de controlar infraestructuras críticas como las redes 5G, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la apertura de la cumbre de los líderes de los 30 países miembros.

Jens Stoltenberg da una conferencia de prensa.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Foto: Reuters / VIOLETA SANTOS MOURA

Kiev encantada, Moscú irritada

El jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kouleba, saludó la posición lúcida de la OTAN frente a Rusia. Hoy en Madrid, la OTAN ha demostrado que puede tomar decisiones difíciles pero esenciales, escribió en la red social Twitter.

Unas horas antes, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky fue invitado a dirigirse a los líderes de la alianza militar occidental por videoconferencia, en la cual pidió una vez más un mayor apoyo militar y financiero para que Ucrania pueda resistir a la artillería rusa.

Los miembros de la OTAN anunciaron un nuevo plan para ayudar a Kiev mediante la entrega de material militar no letal y la mejora de las defensas de Ucrania contra los ciberataques.

La atroz crueldad de Rusia está causando un inmenso sufrimiento humano y desplazamientos masivos, que afectan de forma desproporcionada a mujeres y niños. Rusia tiene toda la responsabilidad de esta catástrofe humanitaria, decía la declaración conjunta de los países miembros de la OTAN.

“Ucrania puede contar con nosotros el tiempo que sea necesario'', aseguró el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa.

Los líderes de esta alianza militar también confirmaron este 29 de junio el proceso de adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, algo que fue posible el martes por la noche gracias a Turquía, que finalmente optó por levantar su veto a dichas adhesiones. Tras esa decisión, la ampliación de la Alianza es ya sólo una formalidad.

Por su lado, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, criticó duramente la decisión, que pone a la OTAN a las puertas de Rusia a lo largo de sus 1.340 kilómetros de frontera con Finlandia.

Consideramos que la ampliación de la alianza es profundamente desestabilizadora para los asuntos internacionales. No mejora la seguridad de los que la amplían, ni de los que se unen, ni de los que ven la alianza como una amenaza.
Una cita de Sergei Riabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia.

La cumbre de Madrid consolida la trayectoria de contención agresiva de Rusia por parte del bloque, añadió Riabkov.

Fuente: RC / F. Messier

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares