1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Finanzas públicas

Termina en secreto investigación sobre uso de paraísos fiscales de parte de KPMG

El logo de una compañía.

KPMG creó un esquema en la Isla de Man, un paraíso fiscal entre Irlanda e Inglaterra, para que sus clientes canadienses adinerados no cumplan con su obligación de pagar impuestos.

Foto: Reuters / Reinhard Krause

RCI

Una investigación criminal llevada a cabo por la Agencia Tributaria de Canadá sobre el uso de un paraíso fiscal por parte de la compañía transnacional KPMG terminó hace más de un año sin que se haya hecho ningún anuncio público, indicaron fuentes al difusor público canadiense Radio-Canada.

El estado del caso es incierto. La Agencia Tributaria de Canadá (CRA por sus siglas en inglés) declinó hacer comentarios sobre el expediente, al igual que los fiscales federales del Servicio de Procesos Penales de Canadá, que han seguido de cerca el caso durante años.

La empresa KPMG, que tiene operaciones en unos 145 países, no respondió a las solicitudes de comentarios.

En una serie de noticias que se remontan a 2015, el difusor público canadiense CBC / Radio-Canada informó que KPMG estableció un procedimiento mediante el cual los canadienses ricos podían transferir activos a un paraíso fiscal y luego recuperar sus fondos libres de impuestos.

Esa estructura montada con el propósito de evadir el pago de impuestos, con sede en la Isla de Ma, estuvo en funcionamiento desde 1999 y, según los documentos presentados ante el Tribunal de Impuestos por la Agencia Tributaria de Canadá en 2015, tal operación tenía la intención de engañar al gobierno.

El Ministerio ya no habla del caso

En 2017, la ministra de Ingresos Nacionales, Diane Lebouthillier, prometió llegar al fondo del asunto y hacer eventualmente públicas las conclusiones de la investigación.

Vamos a llegar hasta el final y vamos a atraparlos, dijo Lebouthillier a Radio-Canada en marzo de 2017. Cuando todo salga a la luz pública, va a ser más sencillo.

También confirmó que estaba en marcha una investigación criminal tanto de los inversores como de la empresa de contabilidad KPMG.

Así lo haremos, porque para los que participaron en la creación de tal plan, eso también es un acto criminal, dijo Lebouthillier en ese momento.

Sin embargo, en una entrevista la semana pasada, Lebouthillier dijo que tiene que respetar el carácter confidencial del expediente de acuerdo con los términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta. No puedo hablar de ningún caso en particular, dijo.

La ministra añadió que en cualquier investigación penal ,la Agencia Tributaria de Canadá trabaja de la mano con los fiscales federales.

La agencia investiga todo tipo de expedientes. Una vez que los casos se arman, [los investigadores de la CRA] trabajan con el Departamento de Justicia para determinar si los casos deben ser llevados a los tribunales o no.
Una cita de Diane Lebouthillier, ministra de Ingresos Nacionales.
La ministra de Ingresos Nacionales, Diane Lébouthillier.

La ministra de Ingresos Nacionales, Diane Lébouthillier, prometió llegar al fondo del asunto y hacer eventualmente públicas las conclusiones de la investigación.

Foto: La Presse canadienne / Adrian Wyld

Activos ocultos

La CBC y Radio-Canada publicaron múltiples reportajes sobre el papel desempeñado por la firma KPMG, una de las mayores empresas de contabilidad en Canadá, en la creación de un plan para ayudar a los multimillonarios a ocultar sus fortunas en la Isla de Man.

La trama permitía a los clientes adinerados evitar su obligación de pagar decenas de millones de dólares en impuestos en Canadá haciendo aparecer como si hubieran entregado sus fortunas a empresas fantasma anónimas en el extranjero, para luego recibir los ingresos de sus inversiones como regalos libres de impuestos.

En 2016, un alto ejecutivo de KPMG, Gregory Wiebe, declaró ante una comisión parlamentaria que esta estrategia de inversión había sido verificada externamente y que cumplía con las medidas y normas vigentes en ese momento.

Wiebe dijo que el acuerdo fiscal de la Isla de Man, que le reportó a la firma 1,6 millones de dólares en honorarios por la creación de 16 de esos planes, cumplía plenamente con todas las leyes fiscales aplicables vigentes en Canadá en 1999 y que dicho plan no se utiliza desde 2003.

Wiebe dijo que el endurecimiento de las normas de refugio fiscal del gobierno conservador, establecidas en 2013 y 2014, cambió dramáticamente el panorama. Dijo que su propia empresa ahora revisa cuidadosamente cualquier plan de ahorro de impuestos desde la perspectiva del riesgo para la reputación de la empresa y para asegurarse de que es una operación legal y cumple con las normas fiscales generales contra la evasión de pago de impuestos..

También en 2016, un alto funcionario de la Agencia Tributaria de Canadá dijo a los parlamentarios que las investigaciones en este asunto continuaban, pero no dijo si eran de naturaleza criminal o no.

Hemos tomado la posición de que la estructura específica de la Isla de Man no cumple con las normas. Sólo los tribunales pueden darnos una determinación final, y eso aún no ha sucedido, dijo Ted Gallivan, ahora un alto funcionario de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

Fuente: CBC / D. Leblanc

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares