1. Página de inicio
  2. Saber vivir
  3. Artes visuales

[Reportaje] Encuentros y recuerdos en proyecto artístico e intercultural para jubiladas

A Malú Encinas le encantan sus talleres de arte, particularmente después de “la soledad de la pandemia”. 

María Guadalupe Encinas, mieux connue sous le nom de Malú, est arrivée au Canada en 2007. Deux de ses filles, quatre petits-enfants et quatre arrière-petits-enfants vivent également dans ce pays. Malú dit que les ateliers artistiques l'aident à sortir de l'isolement, surtout après la pandémie.

María Guadalupe Encinas, mejor conocida como Malú, llegó a Canadá en 2007. Dos de sus hijas, cuatro nietos y cuatro bisnietos viven en este país también. Malú dice que los talleres de arte la ayudan a romper el aislamiento, sobre todo después de la pandemia.

Foto: Radio Canadá Internacional (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

A pesar de vivir relativamente cerca de dos de sus hijas, nietos y bisnietos, Malú Encinas cree que la pandemia creó en ella y en sus amigas un gran sentimiento de aislamiento. 

A esta mexicana, residente de Montreal desde hace 15 años, le gusta participar en los talleres artísticos organizados por el organismo PAAL y el Centro de Ancianos del barrio de Côte-des-Neiges. En ellos se encuentra con amigas, con sus sentimientos y con sus recuerdos.

Es mucho más que la pintura, es trabajar con nuestras emociones, también con lo que vivimos. Quizá no nos dimos cuenta de cómo nos afectó la soledad en la pandemia, estar encerrados todos esos meses. Ahorita volvernos a reunir y estar juntas todas nos llena. Al menos a mí, me llena mucho.
Una cita de Malú Encinas
Malú Encinas lors de l'atelier Des mots précieux sur le fil de nos souvenirs de l'organisme PAAL de Montréal.

Malú Encinas durante el taller Des mots précieux sur le fil de nos souvenirs del organismo de Montreal PAAL.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

El taller de artes plásticas llamado Palabras preciosas sobre el hilo de nuestros recuerdos (Des mots précieux sur le fil de nos souvenirs) al que participa Malú, es parte del objetivo central del organismo PAAL, es decir, la inclusión y la diversidad.

En tanto que mediadora intercultural trabajando con PAAL, Catherine Béraneck cree que el arte es el pretexto perfecto para crear intercambios en torno a temas que podrían ser delicados de abordar con estas ancianas con orígenes y vivencias tan diversos.

Los seres humanos, sin importar de donde vengamos, nos reconocemos. Las líneas de la vida son similares para todos. Las participantes a este taller eligen un momento de su vida y luego, con papel y acuarelas, plasman palabras e imágenes en pequeños cuadros que después cortamos para hacer guirnaldas que mostrarán la evolución de esos momentos vividos.
Una cita de Catherine Béraneck, mediadora intercultural de PAAL
Au plus fort de la pandémie, Angèle Ngapa (à gauche), travailleuse communautaire au Centre pour personnes âgées de Côte-des-Neiges, a joué un rôle important dans la vie de Malu (à droite) en lui livrant notamment de la nourriture. Au centre, Catherine Béraneck, artiste et médiatrice interculturelle pour PAAL.

Durante los momentos más crudos de la pandemia, Angèle Ngapa (izq.), trabajadora comunitaria en el Centro de Adultos Mayores de Côte-des-Neiges jugó un rol muy importante en la vida de Malú (der.) haciéndole llegar alimentos, entre otras cosas. Al centro, Catherine Béraneck, artista y mediadora intercultural de PAAL.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

El proyecto PAAL

Originalmente llamado Chilpayates, PAAL nació con el objetivo de compartir con familias de origen mexicano, la cultura, las tradiciones y el idioma español, cuenta Pilar Hernández, presidenta-directora general y cofundadora del organismo.

Pero con el tiempo, la necesidad de generar un acercamiento en el marco del mosaico intercultural de Montreal se fue haciendo palpable, replica por su parte Rafael Benítez, director artístico y cofundador de PAAL.

Abrirnos no sólo a la comunidad mexicana o latina, sino más bien irse conociendo y descubriendo mutuamente con todos los que somos Montreal. Sin perder de vista el aspecto artístico y de tradiciones del mundo, fuimos estructurándonos mejor y eso mismo fue dando más solidez, libertad e ideas para acercarnos a otras culturas en este diálogo a través del arte.
Una cita de Rafael Benítez
Rafael Benítez et Pilar Hernández, cofondateurs de PAAL-Partageons le monde, anciennement Chilpayates.

Rafael Benítez y Pilar Hernández, cofundadores del organismo PAAL-Partageons le monde, anteriormente llamado Chilpayates.

Foto: PAAL

Hoy, el PAAL propone talleres sobre interculturalidad e inclusión a lo largo y ancho de la ciudad de Montreal.

Actividades para niñas y niños en centros de la pequeña infancia y guarderías, también en escuelas y en centros comunitarios.

L'atelier des masques est l'un des programmes proposés par PAAL dans les écoles de Montréal.

El taller de máscaras es uno de los ofrecidos por PAAL en las escuelas de Montréal.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

De un tiempo a la fecha también se ofrecen los talleres para personas adultos mayores en edificios con viviendas a bajo coste de tres barrios de Montreal, explica Pilar Hernández.

La restauradora y conservadora de formación dice que la pandemia desafió al equipo de PAAL haciéndolos conscientes de dos cosas particularmente: las desigualdades y discriminación hacia las personas racializadas, y el aislamiento y la soledad de los adultos mayores.

Esas dos reflexiones [...] llevaron a la creación de dos nuevos servicios: IDÉ, talleres que promueven la inclusión en el lugar de trabajo, y Des mots précieux, talleres artísticos para valorar la trayectoria vital de las personas mayores que viven en viviendas de bajos ingresos y ayudarles a salir del aislamiento.
Una cita de Pilar Hernández
Helen Andren est une autre participante à l'atelier PAAL avec Catherine Béraneck. Ses dessins reflètent le retour d'un séjour dans son pays d'origine, les Philippines. Le soleil, les palmiers et l'océan font partie de moi, dit Helen. Ampliar imagen (nueva ventana)

Helen Andren es otra de las participantes en el taller de PAAL con Catherine Béraneck. Como viene regresando de unas vacaciones en su país de origen, Filipinas, sus dibujos lo reflejan. El sol, las palmeras y el océano son parte de mí, dice Helen.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Para Rafael Benítez es muy importante que todas las personas se sientan parte integral de la sociedad. Es la mejor manera de evitar lo que en francés llaman "le repli identitaire" un encierro o repliegue que nos desune.

El relacionarse solo con los que se parecen a ti puede ser potencialmente peligroso. Se van creando células o guetos en las sociedades y eventualmente llega a la exclusión y hasta puede haber violencia. Nosotros queremos lo contrario. No importa si tu identidad es turca, maorí o mexicana, ¡que haya respeto e intercambio! Nos podemos descubrir los unos a los otros a través del arte y las tradiciones.
Una cita de Rafael Benitez

Eso es el camino que ha ido llevando PAAL en los últimos 7 años.

Recordar es volver a vivir

Portrait de Malú Encinas. Ampliar imagen (nueva ventana)

Estas son artesanías creación de Malú Encinas, quien tiene un pequeño museo en su casa.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Para Malú Encinas, los talleres creativos le permiten relacionarse con otras personas, pero también traer a su presente momentos de su pasado.

Estudié para ser maestra, pero luego me casé, tuve hijos y ya no trabajé. Cuando mis hijos crecieron estudié para ser maestra de creación de artesanías y al poco tiempo comencé a dar clases. Sé bordar, tejer, hacer bordado de listón y la pintura siempre me ha gustado. Por eso, me siento bien cuando participo en estos talleres.
Una cita de Malú Encinas

Paloma Martínez Méndez

Titulares