1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Educación

[Reportaje] Preocupan nuevas disposiciones para estudiantes internacionales en Quebec

No se aplican inmediatamente, ni a todos los estudiantes, pero las nuevas medidas restringen el acceso a los permisos de trabajo y eventualmente también a la residencia permanente después de los estudios.

Algunos creen que la información es confusa y crea incertidumbre.

Andrés Raigoso a investi 3 ans et plus de 20 000 dollars dans ce projet pour venir étudier au Québec, alors les nouvelles mesures l'inquiètent.

Andrés Raigoso ha invertido 3 años y más de 20.000 dólares en este proyecto de venir a estudiar a Quebec, por eso, las nuevas medidas lo inquietan.

Foto: Radio Canadá Internacional (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

Fue en 2019 que Andrés Raigoso puso en marcha el proceso para venir a Quebec como estudiante internacional.

Con una licenciatura en administración de empresas, vino desde Colombia con su esposa Ginna Garzón e hijos con la esperanza de que al obtener el diploma en administración empresarial y comercial aquí podría solicitar un permiso de trabajo y posteriormente, aspirar a la residencia permanente.

Uno pone prácticamente toda la vida en una maleta. Meses antes de venir ya habíamos desbaratado la casa, regalado cosas, dejado nuestros trabajos para venir. Pensar en que tendríamos que regresar con las manos vacías hubiera sido muy duro. 
Una cita de Andrés Raigoso, estudiante internacional
Ginna Garzón et Andrés Raigoso avec leurs enfants devant le musée de l'environnement, la Biosphère de Montréal. Ampliar imagen (nueva ventana)

Ginna Garzón y Andrés Raigoso con sus hijos frente al museo del medio ambiente, la Biosphère de Montréal.

Foto: Cortesía familia Raigoso-Garzón

El anuncio hecho por el gobierno de Quebec y de Canadá el 7 de junio pasado no afecta directamente al caso de Andrés y su familia.

Recordemos que la medida se aplicará solamente a los estudiantes de ciertos colegios post secundarios no subvencionados por la provincia francófona y que comenzarán sus estudios en septiembre del 2023. 

La abogada en inmigración Fanny Cumplido (Nexus Services Juridiques) hace un llamado a no entrar en pánico, pero también a la prudencia y al análisis cuidadoso de las nuevas disposiciones para no resultar afectado.

Fanny Cumplido, avocate spécialisée en droit de l'immigration (Nexus Services Juridiques).

Fanny Cumplido de Nexus Services Juridiques.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Si usted viene a estudiar y sus estudios comienzan en septiembre de 2023, tiene que verificar antes de inscribirse si en el colegio hay programas subvencionados, y que no sea un colegio privado porque de serlo, no tendrá derecho al permiso de trabajo y como consecuencia, tampoco a la posibilidad de pedir la residencia permanente.
Una cita de Fanny Cumplido, abogada en inmigración en Nexus Services Juridiques

Para esta jurista, las nuevas disposiciones forman parte de otra aún más grande puesta en marcha el 19 mayo.

En esa ocasión el ministro de Inmigración de Quebec, Jean Boulet, explicó que a partir de septiembre de 2023, los extranjeros que estudien fuera de la zona metropolitana de Montreal en ciertos rubros verán reducidos sus derechos de matrícula al mismo importe que el cobrado a los estudiantes locales.

En vez de pagar 10 000 o 15 1000 dólares, el año de estudios costará 3000, pero también vemos hacia dónde está perfilándose el Gobierno de Quebec, es decir los estudiantes internacionales deben cursar sus estudios fuera de Montreal y en disciplinas en las que falte personal como la salud, cuidado de niños y de ancianos, agricultura, ganadería, en servicios.
Una cita de Fanny Cumplido, abogada en inmigración

No solo los estudiantes pierden

Grecia Gutiérrez es consejera de orientación para estudiantes internacionales en la Alianza de Comercios Mexicanos de Montreal (ACOMM) y constata que sus asesorados están preocupados por los cambios abruptos en las leyes y disposiciones.

Sin embargo, ella también expresa inquietud también con respecto al trabajo que la ACOMM hace como puente entre los colegios y los estudiantes

Grecia Gutiérrez, conseillère auprès des étudiants internationaux, voit ces élèves inquiets des changements brusques des lois et règlements qui leur sont applicables.

Grecia Gutiérrez de la Alianza de Comercios Mexicanos de Montreal (ACOMM).

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Su organismo, que comenzó ofreciendo ayuda a pequeños empresarios, hoy se ha expandido y brinda apoyo a familias inmigrantes y a estudiantes internacionales a través de un banco de alimentos, un café comunitario, cursos de francés y de iniciación al empresariado, entre otras actividades.

De hecho, uno de los programas de la ACOMM consiste en asesorar a estudiantes internacionales durante su proceso para llegar a Quebec. Por hacer este acompañamiento, siendo una organización sin ánimo de lucro, la alianza recibe compensación financiera de parte de los colegios y con esta entrada de dinero financia otros programas internos.

Dos de esos colegios están en la lista de aquellos que no podrán ser considerados para estudiantes internacionales queriendo inmigrar, dice Grecia Gutiérrez.

Si nos cortan esos ingresos tendremos dificultad para cubrir nuestros gastos fijos. El banco de alimentos o el café comunitario no funcionan por sí solos, es el conjunto de nuestros proyectos que nos permite seguir existiendo como organismo. Además, veo las caras tristes de los estudiantes cuando les explico los cambios que ha habido en los últimos años.
Una cita de Grecia Gutiérrez, asesora en inmigración y empresaria
Famille Raigoso-Garzón.Ampliar imagen (nueva ventana)

Familia Raigoso Garzón.

Foto: Cortesía

Mientras tanto, Andrés Raigoso deplora que las leyes cambien tan repentinamente. El estudiante colombiano recuerda que un mes antes de su viaje, Quebec hizo un cambio en lo que respecta al tiempo obligatorio de experiencia de trabajo en su territorio para obtener el derecho a presentar una solicitud de residencia.

¡De repente ya no era un año, sino eran dos! Si las leyes cambian una y otra vez es complicado porque uno como estudiante y como padre de familia vive en ese limbo con un pie aquí, con un pie allá, sin saber si va a cambiar la ley para bien o para mal o si vamos a lograr instalarnos aquí y alcazar nuestros sueños.
Una cita de Andrés Reigoso, estudiante internacional

Si todo sale bien, Andrés y su familia obtendrían su residencia permanente en 2025 o 2026, pero de aquí a entonces, nada está asegurado.


Paloma Martínez Méndez

Titulares