1. Página de inicio
  2. Economía

En 5 años los pagos hipotecarios podrían ser un 30% más altos en Canadá

Un cartel que anuncia una casa vendida.

Los precios de las viviendas aumentaron un promedio del 50% durante la pandemia, ya que las bajas tasas hipotecarias en ese momento permitieron a los compradores acceder a préstamos mayores.

Foto: Autre banques d'images / Guy R. Leblanc

RCI

Los altos precios de la vivienda y la carga de la deuda hipotecaria son una vulnerabilidad importante para la economía de Canadá, dijo este 9 de junio el Banco Central de Canadá, advirtiendo a los canadienses que compraron una vivienda durante la pandemia que el impacto de las tasas hipotecarias, incluso ligeramente más altas, podría ser dramático.

En su Revisión del Sistema Financiero, el Banco Central dijo que, aunque el sistema financiero del país es fuerte y ha resistido bien la pandemia, la economía sigue siendo vulnerable debido a los elevados niveles de endeudamiento vinculados al cada vez más caro mercado inmobiliario del país.

Aunque el hogar promedio está en mejor forma financiera, más canadienses se han endeudado para comprar una casa durante la pandemia, dijo este jueves el gobernador del Banco Central de Canadá, Tiff Macklem. Y estos hogares están más expuestos a tasas de interés más elevadas y a la posibilidad de que los precios de la vivienda bajen.

La institución financiera canadiense dijo que la evaluación de los riesgos relacionados con los altos niveles de deuda de los hogares se ha vuelto más compleja, pero en general la vulnerabilidad ha aumentado.

Aproximadamente dos de cada tres canadienses son propietarios de viviendas, y cerca de la mitad de ellos son dueños completos de sus casas, mientras que el resto tiene que seguir pagando algún tipo de deuda hipotecaria.

El aumento de las tasas de interés ralentiza el mercado de la vivienda

Los precios de las viviendas aumentaron un promedio del 50% durante la pandemia, ya que las bajas tasas hipotecarias en ese momento permitieron a los compradores acceder a préstamos mayores, manteniendo los pagos de la deuda relativamente asequibles.

Después de reducir su tasa de interés de referencia al principio de la pandemia, en marzo de 2022 el Banco Central de Canadá empezó a subir su tasa de préstamo de referencia de un 0,25% a principios de año hasta el 1,5% actual. El impacto en el mercado de la vivienda ha sido casi inmediato, ocasionando una ralentización del volumen de ventas, así como un aumento más lento de los precios medios de venta.

Dada la insostenible fuerza de la actividad inmobiliaria, la moderación en materia de vivienda sería saludable, dijo Macklem. Pero el elevado endeudamiento de los hogares y los elevados precios de la vivienda son puntos vulnerables.

Tiff Macklem habla a la prensa.

El gobernador del Banco de Canadá, Tiff Macklem, dijo que más canadienses se han endeudado comprando una casa durante la pandemia.

Foto: Radio-Canada

Como parte de su análisis de la resistencia del sistema financiero ante diversas perturbaciones, el Banco de Canadá examinó cuáles podrían ser los impactos de tasas más altas y precios de venta de vivienda más bajos.

Con este propósito, el banco hizo números sobre lo que podría ocurrir con las hipotecas de los propietarios recientes de viviendas cuando sus préstamos hipotecarios tengan que ser renovados dentro de cinco años.

El banco parte de la base de que para los años 2025 y 2026 los préstamos hipotecarios a tasa variable costarán un 4,4% en cinco años, mientras que los préstamos a tasa fija serán ligeramente superiores, situándose en un 4,5%. Ambos escenarios son aproximadamente dos puntos porcentuales más altos que la situación actual en el mercado.

Los costos de las hipotecas podrían subir un 30%

En ese escenario, los 1,4 millones de canadienses que se endeudaron con una hipoteca entre 2020 y 2021 verán aumentar su costo mensual promedio en 420 dólares, es decir, un 30% más al momento de renovar el préstamo hipotecario.

El impacto para los que contrajeron préstamos a tasa fijo sería ligeramente menor, ya que verían sus pagos pasar de 1.260 dólares en promedio a 1.560 dólares al mes, lo que supone un aumento del 24%.

Aquellas personas que contrajeron préstamos hipotecarios a tasa variable se encuentran en una posición aún más vulnerable, según el ejercicio de reflexión del banco, ya que sus pagos mensuales típicos pasarán de 1.650 dólares al mes en la actualidad a 2.370 cuando tengan que renovar sus préstamos hipotecarios. Eso representa un aumento del 44%.

Si los miembros de los hogares altamente endeudados pierden su empleo, probablemente tendrían que reducir fuertemente sus gastos para seguir pagando su hipoteca, dijo Macklem.

Esperamos que eso no ocurra, pero es una vulnerabilidad que hay que vigilar de cerca y gestionar con cuidado, dijo el gobernador del Banco Central de Canadá, Tiff Macklem.

Fuente: CBC / L. Bird

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares