1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Minorías culturales

Sindicato de policías de Calgary ordena a regañadientes retiro de polémica insignia

Insignia en blanco y negro cruzada por una línea azul.

Se prohibió a los policías de Calgary en servicio llevar la insignia de la hoja de arce cruzada por una delgada línea azul por su asociación a los movimientos nacionalistas blancos.

Foto: Fournie par Amazon

RCI

La Asociación de la Policía de Calgary ordenó a regañadientes a sus miembros que retiren de sus uniformes las insignias con la línea azul, a tiempo de declarar victoria en otras áreas de negociación con la comisión policial.

La Comisión de la Policía de Calgary dijo inicialmente a los policías que retiren esas insignias de sus uniformes a partir del 31 de marzo. Pero el sindicato que representa a más de 2.000 policías se opuso, distribuyendo insignias y prendedores, además de emitir una directiva en desafío a la orden.

El difusor público canadiense CBC obtuvo una copia de un correo electrónico enviado a los policías por el presidente de la asociación, Johnny Orr, en el que rescinde la recomendación del sindicato de llevar el controvertido símbolo después de varias asambleas públicas y en consulta con los abogados.

Recomendamos a regañadientes que se retiren los parches TBL [acrónimo en inglés de ‘delgada línea azul'] y se cumpla la orden [de la comisión], escribió Orr.

Aunque sabemos que retirar esa insignia es algo difícil de aceptar, creemos que ustedes han conseguido varias 'victorias', decía el mensaje.

Uso de la insignia en uniformes de gala

Esas victorias incluyen la posibilidad de mantener esas insignias en los uniformes de gala para mostrar el recuerdo de los caídos en esas ocasiones. Es un reconocimiento, dice Orr, de que esa insignia no es un símbolo de odio.

Seremos el primer servicio policial importante en el país en hacerlo y, a su vez, marcaríamos el camino para que todos los servicios policiales del país sigan el ejemplo.
Una cita de Johnny Orr, presidente de la asociación de policías de Calgary.
Edificio de la Policía de Calgary, en la provincia de Alberta.

Edificio de la Policía de Calgary, en la provincia de Alberta.

Foto: Radio-Canada / Justin Pennell

La asociación policial afirma que, aunque sigue estando vehementemente en desacuerdo con la decisión de la comisión en relación con la insignia, el periodo de gracia para imponer su cumplimiento se está agotando.

Creemos firmemente que si continuamos desafiando abiertamente la orden, se impondrán medidas disciplinarias, dijo Orr, quien explicó que es probable que las medidas disciplinarias den lugar a suspensiones y otras dificultades y podrían afectar a las patrullas policiales.

Poner en riesgo la seguridad de los calgarenses es algo que ninguno de nosotros está dispuesto a hacer, escribió el presidente de la asociación.

El símbolo tiene vínculos con los movimientos nacionalistas blancos

Para muchos policías, la insignia con la bandera canadiense cruzada horizontalmente por una delgada línea azul representa una forma de honrar a los agentes que murieron en el cumplimiento del deber. Es un símbolo especialmente conmovedor en Calgary tras la muerte en 2020 del sargento Andrew Harnett.

Sin embargo, durante el proceso de consulta llevado a cabo el año pasado, la comisión descubrió que esa insignia evoca sentimientos profundos y negativos en algunos miembros de la comunidad, ya que es una insignia vinculada a movimientos nacionalistas blancos y fue utilizada en protestas contra el movimiento Black Lives Matter, las vidas negras importan, que denunciaban la violencia policial contra la población negra.

Pero la orden emitida en marzo por la comisión significó algo más que el retiro de una insignia, ya que llevó las tensiones a un punto máximo entre la comisión y el servicio de policía.

En su carta a los miembros, Orr dijo que el sindicato de policías sentía fuertemente que la interferencia política de la comisión estaba jugando un papel en el movimiento anti-policial.

Unos pocos miembros de la comisión estaban diseminando regularmente retórica antipolicía y desinformación en las redes sociales, dijo Orr sobre algunos miembros de la comisión.

Un manifestante sostiene un cartel de Black Lives Matter detrás del primer ministro Justin Trudeau.

Un manifestante sostiene un cartel de Black Lives Matter detrás del primer ministro Justin Trudeau en una manifestación contra el racismo en Ottawa, el 5 de junio de 2020. La insignia de la línea azul fue usada contra este movimiento de la población negra que rechaza la violencia de la policía.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

Preocupación ante miembros de la comisión que "calumnian a la policía"

Otro de los puntos ganados en las negociaciones, desde la perspectiva de la asociación policial, es el desarrollo en curso de una política de medios sociales y un código de conducta para los miembros de la comisión, de modo que los infractores de las normas puedan rendir cuentas si alguien calumnia a nuestros miembros o a la profesión policial en el futuro.

Las reuniones llevadas a cabo entre el Servicio de Policía de Calgary (CPS por sus siglas en inglés), la asociación de policías, el ejecutivo, la comisión y la asociación de oficiales superiores fueron productivas, según Orr, y la comisión está dispuesta a continuar el diálogo para reparar la relación.

El concejal Gian-Carlo Carra fue uno de los miembros de la comisión que se manifestó vigorosamente en contra de la insignia con la línea azul, calificándola de conocido símbolo de odio, sugiriendo que los miembros que desafiaron la orden de la comisión creen tener derechos que no les corresponden.

El concejal de la ciudad de Calgary, Gian-Carlo Carra.

El concejal de la ciudad de Calgary, Gian-Carlo Carra, denunció la insignia como un símbolo de odio.

Foto: Radio-Canada / Justin Pennell

Orr dijo que durante el proceso de consulta de las últimas seis semanas quedó en claro que la comisión se mantenía firme en su decisión de retirar esa insignia de los uniformes diarios de los policías. Era algo innegociable desde su punto de vista, dijo Orr.

Sin embargo, Orr animó a los agentes de civil a seguir llevando el broche con la línea azul delgada, proporcionado por el sindicato.

Orr afirma que la asociación seguirá trabajando con el jefe de policía y la comisión sobre los detalles sobre el uso de esas polémicas insignias en los uniformes de gala, como el lugar donde deben ser colocadas, así como su tamaño.

Shawn Cornett, presidente de la Comisión de la Policía de Calgary, dijo en una conferencia de prensa el 25 de mayo que la directiva de la comisión de que los agentes de servicio deben retirar de su uniforme esa insignia se mantiene vigente.

Hay otras consideraciones que podemos discutir después, pero en este momento nuestra preocupación es que los miembros de la comunidad que interactúan con miembros en servicio y otros miembros del servicio de policía, no estén en una posición en la que se sienten incómodos, dijo Cornett. Esa es la razón subyacente de nuestra decisión, añadió.

En una declaración al difusor público canadiense CBC, Cornett dijo que la decisión de la comisión sobre la insignia no era en modo alguno una expresión de falta de confianza en los miembros del Servicio de Policía de Calgary, y que no ponía en duda que los policías llevaban puesto ese símbolo con buenas intenciones.

En la misma rueda de prensa, el jefe de la policía de Calgary, Mark Neufeld, dijo que el servicio había esperado llegar a un punto de conformidad voluntaria con respecto al retiro de la insignia y que estaba satisfecho con los avances logrados en las últimas dos semanas de conversaciones.

Aunque la ciudad de Calgary financia el Servicio de Policía de Calgary, la comisión es el organismo encargado de supervisar el trabajo de ese servicio.

La comisión da instrucciones al servicio a través del jefe de policía, que es nombrado por la comisión y es responsable del funcionamiento diario de esa institución.

Fuente: CBC / M. Grant

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares